domingo, 31 de agosto de 2014

Federico Guillermo IV de Prusia - El Palacio de Charlottenhof

Federico Guillermo IV de Prusia 

(15 de octubre de 1795 – 2 de enero de 1861), hijo mayor y sucesor de Federico Guillermo III, rey de Prusia de 1840 a 1861.

Continuó la política reaccionaria empezada por su padre. Durante las revoluciones de 1848, y a pesar de una serie de concesiones que realizó en un primer momento al movimiento revolucionario, cuando el parlamento de Fráncfort le ofreció la corona imperial de Alemania, la rechazó, desbaratando los proyectos liberales para una monarquía federal y parlamentaria y abriendo paso a la reacción conservadora, cuyo símbolo sería la política iniciada por Otto von Bismarck.

Federico Guillermo IV de Prusia
En los años siguientes, su capacidad mental se volvió inestable: en 1858 su hermano, el príncipe Guillermo, comenzó a gobernar como regente. Federico Guillermo murió en 1861 sin haber dejado descendencia, por lo que su hermano le sucedió en el trono.

Isabel Luisa de Baviera 

(Múnich, 13 de noviembre de 1801 - Dresde, 14 de diciembre de 1873) era hija de Maximiliano I de Baviera y de su segunda esposa, Carolina de Baden. Era hermana gemela de Amalia de Baviera, reina de Sajonia.

Se casó en Berlín el 29 de noviembre de 1823 con el futuro rey Federico Guillermo IV de Prusia, con el que compartía intereses intelectuales, como las artes gráficas. En 1830 Isabel se convirtió al protestantismo.

Isabel Luisa de Baviera
Llegó a ser reina consorte de Prusia en 1840. Nunca se interesó por los asuntos políticos de Prusia, salvo en su actitud por preservar la amistad entre Prusia y el Imperio austríaco. Fue madrina de la futura emperatriz Isabel de Austria.

Fue una ejemplar esposa para Federico Guillermo, y durante su larga enfermedad, una dedicada enfermera. Cuando enviudó en enero de 1861, Isabel vivió tranquilamente entre el Palacio de Sanssouci, el Palacio de Charlottenburg y el Castillo de Stolzenfels, dedicándose a obras de caridad en memoria de su marido. Su cuñado, el emperador Guillermo I, siempre la apreció, considerándola una buena amiga.

Murió durante una visita a su hermana, la reina Amalia de Sajonia. Fue enterrada junto a su marido en la Friedenskirche de Potsdam.

 El Palacio de Charlottenhof 

(En alemán Schloss Charlottenhof) es un edificio creación del arquitecto alemán Friedrich Schinkel. Su construcción fue terminada en 1826. Se encuentra al suroeste del palacio de Sanssouci, en el parque de Sanssouci en Potsdam (Alemania). Es famosa sobre todo como la residencia de verano del Kronprinz («Príncipe coronado») Federico Guillermo (más tarde rey Federico Guillermo IV de Prusia). Hoy lo conserva la Stiftung Preußische Schlösser und Gärten Berlin-Brandenburg («Fundación de Palacios y Jardines Prusianos de Berlín y Brandenburgo»).

El palacio de Charlottenhof fue designado como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1990 como parte del conjunto denominado Palacios y parques de Potsdam.

Karl Friedrich Schinkel

El Kronprinz (en español Príncipe heredero Guillermo) encargó al arquitecto Karl Friedrich Schinkel la remodelación de una granja ya preexistente y el proyecto fue completado a bajo costo entre 1826 y 1829. Al final, Schinkel, con la ayuda de su estudiante Ludwig Persius, construyó un palacete neoclásico sobre los cimientos de la antigua granja a imagen de las antiguas villas romanas.


Palacio de Charlottenhof, Potsdam.
Con los diseños que él mismo creó el Kronprinz, que tenía inclinaciones artísticas, participó en el proceso de planeamiento del palacio y el parque que lo rodeaba. Se refería a su residencia de verano como «Siam», que en aquella época era considerada «la Tierra de los Hombres libres», y a sí mismo, en broma, como el «arquitecto de la casa de Siam».
Oficialmente, el palacio y el parque fueron llamados Charlottenhof en honor de María Charlotte von Gentzkow quien había sido la propietaria desde 1790 hasta 1794. El diseño interior de las diez habitaciones está aún en gran medida intacto. Los muebles, en su mayor parte diseño del propio Schinkel, destacan por su estilo simple y culto.

Vidriera en el tragaluz de la puerta de entrada del palacio
de Charlottenhof en Potsdam.
La habitación más notable del palacio es la habitación de la tienda, amueblada como si fuera la tienda de un césar romano. Tanto el techo como las paredes están decoradas con papel pintado a franjas azules y blancas y siguen el diseño los cortinajes y la ropa de cama. La habitación se usó como dormitorio para acompañantes e invitados. El tema de azul y blanco sigue en las contraventanas exteriores del palacio, parecer ser, en deferencia a la herencia bávara de la Kronprinzessin Isabel. Entre 1835 y 1840 el explorador y viajero mundial Alexander von Humboldt fue invitado y permaneció en esta habitación durante los meses de verano. 


sábado, 30 de agosto de 2014

Federico Guillermo II - Federico Guillermo III

Federico Guillermo II 

(En alemán: Friedrich Wilhelm II; Berlín, 25 de septiembre de 1744 – Potsdam, 16 de noviembre de 1797), cuarto rey de Prusia, habiendo reinado desde 1786 hasta su muerte.

Federico Guillermo II, Kaiser de Prusia. 1744-1797
Federico Guillermo era el hijo del príncipe Augusto Guillermo y de la duquesa Luisa Amalia. Nació en Berlín y se convirtió en heredero del trono al Reino de Prusia cuando murió su padre, en 1758, pues el hermano de éste, Federico II el Grande, quien era el Rey de Prusia, no tuvo hijos. Fue un joven de carácter fácil y amante de los placeres.
Reinado

El recelo resultó justificado por el ulterior desarrollo de los acontecimientos. El ascenso de Federico Guillermo al trono (17 de agosto de 1786) estuvo, en verdad, seguido por una serie de medidas destinadas a aligerar las cargas del pueblo, reformando el opresivo sistema francés de recolección de impuestos introducido por Federico el Grande e incentivando el comercio con la disminución de los derechos de aduana y la construcción de caminos y canales. Esto dio al nuevo rey popularidad entre las masas, mientras las clases educadas miraban complacidas la eliminación de las restricciones impuestas por Federico Guillermo sobre la lengua alemana, por la admisión de escritores alemanes a la Academia Prusiana, y por el impulso dado a las escuelas y universidades.

Su matrimonio con Isabel Cristina, hija de Carlos I de Brunswick-Wolfenbüttel, celebrado el 14 de junio de 1765 en Charlottenburg, fue disuelto en 1769. Posteriormente se casó con Federica Luisa, hija de Luis IX, el 14 de julio de 1769, también en Charlottenburg. Aunque tuvo con su esposa numerosa familia, su amante, Guillermina Enke -posteriormente condesa de Lichtenau- ejerció una poderosa influencia sobre él.

Federico Guillermo fue un hombre bien parecido, dotado de un brillante intelecto y devoto patrón de las artes (Beethoven y Mozart gozaron de sus favores, y su orquesta privada se hizo famosa en Europa).
Además de sus relaciones con su amante con título de nobleza, la condesa de Lichtenau, el rey -quien era francamente polígamo- contrajo dos matrimonios morganáticos: con Julie von Voss y con Sophie von Dönhoff
Cuando murió Federico Guillermo el 16 de noviembre de 1797, dejó el Estado en bancarrota y confusión, el ejército descaecido y la monarquía desacreditada. Fue sucedido por su hijo Federico Guillermo III.

Isabel Cristina Ulrica de Brunswick-Wolfenbüttel (Wolfenbüttel 8 noviembre 1746 - 18 febrero 1840 Szczecin), fue la primera esposa del príncipe Federico Guillermo, su primo y futuro rey Federico Guillermo II de Prusia.

Fue seleccionada por su tío, el rey sin hijos, que la consideraba particularmente ingeniosa y hermosa, como una esposa adecuada para el heredero del trono de Prusia, para poder alejar a su sobrino de una vida relajada y libertina. El 14 de julio de 1765, Isabel Cristina se casó con el príncipe heredero Federico Guillermo, en la finca de la familia Castillo Salzdahlum.



Pronto se hizo evidente que la pareja no estaban contentos entre sí. El rey Federico había esperado que el matrimonio diera lugar a la producción de un heredero, pero en cambio se dio cuenta de que Federico Guillermo descuidaba a su esposa y le era infiel día a día. La preferencia del príncipe de la corona por las actrices y bailarinas francesas era ampliamente conocido. Cuando su primer hijo resultó ser una niña, su relación se deterioró. Herida por el abandono y la infidelidad de su marido, Isabel Cristina buscó y encontró consuelo en los jóvenes músicos y oficiales de la Guardia de Potsdam, lo que condujo a un escándalo a finales de enero de 1769 cuando se quedó embarazada.

Planeando escapar con su amante Pedro a Italia, fue traicionada. Isabel Cristina ahora terminó su embarazo con medicamentos. El divorcio se llevó a cabo en abril, en cuestión de días, pero la princesa conservó su título. Para excluir cualquier pretensión al trono del hijo ilegítimo, el príncipe heredero presionó, de acuerdo con sus tíos, el divorcio, que, finalmente, el rey y la corte de Brunswick tuvieron que conceder. En dos días partió para Küstrin. Federico el Grande, que no tenía hijos, obligó a su sobrino, tres meses después del divorcio, volver a casarse. El músico Pedro fue detenido y llevado a Magdeburgo, donde fue presuntamente decapitado.

Prisión y vida posterior

Mientras tanto Isabel Cristina fue puesta bajo arresto domiciliario (como prisionera de estado) en el Castillo de Szczecin, bajo la supervisión de un familiar y con pocos asistentes.

Isabel Cristina murió a la edad de 93 años, después de haber sobrevivido a todos sus hermanos y hermanas.

Federica Luisa de Hesse-Darmstadt (Prenzlau, 16 de octubre de 1751 - Berlín, 25 de febrero de 1805) fue hija del Landgrave Luis IX de Hesse-Darmstadt y de la Condesa Enriqueta Carolina del Palatinado-Zweibrücken.



Se casó con Federico Guillermo II de Prusia el 14 de julio de 1769, inmediatamente después de su divorcio con Isabel Cristina Ulrica de Brunswick-Wolfenbüttel.

Aunque el Rey era abiertamente polígamo y tuviera numerosas amantes, tuvieron 7 hijos.

Wilhelmine von Lichtenau, nacida Wilhelmine Enke (Potsdam, 29 de diciembre de 1753 – Berlín, 9 de junio de 1820) fue la amante oficial del rey Federico Guillermo II de Prusia de 1769 a 1797, el rey la recompensó con un título nobiliario.1 Se considera que fue políticamente activa e influyente en la política de Prusia durante el reinado de Ferderico.


Wilhelmine von Lichtenau, retrato de Anna Dorothea Therbusch
Histórico  

El atraso histórico de Alemania; el “luteranismo” como renacimiento alemán, de ahí que el pensamiento no está separado de la religión y así la misma filosofía es muy especulativa, muy metafísica. Newton mismo no encontrará adeptos en Alemania hasta después de 1745.

Todo esto implica que la ilustración alemana sea más dispersa y débil que la francesa y la inglesa.La guerra de los treinta años, el tratado de Westfalia (1648) y el estado de Prusia. Militarismo e ilustración.

La figura de Federico Guillermo II, filósofo y káiser a la vez, como a él mismo le gustaba presentarse, es crucial en el desarrollo e impulso –La Academia de Ciencias de Berlín- de la cultura y la filosofía alemanas. Esta figura representa bien a la voluntad individual al servicio de la humanidad. La voluntad de poder –en la futura visión de Nietzsche- moviendo la historia hacia el progreso.

1724-1804. Kant: la originalidad alemana:
ilustración y pre-romanticismo.
Federico Guillermo III 

(En alemán: Friedrich Wilhelm III; Potsdam, 3 de agosto de 1770 – Berlín, 7 de junio de 1840) fue rey de Prusia de 1797 a 1840.

Accedió al trono el 16 de noviembre de 1797, e inmediatamente dio muestras de sus buenas intenciones reduciendo el gasto de la corona, despidiendo a los ministros de su padre y reformando los abusos más opresivos del último reinado.


Al principio, tanto él como sus consejeros intentaron mantener una política de neutralidad en las Guerras Napoleónicas, y de hecho, consiguieron mantenerse al margen de la Tercera Coalición en 1805. A pesar de ello, entró en guerra contra el Imperio Francés en octubre de 1806. El 14 de octubre, en la Batalla de Jena-Auerstädt, los franceses vencieron al ejército prusiano liderado por Federico Guillermo, y la familia real tuvo que huir a la Prusia Oriental, donde fueron acogidos por el Emperador Alejandro I de Rusia (quien, según rumores de la época, se había enamorado de la Reina Luisa).

En el Congreso de Viena, los ministros de Federico Guillermo consiguieron asegurar importantes incrementos territoriales para Prusia, aunque fracasaron en obtener la anexión de toda la Sajonia como hubieran deseado. Tras la guerra, Federico Guillermo inició la reacción política, abandonando las promesas hechas en 1813 de hacer una constitución para Prusia.

Luisa de Mecklemburgo-Strelitz, esposa de Federico Guillermo III.
El 4 de diciembre de 1793, Federico Guillermo se casó con Luisa de Mecklemburgo-Strelitz, duquesa famosa por su belleza.
Tuvieron nueve hijos.

jueves, 28 de agosto de 2014

Potsdam - Johann Gottfried Büring

Potsdam

Potsdam (52°24′N 13°4′E) es una ciudad alemana, capital del estado federado de Brandeburgo, ubicada en las inmediaciones de Berlín, junto al río Havel. Es célebre por el palacio de Sanssouci.

Palacio de Sanssouci, el símbolo de la ciudad.
Vista de la fachada del palacio de Sansoucci.
Cuenta con un importante observatorio astronómico (Observatorio Astronómico de Potsdam o Astrophysikalisches Institut Potsdam), dedicado al estudio de la actividad solar y astrofísica. La Universidad de Potsdam se encuentra en Potsdam.

La ciudad fue residencia de la familia real prusiana. Los majestuosos edificios de las residencias reales se construyeron principalmente durante el reinado de Federico el Grande. Uno de estos es el Palacio de Sanssouci (en francés: «sin preocupaciones», por Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff, 1744), famoso por sus jardines formales e interiores rococó. Otras residencias reales son el Palacio Nuevo y la Orangerie.

Historic view of the city with the Garrison Church, Stadtschloss and St. Nicholas' Church in 1871
Berlín fue la capital oficial de Prusia y más tarde del Imperio alemán, pero la corte permaneció en Potsdam, donde se asentaron muchos funcionarios gubernamentales. En 1914, el emperador Guillermo II firmó la Declaración de Guerra en el Neues Palais. En 1918, al final de la Primera Guerra Mundial, la ciudad perdió su estatus de «segunda capital» de Alemania cuando Guillermo II abdicó.

Palacio de Sanssouci, el símbolo de la ciudad.

Al comienzo del Tercer Reich en 1933 se dieron la mano de una manera ceremonial entre el Presidente Paul von Hindenburg y el nuevo Canciller Adolf Hitler el 21 de marzo de 1933 en la Garnisonkirche (Iglesia de la Guarnición) de Potsdam. Esto simbolizó la coalición entre los militares (Reichswehr) y el nazismo. En abril de 1945, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad fue bombardeada por la Royal Air Force, que destruyó la mayor parte de su centro histórico, quedando Potsdam seriamente dañada.

Voltaire en la residencia de Federico II en Potsdam.
Vista parcial de un grabado de Pierre Charles Baquoy, copiando a N. A. Monsiau.

Del 17 de julio al 2 de agosto de 1945, se celebró la Conferencia de Potsdam en el Palacio Cecilienhof de la ciudad. Los victoriosos líderes aliados Harry S. Truman, Winston Churchill y su sucesor Clement Attlee, así como Stalin, se reunieron para decidir el futuro de Alemania y la Europa de posguerra en general. Estados Unidos y la URSS tuvieron notables enfrentamientos por el control de Berlín. Por esto se dividió la capital alemana en cuatro sectores. La conferencia acabó con el Acuerdo de Potsdam y la Declaración de Potsdam.

El gobierno de Alemania del Este (formalmente conocida como la República Democrática Alemana, en alemán Deutsche Demokratische Republik, DDR) intentó eliminar los símbolos del militarismo prusiano. Muchos edificios históricos, algunos de ellos gravemente dañados por la guerra, fueron demolidos.

Potsdam, al suroeste de Berlín, quedó justo afuera de Berlín Occidental después de la construcción del Muro de Berlín. La elevación del muro no sólo aisló a Potsdam respecto a Berlín Occidental, sino que también dobló el tiempo que se tardaba en llegar a Berlín Oriental. El puente Glienicke sobre el Havel conectaba la ciudad con Berlín Occidental y fue el escenario de algunos intercambios de espías durante la Guerra Fría.

Lago de Templin al sur de Potsdam.
En 1990, con la reunificación alemana, Potsdam se convierte en capital del Estado de Brandeburgo. Hay muchas ideas y esfuerzos para reconstruir la apariencia original de la ciudad.


Lugares de interés

En la cultura y arquitectura de la ciudad aún se aprecia que Potsdam fue históricamente un centro receptor de inmigrantes de otros lugares de Europa. La atracción más popular en Potsdam es el parque de Sanssouci, a 2 km al oeste del centro de la ciudad. En 1744 el rey Federico el Grande ordenó construir una residencia aquí, donde podía vivir sans souci («sin preocupaciones», en el francés que se hablaba en la corte). El parque alberga muchos edificios magníficos:

  1. El Palacio de Sanssouci, un palacio relativamente modesto de la familia imperial de Prusia y Alemania.
  2. El Palacio de la Orangerie, anterior palacio para invitados reales extranjeros.
  3. El Nuevo Palacio de Potsdam, construido entre 1763 y 1769 para celebrar el fin de la Guerra de los Siete Años, en la que Prusia acabó con la dominación austriaca de siglos sobre los asuntos alemanes. Es mucho mayor que el de Sanssouci, con más de 200 habitaciones y 400 estatuas como decoración. Sirvió como casa de invitados para numerosos visitantes reales.
  4. El Palacio de Charlottenhof, un palacio neoclásico de Karl Friedrich Schinkel construido en 1826.
  5. Las Termas romanas, construidas por Karl Friedrich Schinkel y Ludwig Persius en 1829-1840. Es un complejo de edificios que incluyen un pabellón de té, una villa de estilo renacentista y una terma de estilo romano (del que toma su nombre la totalidad del complejo).
  6. La Casa de té china, un pabellón del siglo XVIII construido en estilo chino, a la moda de la época.
La Puerta de Fortuna y la iglesia de San Nicolás en el Antiguo Mercado.
La Plaza del Antiguo Mercado es el centro histórico de Potsdam. Durante tres siglos fue el lugar donde se alzó el Palacio de la Ciudad (Stadtschloß), un palacio real construido en 1662. Bajo Federico el Grande, el palacio se convirtió en residencia de invierno de los reyes prusianos. El palacio quedó seriamente dañado durante el bombardeo de 1945, y las autoridades comunistas lo demolieron en 1961. En 2002 la Puerta de Fortuna fue reconstruida en su posición histórica original, que marca el primer paso en la reconstrucción del palacio. La Plaza del Antiguo Mercado está dominada hoy por la cúpula de la Iglesia de San Nicolás, edificada en 1837 en estilo clásico. Fue la última obra de Karl Friedrich Schinkel, quien diseñó el edificio pero no vivió para verlo acabado. Lo terminaron sus discípulos Friedrich August Stüler y Ludwig Persius. La parte oriental de la Plaza del Mercado está dominada por el Antiguo Ayuntamiento, erigido en 1755 por el arquitecto holandés Jan Bouman (1706-1776). Tiene una característica torre circular, coronada con un Atlas dorado que sostiene el mundo sobre sus hombros.


La Plaza del Antiguo Mercado

Al norte de la Plaza del Antiguo Mercado se hallan la Iglesia Francesa oval, erigida hacia 1750 por Boumann para la comunidad hugonote, y la Puerta de Brandeburgo (construida en 1770, y que no debe confundirse con la Puerta de Brandeburgo de Berlín).

La Puerta de Brandeburgo de Potsdam.
Otro monumento de Potsdam es el Barrio Holandés, un conjunto de edificios que es único en Europa, con alrededor de 150 casas edificadas con ladrillos rojo al estilo holandés. Se construyó entre 1734 y 1742 bajo la dirección de Jan Bouman para los artesanos holandeses que habían sido invitados a establecerse aquí por el rey Federico Guillermo I. Hoy, esta zona es uno de los vecindarios más visitados de Potsdam.

El Barrio Holandés
Al norte del centro de la ciudad está la colonia rusa de Alexandrowka, un pequeño enclave de arquitectura rusa (incluyendo una capilla ortodoxa) construida en 1825 para un grupo de inmigrantes rusos. En 1999 la colonia fue declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Al este de la colonia Alexandrowka se encuentra un gran parque, el Jardín Nuevo, que se diseñó en 1786 en estilo inglés, y consta de dos palacios; uno de ellos, el Palacio Cecilienhof, fue donde se celebró la conferencia de Potsdam en julio y agosto de 1945. El Palacio de Mármol se construyó en 1789 en el estilo del Clasicismo.

Palacio Cecilienhof

Palacio Cecilienhof
Conferencia de Postdam: Churchill, Truman y Stalin en el jardín de Cecilienhof, 25 de julio de 1945.
Otra zona interesante de Potsdam es Babelsberg, un barrio al este del centro, que alberga los estudios cinematográficos UFA (Babelsberg Studios), y un extenso parque con algunos edificios interesantes, incluyendo el Palacio Babelsberg, un palacio neogótico diseñado por Schinkel. La Torre Einstein se levantó entre 1920 y 1924 por el arquitecto Erich Mendelsohn en lo alto del Telegraphenberg.

El puente Glienicke, usado para el intercambio de espías durante la Guerra Fría.



(2)Palacio de la Orangerie.
La construcción del palacio de la Orangerie comenzó a partir de los esbozos preliminares de Federico Guillermo IV de Prusia. Los arquitectos Frederico Augusto Stüler y Ludwig Ferdinand Hesse se encargaron de convertir los diseños en una realidad. El edificio, con sus 300 metros de longitud, fue construido al estilo del Renacimiento italiano, a imitación de Villa Médicis en Roma o los Uffizi en Florencia.
El edificio central con sus torres gemelas es el actual palacio. En el ala occidental, el conducto original del sistema de calefacción se conserva y aún está en funcionamiento. En los nichos que se encuentran en el anexo del palacio sobre el jardín, hay figuras alegóricas de los meses y estaciones del año. En el edificio de la esquina, al final de la Sala Orangerie se encontraban los aposentos reales y los cuartos de la servidumbre.
(3)El Nuevo Palacio de Potsdam
Johann Gottfried Büring

Johann Gottfried enterrar (1723 en Berlín o Hamburgo - después de 1788) fue un arquitecto alemán y arquitecto del barroco tardío. Trabajó principalmente en Potsdam, la supervisión de la construcción de la Galería de Fotos de Sanssouci y el diseño de la Nauener Tor y Palacio Nuevo. También diseñó el Luisenstädtische Kirche en Berlín .

El Nuevo Palacio de Potsdam

(Neues Palais) es un palacio situado en el lado occidental del parque real de Sanssouci en Potsdam. Se comenzó a construir en 1763, después del final de la Guerra de los Siete Años, por orden de Federico II el Grande, concluyéndose en 1769. El Nuevo Palacio es la estructura más grande del siglo XVIII en el parque de Sanssouci, y cuenta con más de 200 habitaciones decoradas y divididas en dos plantas. En 1990 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como parte de los Palacios y parques de Potsdam y Berlín.

El Nuevo Palacio de Potsdam
El edificio comenzó a construirse al final de la Guerra de los Siete Años, como una forma de celebrar el éxito de Prusia. La guerra también es referida como la tercera guerra de Silesia (1756-1763), debido al conflicto en torno a Silesia. En cierto modo Federico el Grande intentaba demostrar la energía y la gloria de Prusia, una especie de "fanfarronada" y un exceso de esplendor hecho de mármol, piedra y dorados.


Después de la Revolución de Noviembre y de la abdicación del emperador Guillermo II, el nuevo palacio de Potsdam se convirtió en un museo, permaneciendo con tales funciones hasta la Segunda Guerra Mundial. Antes del saqueo de sus tesoros por el Ejército rojo, el palacio guardaba muchas de sus decoraciones y mobiliario federicianos.

Vista panorámica del palacio.
Mientras que el rococó federiciano sí predomina en Sanssouci, Federico el Grande mandó construir el nuevo palacio en las formas variables de la arquitectura y la decoración barrocas, con ciertas variaciones. El rey prefería el rococó y el barroco al neoclasicismo, que se había convertido en moda europea y era el preferido de muchos monarcas. El arquitecto Johann Gottfried Büring, con la ayuda de Heinrich Ludwig Manger, era el responsable del planeamiento del nuevo palacio, demostrando ya éxito con la conclusión de la casa china del té y de la galería de pintura, ambas en el Parque de Sanssouci.

Detalle del Nuevo Palacio de Potsdam.
Universidad de Potsdam en el Nuevo Palacio
(4)El Palacio de Charlottenhof
 El Palacio de Charlottenhof (en alemán Schloss Charlottenhof) es un edificio creación del arquitecto alemán Friedrich Schinkel. Su construcción fue terminada en 1826. Se encuentra al suroeste del palacio de Sanssouci, en el parque de Sanssouci en Potsdam (Alemania). Es famosa sobre todo como la residencia de verano del Kronprinz («Príncipe coronado») Federico Guillermo (más tarde rey Federico Guillermo IV de Prusia). Hoy lo conserva la Stiftung Preußische Schlösser und Gärten Berlin-Brandenburg («Fundación de Palacios y Jardines Prusianos de Berlín y Brandenburgo»).
El palacio de Charlottenhof fue designado como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1990 como parte del conjunto denominado Palacios y parques de Potsdam y Berlín. 
(6) El Pabellón Chino, o Casa de Té china
El Pabellón Chino, o Casa de Té china (en alemán, Chinesisches Haus) es un pabellón en los jardines del Parque de Sanssouci en Potsdam. Está situado a unos setecientos metros al suroeste del Palacio de Sanssouci, y fue Federico el Grande quien encargó su construcción para servir de ornamento al conjunto. El arquitecto del jardín fue Johann Gottfried Büring, quien entre 1755 y 1764 diseñó el edificio en el entonces de moda estilo de la Chinoiserie, una mezcla de elementos rococó y partes inspiradas en la arquitectura oriental.
Federico el Grande se inspiró en la Maison du Trefle, un pabellón de jardín en Lunéville del año 1738, de planta trilobulada diseñado por el arquitecto Emmanuel Héré de Corny, para el Duque de Lorena, antiguo Rey de Polonia, Stanislaw Leszczynski quien vivía exiliado en Francia. Un ejemplar de uno de los grabados de la Maison publicado por Héré en 1753, estaba en poder del rey prusiano.
Hay muchos parques en Potsdam, la mayor parte de ellos incluidos entre los lugares Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre ellos figuran:

Vista de la Ciudad antigua
El Belvedere cerca del parque de Sanssouci
Vista del parque Babelsberg hacia Berlín.
Palacio de Babelsberg
Situado en el parque del mismo nombre, rodeado de lagos, es menos conocido que el palacio de Sanssouci y el Nuevo Palacio, por estar más alejado del centro de la ciudad.
De estilo neogótico, fue construido en 1833 como residencia de verano para el que después sería el emperador Guillermo I.
Impresionante también el jardín que rodea el palacio, de estilo inglés.
 
Palacio de Babelsberg
Palacio de Babelsberg

Federico II el Grande de Hohenzollern (Recomendado)

(En alemán: Friedrich II der Große; Berlín, 24 de enero de 1712 – Potsdam, 17 de agosto de 1786) fue el tercer rey de Prusia y uno de los máximos representantes del Despotismo ilustrado del siglo XVIII. Perteneció a la Casa Hohenzollern; fue hijo de Federico Guillermo I y Sofía Dorotea de Hannover.

Federico II el Grande de Hohenzollern por Antoine Pesne.
Federico II murió sin dejar herederos, y le sucedió en el trono su sobrino Federico Guillermo II, hijo de su hermano menor. Federico II, es conocido por varios apodos, tales como; "el rey filósofo", "el rey músico"; pues fue un compositor y flautista nato, "el rey masón" o, "el viejo Fritz" (en alemán: "der Alte Fritz"); siendo la última palabra un acortamiento de su propio nombre. Llamado "El Grande", tras sus grandes hazañas militares (sobre todo durante la Guerra de los siete años 1756-1763), que convirtió a Prusia en una máquina de guerra, con lo que se duplicaron los territorios del reino.

Crecimiento de Prusia y Brandemburgo entre 1600 y 1795.
Durante su largo reinado (1740–1786) se convirtió en exponente del despotismo ilustrado, introduciendo algunas reformas inspiradas en esta corriente. Impulsó la codificación del Derecho prusiano, según el principio de que la ley debía proteger a los más débiles: abolición de la tortura, independencia judicial. Fomentó la colonización a base de inmigrantes procedentes de las zonas más despobladas y atrasadas del reino. Practicó el proteccionismo aduanero para su industria. En sus campañas militares, destacó por su gran capacidad y visión, táctica y estratégica, tanto que es considerado como uno de los mayores genios militares de toda la Historia, siendo comparado con Alejandro Magno, Julio César o Napoleón.

Batalla de Hohenfriedberg, Ataque de la Infantería Prusiana, por Carl Röchling.
Existen sospechas fundadas sobre la homosexualidad de Federico II el Grande, pero ningún dato definitivo. Aparte del episodio de su fuga y la muerte del teniente Hans Hermann von Katte, el mejor amigo de Federico y quizás su amante, por asistirlo en sus planes, existen otros indicios que parecen confirmar su homosexualidad.
Su matrimonio con Isabel Cristina de Brunswick-Bevern por imposición paterna, de la que no tuvo hijos y a la que desterró a un castillo remoto tras subir al trono. En general, Federico tenía una opinión muy pobre de las mujeres, aunque él mismo levantara rumores sobre sus amantes femeninas y su vida disoluta. Existen dos teorías sobre este comportamiento: la primera es que el rey era homosexual, teoría defendida y difundida por Voltaire, y la segunda dice que el rey era impotente, ya que habría sufrido una operación de la que no se tienen más datos, tal como afirma el médico suizo Johann Georg Zimmermann, que trató brevemente al rey. Voltaire, antes de su huida de Sanssouci en 1752, había sido un gran amigo de Federico e incluso pasó dos años en Berlín en la corte. A su vuelta a París, Voltaire se permitió algunos comentarios escandalosos sobre la vida del Rey, llamándolo una «amable ramera» que se divertía con pajes y cadetes, con los que realizaba la «segunda» función debido a su falta de aparatura.
Mancomunidad de Polonia-Lituania tras la Primera Partición (1772)
Administrador y «Rey Filósofo»

Federico supervisa la labor de sus funcionarios y les exige el estricto cumplimiento de su deber. Durante su reino aparecen nuevos métodos agrícolas e industriales. Se desecan marismas, que proporcionan nuevas tierras para el cultivo y la colonización. En 1747 promulga un código legislativo, al que se le llama Código de Federico.

El gran desarrollo de la industria prusiana y un fuerte incremento poblacional hacen pasar al país de 2,5 millones de habitantes al comienzo de su gobierno a 6 millones al final. Dota a Prusia de un formidable ejército de 200 mil hombres, perfectamente adiestrados y equipados, que sabe utilizar en el momento oportuno; además de redactar él mismo las Ordenanzas para la milicia. Funda en 1765, en Berlín, el Banco Real, que establece filiales en todo el reino. La creación de una Federación de príncipes demuestra su eficacia al finalizar la amistad con Rusia, ya que Austria no logra beneficiarse del esperado debilitamiento prusiano; lo que sirve de base fundamental al papel central de Prusia en Europa a finales del siglo XIX.

Niega que la monarquía se la da por derecho divino y es un gran protector de la ciencia y de la cultura; a las que impregna de influencias francesas: refunda la Academia de Ciencias prusiana, apoya a escritores y artistas y sanciona la obligatoriedad de la enseñanza primaria. Sin embargo, no elimina la servidumbre para no debilitar a la nobleza, que constituye la casta dominante que hace funcionar eficazmente la administración y el ejército. En el Palacio de Sanssouci en Potsdam, Federico tiene su corte, que la mantiene de forma austera, donde recibe a Voltaire y Johann Sebastian Bach. Rechaza la cultura alemana, habla francés en la corte, es flautista y escribe obras para este instrumento. También es escritor; uno de sus escritos más relevantes es Historia de mi tiempo, uno de sus mejores trabajos en su género. Escribe versos y ensayos; sus obras se las publica en 30 volúmenes entre 1846 y 1857. 

La corte del rey Federico junto al duque Hermman von Fernand y Voltaire.
Últimos años

En 1785, Federico II firma un tratado de amistad y comercio con los Estados Unidos de América, el reconocimiento de la independencia de la nueva nación. El acuerdo incluye una cláusula novedosa, en el que los dos líderes de los poderes ejecutivos de ambos países garantizan un especial trato humano en la detención de los prisioneros de guerra. Cerca del final de su vida Federico vuelve cada vez más solitario. Su círculo de amigos en Sanssouci muere poco a poco y sin reemplazos, y Federico se convierte cada vez más en alguien crítico y arbitrario, por la frustración de la administración pública y su cuerpo de oficiales. La población de Berlín siempre anima al rey, cuando regresa a la ciudad desde giras provinciales o revistas militares, pero Federico no disfruta del placer de ser popular entre la gente común, ya que prefiere la compañía de sus mascotas, sus galgos italianos, a quien se refiere como sus " marqueses de Pompadour ", como una burla a la majestad de la realeza francesa. Federico muere en un sillón en su estudio en el palacio de Sanssouci el 17 de agosto de 1786.

La tumba de Federico en Sanssouci

Federico quiso ser enterrado junto a sus galgos en el viñedo de terraza en el lado del cuerpo de logis de Sanssouci. Su sobrino y sucesor, en su lugar, ordenó que su cuerpo fuese enterrado junto al de su padre en la iglesia de la guarnición de Potsdam. Cerca del final de la Segunda Guerra Mundial, Hitler ordenó que el ataúd de Frederick quedase ocultado en una mina de sal para protegerlo de la destrucción. El Ejército de los EE.UU. lo trasladó a la Burg Hohenzollern. Después de la reunificación alemana, el cuerpo fue sepultado en el Mausoleo de Kaiser Friedrich de Sanssouci Iglesia de la Paz. En el vigésimo quinto aniversario de su muerte, el 17 de agosto de 1991, el ataúd de Federico fue puesto en su propio estado en la corte de honor de Sanssouci, cubierto por una bandera de Prusia.


La tumba de Federico en Sanssouci.
Lo escolta una guardia de honor de Bundeswehr.

Isabel Cristina de Brunswick-Bevern 

(8 de noviembre de 1715 - 13 de enero 1797), fue reina consorte de Prusia, esposa del rey Federico II.

En 1733, el príncipe heredero Federico de Prusia, habiendo fracasado en su intento de huir del tiránico régimen de su padre, el rey Federico Guillermo I de Prusia, fue obligado a casarse con una hija del duque de Brunswick-Lüneburg.

El 12 de junio de 1733, se produjo el matrimonio de Isabel Cristina con el príncipe heredero Federico II de Prusia, en la propiedad de su padre en Salzdahlum. Después, se trasladó con su esposo a Neu-Ruppin y más tarde al palacio de Rheinsberg.

Debido a las circunstancias que rodearon sus esponsales, Federico quedó resentido respecto a su matrimonio desde el principio. El heredero ignoró casi completamente a Isabel y el matrimonio no tuvo ningún hijo. En 1740, el padre de Federico murió y éste le sucedió en el trono de Prusia como Federico II. A continuación, inició un proceso de separación en su matrimonio. Isabel comenzó a vivir separada de él, tomando su residencia en el Palacio Schönhausen, hoy en día en el norte de Berlín. Cabe mencionar que durante toda su vida, Federico no mostró ningún interés por las mujeres, y se tiene por cierto que fue debido a su condición de homosexual.

Isabel Cristina de Brunswick-Bevern
Federico nunca acudió a visitar a su esposa y ella nunca fue invitada al palacio de su marido, Sanssouci, en Potsdam. La pareja se encontraba por lo general sólo en las reuniones familiares. En 1757-58 y nuevamente en 1760-63, las dos veces durante la Guerra de los siete años, Isabel fue obligada a huir de su residencia y mudarse a Magdeburg. En la primera de estas ocasiones, el matrimonio se reunió en Sanssouci por primera vez. En 1763, cuando Federico vio a su mujer después de seis años, sólo comentó: "La señora se ha convertido en grasa".

Isabel estaba interesada en la literatura. También escribió libros sobre moral y temas afines, en francés. Ella introdujo el cultivo de la seda en Prusia.