sábado, 29 de marzo de 2014

Cristián VII

(Copenhague, 29 de enero de 1749 – Rendsborg, 13 de marzo de 1808), Rey de Dinamarca y de Noruega de 1766 a 1808. Fue el hijo del rey Federico V y de Luisa de Gran Bretaña.

Por motivos de su precaria salud mental -posiblemente padecía esquizofrenia-fue un rey demasiado débil. Aunque oficialmente era un monarca absoluto, en realidad nunca ocupó el gobierno; éste fue delegado en el consejo de estado. Durante su reinado, se produjo el nacimiento de la ilustración, se instauraron ciertas reformas liberales y se inició una confrontación con el Reino Unido.




Con tan sólo 16 años de edad, asumió el trono a la muerte de su padre, acaecida el 14 de enero de 1766. El 8 de noviembre de ese mismo año se casó con la princesa de Gales Carolina Matilde de Gran Bretaña, hermana del rey Jorge III del Reino Unido. Dos años después nació el que sería su único hijo, el príncipe Federico.

Su deteriorado estado de salud lo hizo incapaz de tomar las riendas del gobierno. Su matrimonio no fue afortunado, y él públicamente reconocía que no amaba a su esposa. Poco después de haberse casado, se dedicó a una vida de excesos y orgías. Una de sus amigas más cercanas fue Anna Cathrine Benthagen, una prostituta muy conocida en Copenhague que lo acompañaba a visitar los burdeles de la ciudad y junto con otros compañeros, a protagonizar líos con la policía. Ante la situación, el consejo de estado deportó a Cathrine a Wandsbeck, en Holstein, donde ella recibiría una pensión anual de 400 riksdaler.

En 1768 realizó un viaje al extranjero, donde cultivó una sólida relación intelectual y de amistad con su médico Johann Friedrich Struensee, al que nombró enseguida como consejero de estado.

Conde Johann Friedrich Struensee 

(5 de agosto de 1737 – 28 de abril de 1772) fue un doctor alemán y ministro de Dinamarca. Fue médico real del rey Christian VII de Dinamarca que sufría de problemas mentales y fue ministro del gobierno de Dinamarca. Ascendió a posiciones de poder llegando a ser el regente "de facto" del país, donde intentó implementar una serie de profundas reformas. Sus amoríos con la reina Carolina Matilde fueron motivo de escándalo, especialmente luego del nacimiento de una hija, la Princesa Luisa Augusta, y fue la catálisis de las intrigas y luchas de poder que causaron su caída y muerte dramática. Falleció soltero.




Struensee, convertido en político, pronto fue el hombre fuerte del rey, y el gobernante de facto. Se ganó la confianza de la reina Carolina Matilde cuando vacunó al príncipe Federico, evitando que fuese víctima de la epidemia de viruela que azotó Copenhague en el otoño de 1768. Después de corto tiempo, Struensee se convirtió en el amante de la reina. El 7 de julio de 1771, Carolina Matilde tuvo una hija, y aunque el rey reconoció la paternidad, la opinión generalizada fue que en realidad era hija de Struensee.

Struensee implementó una serie de reformas liberales en el reino, ello le valió que sus enemigos políticos conspiraran contra él; entre ellos que se hallaban diversos funcionarios públicos, así como la reina viuda Juliana María y su hijo el príncipe Federico (medio hermano del rey). En 1772, Struensee fue acusado de ofender a la monarquía manteniendo una relación extramarital con la reina, y fue sentenciado a muerte. Cristián VII firmó la sentencia, se dice que porque lo habían hecho creer que Struensee tenía planes de asesinarlo. La ejecución se cumplió el 28 de abril de 1772.

Carolina Matilde confesó su relación con Struensee, y su matrimonio fue anulado. Tras negociaciones con su hermano el rey británico, fue deportada a Celle, en Hanóver. Nunca volvió a ver a sus hijos, y murió en 1775, con sólo 23 años de edad.

La reina viuda Juliana María y su hijo el príncipe Federico ocuparon un lugar en el consejo de estado. Ove Høegh-Guldberg, teólogo y profesor de retórica y uno de los instigadores del golpe contra Struensee, fue desde entonces uno de los hombres más influyentes del reino y pronto el gobernante verdadero. Se encargó de echar abajo todas las reformas liberales de su antecesor.

Sin embargo, en 1784 el príncipe heredero Federico dio un golpe en palacio y enseguida fue nombrado regente por el rey. Formalmente Cristián VII continuó siendo el jefe de estado, pero en realidad su papel se reducía a firmar los documentos que el consejo ponía ante él. Con Federico en el poder, se instauraron nuevas reformas liberales y se inició un conflicto armado con el Reino Unido por motivo de las Guerras Revolucionarias Francesas.

Murió en 1808 en Rendsburg, a la edad de 59 años. En la actualidad se acepta que la causa de su fallecimiento fue un aneurisma cerebral. Fue sepultado en la Catedral de Roskilde.

Familia

Se casó con la princesa británica Carolina Matilde. De este matrimonio nacieron:
  • Federico VI de Dinamarca (1768-1839). Rey de Dinamarca y Noruega.
  • Luisa Augusta. Esposa del duque Federico Cristián II de Augustenborg. Reconocida oficialmente como hija del rey, se ha considerado que era hija natural de Johann Friedrich Struensee. 

Carolina Matilde de Hanóver

(Leicester House, Londres, 11 de julio de 1751 - Celle, 10 de mayo de 1775). Fue la última de los nueve hijos de Federico Luis de Hannover, príncipe de Gales, y de Augusta de Sajonia-Gotha. Su nacimiento ocurrió casi 4 meses después de la muerte de su padre, acaecida el 20 de marzo de 1751.

Matrimonio e hijos

El 1 de octubre de 1766, con 15 años de edad, Carolina Matilde se casó por poderes, en el Palacio de St. James, con su primo el rey Cristián VII de Dinamarca y Noruega. Pocos días después, abandonó Inglaterra y a su familia rumbo a su nuevo hogar. La ceremonia formal de matrimonio, con ambas partes presentes, se realizó en el Castillo de Christiansborg, el 8 de noviembre de ese mismo año. El hermano mayor de Carolina Matilde, el rey Jorge III de Gran Bretaña, estaba ansioso por lograr este enlace, sin considerar la peligrosa enfermedad mental que el rey danés padecía.

El 28 de enero de 1768, en el Castillo de Christiansborg, Carolina Matilde daba a luz a su primogénito, el futuro rey Federico VI de Dinamarca y Noruega. En mayo de ese mismo año, el rey Cristián VII realizó un largo viaje por Europa, haciendo paradas en Altona, París y Londres. Entretanto, Carolina Matilde pasaba el verano en el Castillo de Frederiksborg con su hijo, antes de regresar a Copenhague para el otoño.

El rey volvió a Copenhague el 12 de enero de 1769, trayendo consigo al alemán Johan Friedrich von Struensee como médico real, convirtiéndose luego en ministro del reino. Se habían conocido en Altona durante el viaje real. Struensee aparentemente podía controlar la inestabilidad emocional del rey, con espanto de los consejeros del monarca, el cual confiaba cada vez más en él.

Carolina Matilde era infeliz en su matrimonio, olvidada y rechazada por el rey, afectado por su problema mental. Struensee animó al rey a ser más atento y afectuoso con su esposa, y Cristián VII mostró su atención hacia ella con una fiesta de tres días por su cumpleaños, el 22 de julio de 1769. La reina supo que era Struensee quien estaba detrás de esta inusitada muestra de afecto del rey, y comenzó a interesarse cada vez más en el encantador favorito. En la primavera de 1770, Struensee y Carolina Matilde se convirtieron en amantes.
El 17 de junio de 1771, la corte se trasladó al Palacio de Hirschholm —actualmente municipalidad de Hørsholm—. El 7 de julio, Carolina Matilde daba a luz a su segundo hijo, la princesa Luisa Augusta, cuyo verdadero padre era, casi sin lugar a dudas, Struensee.

Destierro

La corte se traslada al Castillo de Frederiksborg el 19 de noviembre y finalmente regresa al Castillo de Christiansborg el 8 de enero de 1772. El primer baile oficial de máscaras del año se celebra, presidido por los soberanos, en el Teatro Real de Christiansborg el 16 de enero.

Carolina Matilde y Struensee son arrestados en sus habitaciones en la mañana del 17 de enero. La reina es enviada al Castillo de Kronborg en espera de su juicio.

Struensee y su colaborador, Enevold Brandt, son ejecutados el 28 de abril de 1772.

Después de obtener una confesión de su culpa a viva fuerza, Carolina Matilde es repudiada por su marido y desterrada de Dinamarca, embarcándose el 28 de mayo en una fragata inglesa rumbo a Celle, en Alemania. No volvería a ver a sus hijos nunca más.

Ella no perdió las esperanzas de volver a Dinamarca algún día y ver a su ex marido depuesto, pero su indiscreto comportamiento defraudó a su hermano el rey Jorge III, el cual estuvo renuente a dejarla volver a Inglaterra, lo que Carolina Matilde deseaba desesperadamente.

Murió, víctima de una fiebre, en Celle, el 10 de mayo de 1775, a los 23 años de edad.


Películas

Un Asunto Real  (2012) 

Trata sobre el matrimonio de Cristián VII y Carolina Matilde de Gran Bretaña, y el amorío que tuvo ésta con Struensee. El filme es dirigido por Nikolaj Arcel , y protagonizado por Alicia Vikander  (Matilde), Mads Mikkelsen  (Struensee) y Mikkel Boe Følsgaard  (Christian VII). Obtuvo una nominación en la categoría "Mejor Película extranjera del año"(Dinamarca), en la 85 entrega de los premios de La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. 




Cristián VI y Federico V

Cristián VI 

(Copenhague, 30 de noviembre de 1699 - Hørsholm, 6 de agosto de 1746). Rey de Dinamarca y de Noruega (1730 - 1746). Hijo de Federico IV y de Luisa de Mecklemburgo-Güstrow.

Es recordado sobre todo por su gobierno de carácter religioso. Era un devoto del pietismo e introdujo duras leyes de corte clerical que lo convirtieron en uno de los monarcas más impopulares de la historia de Dinamarca. Impulsó el comercio y la industría, siguiendo criterios mercantilistas franceses y evitando conflictos exteriores, con lo que alcanzaría gran auge el comercio marítimo.



El príncipe Cristián se mostró escandalizado con la vida bígama de su padre Federico IV. Cuando éste murió, Cristián accedió al trono, y una de sus primeras acciones fue el desconocimiento del testamento de su padre, quitándole a la viuda Anna Sophie Reventlow una parte considerable de su herencia, y desterrándola de la corte.
Para enfatizar su dignidad de monarca absoluto, proyectó la construcción de varios edificios de prestigio. Entre 1732 y 1742 se remodeló el Palacio de Christianborg hasta convertirlo en un magnífico edificio barroco. Entre 1734 y 1736 se construyó, bajo sus órdenes, el Eremitagen, un palacio que era utilizado en los banquetes después de las actividades de caza, en las que el rey participaba en ocasiones. También se edificó el Palacio de Hirschholm entre 1737 y 1739, que sería la residencia de verano de los reyes. Las construcciones fueron subsidiadas con las cuotas del Oresund, y acabaron por deteriorar las finanzas del estado.

En 1746 falleció Cristián VI. Fue sepultado en la Catedral de Roskilde. En su tumba se levantó un sarcófago neoclásico, esculpido por Johannes Wiedewelt por órdenes de la reina viuda y colocado en la catedral en 1777. El sarcófago representó el inicio del neoclasicismo en Dinamarca.

En 1721 se casó con con Sofía Magdalena de Brandeburgo-Kulmbach. De este matrimonio nacieron:
  • Federico (1723-1766). Rey de Dinamarca y Noruega.
  • Luisa (1724).
  • Luisa (1726-1756). Duquesa de Sajonia-Hildburghausen, consorte del duque Ernesto Federico III.



Margravina Sofía Magdalena de Brandeburgo-Kulmbach (Schönberg, 28 de noviembre de 1700 - Copenhague, 27 de mayo de 1770). Reina consorte de Dinamarca y Noruega, esposa de Cristián VI.

Nació en el castillo de Schönberg, siendo hija del margrave Cristián Enrique de Brandeburgo-Kulmbach y de su esposa, la condesa Sofía Cristiana de Wolfstein. Fue Dama de la Reina Cristiana Eberardina de Polonia.

Federico V

(En danés Frederik V) (Copenhague, 31 de marzo de 1723 – Copenhague, 13 de enero de 1766) fue un príncipe de la Casa de Oldemburgo y luego rey de Dinamarca y Noruega desde 1746.

Federico era hijo del rey Cristián VI de Dinamarca y de su consorte, la margravina Sofía Magdalena de Brandeburgo-Kulmbach, creció y se educó en un hogar de estrictas convicciones pietistas; sin embargo, desarrolló un carácter licencioso, solía acompañarse de mujeres y visitar las tabernas y burdeles de Copenhague; su padre que era profundamente religioso, lo consideró inhabilitarlo en la sucesión del trono.



El 10 de noviembre de 1743 se casó en Hanóver con la princesa Luisa de Gran Bretaña, hija del rey Jorge II y Carolina de Ansbach. La ceremonia oficial se celebró en Copenhague el 11 de diciembre del mismo año. Con Luisa tendría cinco hijos, el mismo número que procreó con su amante favorita, Else Hansen.

El rey murió después de 43 años de vida y de veinte años de reinado. Sus últimas palabras según se nos informa: "es una gran consolación para mí en mis últimos momentos, que nunca voluntariamente he ofendido a ninguna persona y que no hay una sola gota de sangre en mis manos."

Luisa de Gran Bretaña (1724-1751),
su primera esposa y madre del heredero.

Luisa de Gran Bretaña. Nació en Leicester House, en Londres, siendo la menor de entre los hijos de los futuros reyes Jorge II de Gran Bretaña y de su consorte, la margravina Carolina de Brandeburgo-Ansbach, a la sazón príncipes de Gales.

El 11 de diciembre de 1743 contrajo matrimonio con el príncipe Federico, heredero de Dinamarca y Noruega. Junto a su marido, ascendió al trono el 6 de agosto de 1746. Al contrario de su predecesora, Luisa aprendió a hablar el danés e hizo pública su decisión de educar a sus hijos en ese idioma, lo que la hizo popular entre sus súbditos. Tuvo que padecer el carácter libertino del rey, refugiándose en el cuidado de sus hijos y en obras de beneficencia.

Tras sólo cinco años como reina, falleció repentinamente en 1751 durante su sexto embarazo, en el Palacio de Christiansborg. Fue sepultada en la Catedral de Roskilde. Sus pequeños hijos quedaron al cuidado de su hermana María de Gran Bretaña, quien se desplazó desde Hesse-Kassel hacia Dinamarca.


Juliana María de Brunswick-Wolfenbüttel (1724-1796),
su segunda esposa.
Gobernante de facto durante la incapacidad de su hijastro Cristián VII.

Juliana María de Brunswick-Wolfenbüttel (Wolfenbüttel, 4 de septiembre de 1729 - Fredensborg, 10 de octubre de 1796). Reina de Dinamarca y Noruega, consorte del rey Federico V. Fue una importante defensora del conservadurismo danés y regenta de facto durante el reinado de Cristián VII.

Juliana fue la penúltima hija del duque Fernando Alberto II de Brunswick-Wolfenbüttel y de su esposa Antonieta Amalia de Brunswick-Wolfenbüttel. Era prima hermana de la archiduquesa María Teresa I de Austria, Reina de Hungría y Bohemia.

Su poder terminó el 14 de abril de 1784, cuando su hijastro, el príncipe heredero Federico, dio un golpe en palacio, convirtiéndose en el nuevo regente. Aunque Juliana y Høegh-Guldberg intentaron aliarse al príncipe, éste instauró su gobierno de manera independiente, reinstalando varias de las reformas liberales de Struensee.

Alejada de la política, la reina viuda falleció en 1796 en el Palacio de Fredensborg. Sus restos fueron trasladados a la Catedral de Roskilde. Si bien no logró colocar a su hijo en el trono, su nieto Cristián sería rey en 1839.


Juliana María de Brunswick-Wolfenbüttel

El Palacio de Amalienborg 

(En danés: Amalienborg Slot) es la residencia de la familia real danesa en Copenhague. Está compuesta por cuatro edificios de estilo rococó, realizados por el arquitecto N. Eigtved entre 1750 y 1768, como residencia de diferentes familias de la nobleza danesa. Se convirtieron en residencia real en 1794 cuando un incendio destruyó el Palacio real de Copenhague. La Familia Real danesa lo usa como residencia de invierno.

Los cuatro palacios que conforman Amalienborg son:
  • Palacio de Cristián VII o Palacio Moltke: es el palacio suroeste, usado para visitas oficiales.
  • Palacio de Cristián VIII o Palacio Levetzau: es el palacio noroeste, residencia del príncipe Federico de Dinamarca hasta el 2004.
  • Palacio de Federico VIII o Palacio Brockdorff: es el palacio noreste, fue la residencia de la reina Íngrid de Suecia hasta su muerte en el año 2000; está siendo restaurado para convertirse en la residencia del príncipe Federico de Dinamarca.
  • Palacio de Cristián IX o Palacio Schack: es el palacio sureste, residencia de la soberana desde 1967.









Nicolai Eigtved, también conocido como Niels Eigtved, (4 de junio o 22 de junio de 1701- 7 de junio de 1754), fue un arquitecto danés e introductor y principal partidario del estilo rococó francés en Dinamarca en las décadas de 1730-1740. El diseño algunos de los más prominentes edificios de su época, un importante número de los cuales han llegado hasta nuestros días. También desarrollo un importante rol en el establecimiento y fundación de la Real Academia Danesa de las Artes (Det Kongelige Danske Kunstakademi) de la que fue el primer director de origen danés.

Elevado a Teniente en Dinamarca en 1732 el Rey Cristián VI le envió de viaje a Italia para que ampliara sus conocimientos en arquitectura entre 1732-1735. A su regreso a Dinamarca él se detuvo y realizó dibujos en Viena y Múnich donde se familiarizo con el estilo rococó visto en el recién construido Pabellón de Amalienburg, en el Palacio de Nymphenburg obra del arquitecto François de Cuvillies. Tras doce años de ausencia Eigtved regreso a Dinamarca en 1735. La construcción de edificios se encontraba en un punto álgido, con la construcción del Castillo de Christiansborg que había comenzado tres años antes. Fue nombrado Capitán en el Cuerpo de Ingenieros, y nombrado Real Maestro de Obras con la responsabilidad de supervisar las obras en Jutlandia y Fionia el año 1735.

jueves, 27 de marzo de 2014

Federico III - Cristián V y Federico IV

Federico III 

(Haderslev, 18 de marzo de 1609 - Copenhague, 9 de febrero de 1670). Rey de Dinamarca y de Noruega de 1648 a 1670). Era hijo de Cristián IV y de Ana Catalina de Brandeburgo. En su reinado Dinamarca cedió definitivamente su papel de potencia nórdica en favor de Suecia, país con el que protagonizó dos guerras que pusieron en peligro la misma existencia de su reino. Tras el Tratado de Roskilde, Dinamarca quedó terriblemente mutilada, con la peor pérdida territorial de toda su historia y la privación del control sobre el acceso al Mar Báltico. Con todo, la activa defensa que hizo de su país lo convirtió en un rey extremadamente popular, y apoyado en esas circunstancias, consiguió proclamar la monarquía absoluta hereditaria en 1665.




Estuvo casado con Sofía Amelia de Brunswick-Lüneburg, con quien tuvo ocho hijos:
  • Cristián (1646-1699). Rey de Dinamarca y Noruega.
Su amante Margarethe Pape le dio un hijo ilegítimo.



Cristián V 

(Flensburg, 15 de abril de 1646 – Copenhague, 25 de agosto de 1699) fue rey de Dinamarca y Noruega de 1670 a 1699. Hijo de Federico III de Dinamarca y Sofía Amalia de Brunswick-Lüneburg. Fue el segundo monarca absoluto de Dinamarca y Noruega, un déspota con una exagerada opinión de su dignidad real y sus prerrogativas. Limitó el poder de la nobleza, aliándose con la burguesía. Intentó recuperar los territorios perdidos ante Suecia después del Tratado de Roskilde de 1658, involucrándose en una guerra que sólo arruinó las finanzas públicas.




Cristián tuvo ocho hijos con su esposa y seis con su amante.
  • Federico (1671–1730). Rey de Dinamarca y Noruega. 

Carlota Amalia de Hesse-Kassel (Kassel, 27 de abril de 1650 - Copenhague, 27 de marzo de 1714). Reina consorte de Dinamarca y Noruega, siendo la cónyuge de Cristián V

Era hija de Guillermo VI, landgrave de Hesse-Kassel, y de su esposa, Eduviges Sofía de Brandeburgo. Ella fue educada en francés, italiano, geografía y la filosofía. Fue educada en el calvinismo, y mantuvo esa religión durante toda su vida. Su madre era un reformadora estricta y orientada políticamente hacia Brandeburgo, que también influyó en las opiniones de su hija.

Matrimonio

El matrimonio fue arreglado por la reina Sofía Amelia de Brunswick-Lüneburg, su futura suegra, que quería una nuera que pudiera controlar, y en 1665, su futuro esposo fue enviado a Hesse a conocerla. Las negociaciones se llevaron a cabo, principalmente por cuestiones religiosas.

Carlota Amalia se casó el 25 de junio de 1667, con el príncipe Cristián, y cuando éste ascendió al trono en 1670, Carlota Amalia fue nombrada reina de Dinamarca y Noruega. Ocho hijos nacieron del matrimonio, entre ellos el futuro rey Federico IV.

 Federico IV 

(Copenhague, 11 de octubre de 1671 - Odense, 12 de octubre de 1730). Rey de Dinamarca y de Noruega entre 1699 y 1730. Hijo de Cristián V y de Carlota Amalia de Hesse-Kassel.




Su época estuvo marcada por el florecimiento de la cultura nacional danesa y por la participación victoriosa en la Gran Guerra del Norte, que no representó grandes resultados para su país. El auge del comercio y sus obras de carácter religioso fueron también unas de sus obras más destacadas, lo mismo que una tormentosa vida privada.

Con la muerte de su padre en 1699, Federico accedió al trono noruego-danés como el tercer monarca absoluto de ese reino. Se había casado por conveniencia con Luisa de Mecklemburgo-Güstrow en 1695, pero en 1703 se casó, en matrimonio morganático, con Elisabeth Helene von Vieregg, cometiendo bigamia. Elisabeth murió de parto al año siguiente. Huyendo de la peste que azotó Copenhague, tanto el rey como la corte se establecieron en Koldinghus en 1711. Ahí, Federico conoció a Anna Sophie Reventlow, con quien inició una relación extramarital. En 1712, en Skanderborg, el rey se casó en secreto con Anna Sophie, concediéndole el título de "duquesa de Schleswig". La reina Luisa murió el 4 de abril de 1721, y tan sólo tres semanas después del entierro, Federico se casó nuevamente con Anna Sophie, esta vez de manera oficial, nombrándola reina. Ha sido el único rey bígamo en la historia de Dinamarca; sin embargo, su actitud nunca fue censurada por el clero danés.

Después de la guerra, florecieron el comercio y la cultura, si bien el monarca no tenía grandes intereses culturales.

Federico, quien realizó dos viajes a Italia, ordenó la construcción de dos fastuosos palacios de estilo barroco italiano: el Palacio de Frederiksberg y el Palacio de Fredensborg. Ambos palacios fueron construidos con la finalidad de ser monumentos conmemorativos del final de la guerra contra Suecia.

Federicó IV murió el 12 de octubre de 1730 en el Palacio de Odense y sus restos fueron trasladados a la Catedral de Roskilde. Su viuda, la joven reina Anna Sophie, fue desterrada a Clausholm, su finca familiar.

Luisa de Mecklemburgo-Güstrow
Era hija de Gustavo Adolfo, el último duque de Mecklemburgo-Güstrow, y de Magdalena Sibila de Holstein-Gottorp, hija del duque Federico III de Schleswig-Holstein-Gottorp y de su esposa, la princesa María Isabel de Sajonia.


Luisa de Mecklemburgo-Güstrow

Estuvo casado con Luisa de Mecklemburgo-Güstrow , Elisabeth Helene von Vieregg y Ana Sofía Reventlow. También tuvo una amante, Charlotte Helene von Schindel, con quien no se descarta que también se haya casado. Con todas ellas tuvo hijos, pero sólo sobrevivieron dos a la edad adulta, ambos hijos de Luisa:
  • Cristián (1699-1746). Rey de Dinamarca y Noruega.
  • Carlota Amalia.


El palacio de Frederiksberg 

(En danés: Frederiksberg Slot) es un palacio de estilo barroco situado en Frederiksberg, Dinamarca.

El edificio actual es el resultado de una serie de ampliaciones realizadas al edificio original construido en 1699, y da al parque de Frederiksberg, un parque palacial de 64 hectáreas, y un importante jardín público desde 1885.

El palacio de Frederiksberg en 1718 con su jardín original.

Originalmente, el palacio fue la residencia veraniega de la familia real danesa hasta mediados del siglo XIX, cuando en 1869 se convierte en la Academia militar del Real Ejército Danés, su función actual.

Al volver de su viaje de estudios por Europa, el futuro Federico IV pide permiso a su padre, el rey Christian V, para construir una residencia veraniega en Solbjerg, el nombre de la colina en Valby sobre la cual se construye el primer edificio.

El palacio visto desde el parque.
El edificio original, de una sola planta, se terminó de construir en 1703, y en 1709 se completa una primera ampliación, en la cual se transforma en un edificio de tres plantas y en forma de H, y claramente inspirado en el barroco italiano y realizado por Johan Conrad Ernst quien había estudiado en Estocolmo unos años antes con Nicodemus Tessin el Joven.

Entre 1733 to 1738, Lauritz de Thurah, el arquitecto danés más importante del momento, lleva a cabo un tercera, y última, ampliación.

El Palacio de Fredensborg


Es un palacio barroco danés del siglo XVIII, junto al lago Esrum, en la isla de Selandia. Es la residencia de primavera y otoño de la familia real danesa, y el segundo más usado por la misma tras el palacio de Amalienborg.

El nombre del palacio y la localidad de Fredensborg —surgida tras la construcción del palacio—, significa literalmente castillo de la paz, y conmemora la victoria danesa en la Gran Guerra del Norte (1709-1720).


miércoles, 26 de marzo de 2014

Cristián III - Federico II - Cristián IV

Cristián III 

(Schleswig, 12 de agosto de 1503 - Koldinghus, 1 de enero de 1559). Rey de Dinamarca y de Noruega (1533 - 1559). Hijo de Federico I y de Ana de Brandeburgo.

Educado en la religión luterana, se confrontó con el clero católico de su país. Tuvo que lidiar, en una guerra civil, con sus enemigos políticos, que se oponían a la reforma protestante y pretendían colocar en el trono a su primo, el depuesto rey Cristián II. Victorioso, se convirtió en un monarca fuerte, confiscó las propiedades de la Iglesia y reactivó las finanzas del reino.

Sus inclinaciones luteranas no fueron bien recibidas por el Consejo Real, cuyos miembros eran mayoritariamente católicos, ni por su padre, que mantenía una política cautelosa. Con todo, fue lugarteniente de los ducados de Schleswig y Holstein en 1526 y virrey de Noruega en 1529. Demostró una notable capacidad administrativa, y comenzó la introducción de la reforma en los ducados, pese a la oposición de los obispos. La facción católica, confrontada con el príncipe, intentó favorecer en la sucesión al hermano menor de éste, Juan. A la muerte de Federico I en enero de 1533, la mayoría de los miembros del consejo real se negó a nombrar a Cristián como sucesor, y la elección tuvo que postergarse por un año. En ese período Dinamarca y Noruega estuvieron sin rey. Se llegó a manejar que su primo, el depuesto Cristián II, entonces prisionero en un castillo, podía volver al trono.

Cristián III se casó en 1525 con Dorotea de Sajonia-Lauenburgo. El matrimonio tuvo cinco hijos:

  • Ana (1532-1585). Consorte del príncipe elector Augusto de Sajonia.
  • Federico (1534-1588). Rey de Dinamarca y de Noruega.
  • Magnus (1540-1583). Rey de Livonia.
  • Juan (1545-1622). Duque de Schleswig-Holstein-Sønderborg-Plön.
  • Dorotea (1546-1617). Consorte del duque Guillermo de Brunswick-Luneburgo.

Federico II 

(Haderslev, Dinamarca, 1 de julio de 1534 - Slagelse, ibid., 4 de abril de 1588). Rey de Dinamarca y de Noruega (1559 - 1588). Era hijo de Cristián III y de Dorotea de Sajonia-Lauemburgo. Tenía claras inclinaciones militares y un interés en coordinar el desarrollo económico e incrementar el poderío militar de su reino, entonces la principal potencia naval del Mar Báltico. Sus pretensiones lo condujeron a involucrarse en la Guerra Nórdica de los Siete Años, un conflicto inútil contra su primo Erik XIV de Suecia, que fue perjudicial tanto para Dinamarca como para Noruega. Su reinado se caracterizó por un crecimiento en las finanzas del reino, lo que le permitió la construcción de castillos y palacios.
Retrato de Federico II atribuido a Melchior Lorck

La política exterior que siguió Federico II después de la contienda fue de total neutralidad, y sus buenas relaciones con las potencias protestantes se limitaron al apoyo moral. Recibió de la reina Isabel I de Inglaterra la condecoración de la Orden de la Jarretera. Se rodeó de expertos consejeros, que supieron llevar al reino por los senderos correctos.

Era amante de las fiestas, del vino y de la caza, consagrando a esta actividad varias de sus propiedades. Fue también patrocinador del célebre astrónomo Tycho Brahe.




El 20 de julio de 1572 se casó con Sofía de Mecklemburgo-Güstrow, quien se convirtió en la reina consorte. Los reyes tuvieron siete hijos:
  • Isabel (1573-1626), casada con el duque Enrique Julio de Brunswick-Wolfenbüttel.
  • Ana (1574-1619), casada con Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra.
  • Cristián (1577-1648), rey de Dinamarca y Noruega con el nombre de Cristián IV.
  • Ulrico (1578-1624).
  • Augusta (1580-1639), casada con el duque Juan Adolfo de Holstein-Gottorp.
  • Eduviges (1581-1641), casada con el príncipe elector Cristián II de Sajonia.
  • Juan (1583-1602).
Sofía de Mecklemburgo-Güstrow (4 de septiembre de 1557, Wismar - 14 octubre 1631 Nykøbing Falster) fue una noble alemana y reina de Dinamarca y Noruega. Ella fue la madre del rey Cristián IV de Dinamarca. Fue regente de Schleswig-Holstein 1590-1594.

Cristián IV 

(Hillerød, 12 de abril de 1577 - Copenhague, 28 de febrero de 1648). Rey de Dinamarca y de Noruega (1588 - 1648). Hijo de Federico II y de Sofía de Mecklemburgo-Güstrow.




Es uno de los principales héroes militares de su país, alcanzando gran popularidad tanto en vida como en la posteridad. Destacó por su carácter resuelto, impetuoso y ambicioso, características que resultarían trágicas para su reino. Participó en dos guerras contra Suecia y en la Guerra de los Treinta Años, con resultados negativos. Impulsó reformas administrativas y militares, y apoyó el mercantilismo en Dinamarca, colocando los cimientos de un imperio colonial. Amante de la cultura y las artes, patrocinó grandes obras arquitectónicas del Renacimiento que embellecieron las ciudades del país. 

La coronación de Cristián IV. Pintura de Otto Bache (1887).
No se sabe a ciencia cierta cuántos hijos tuvo, pero se sabe de la existencia de 21.

Ana Catalina de Brandeburgo y su hijo Cristián, 1611.
  • Se casó en 1597 con Ana Catalina de Brandeburgo. Con ella tuvo seis hijos.
  • Estando aún casado, tuvo una primera amante, Kirsten Madsdatter, con quien tuvo un hijo ilegítimo.
  • Con Karen Andersdatter, una segunda amante, tuvo dos hijos más.
  • Con su amante Kirsten Munk contrajo matrimonio morganático en 1615. Con ella tuvo diez hijos.
  • Con Vibeke Kruse tuvo dos hijos reconocidos, aunque posiblemente hubo más.

Castillo de Kronborg.
Castillo de Rosenborg, en Copenhague.

En Copenhague edificó muchos edificios renacentistas, como Børsen, Holmens Kirke, el castillo de Rosenborg, la fortaleza Kastellet, y la Rundetårn, que sirvió como observatorio. Remodeló el Castillo de Frederiksborg en un suntuoso palacio renacentista, y Kronborg como fortaleza.

Fundó la Compañía Danesa de las Indias Orientales, inspirado en la Compañía Holandesa. Es la figura central del himno real danés, Kong Kristian.

domingo, 23 de marzo de 2014

Cristián I - Juan I de Dinamarca - Cristián II - Federico I

Cristián I 


Cristián I, según una imagen del siglo XIX.

(En danés Christian I, en noruego y sueco Kristian I) (Febrero de 1426 - 21 de mayo de 1481). Rey de Dinamarca (1448 - 1481), Noruega (1450 - 1481) y Suecia (1457 - 1464). También duque de Schleswig y conde de Holstein de 1460 a 1481. Fue el primero de una larga lista de reyes provenientes de la Casa de Oldemburgo.

A la muerte de Cristóbal de Baviera en enero de 1448, el trono de Dinamarca quedó vacante, puesto que Cristóbal no había procreado herederos. El consejo real buscó dejar el poder en manos del señor feudal más poderoso del reino, en este caso Adolfo VIII de Holstein. Pero Adolfo rechazó la oferta y recomendó a su sobrino Cristián para ocupar tan alto cargo. Cristián era descendiente lejano de Erik V de Dinamarca.

Cristián fue electo por el consejo el 1 de septiembre de 1448 y el 28 de octubre de 1449 se coronó en Copenhague. El mismo día de su coronación se comprometió en matrimonio con Dorotea de Brandemburgo, la joven viuda de Cristóbal. Las nupcias se celebraron el 26 de octubre de 1450.


VIRTUTI MONSTRANTE VIAM
Problemas económicos

La guerra contra Suecia hizo improbable una unión, y Cristián se volvió más dependiente de la Liga Hanseática, a la que tuvo que conceder mayores privilegios comerciales en Dinamarca y Noruega, y por otro lado, tuvo que aceptar ayuda económica de Schleswig y Holstein, con intereses muy altos. Una prueba de su grave situación económica fue el hecho de que, en 1469 casó a su hija Margarita con el rey Jacobo III de Escocia y, al no poder otorgar la dote prometida, tuvo que cederle al rey escocés las islas Órcadas y las Shetland, que hasta entonces habían pertenecido a Noruega.

Juan I de Dinamarca 

(En danés y noruego Hans o Johan, en sueco Johan) (Aalborg, 2 de febrero de 1445 - Aalborg, 20 de febrero de 1513). Rey de Dinamarca (1481-1513), de Noruega (1483-1513), y con el nombre de Juan II, rey de Suecia (1497-1501). Hijo del rey Cristián I y de Dorotea de Brandeburgo.




Se casó en 1478 con Cristina de Sajonia. Tuvieron los siguientes hijos:
  • Cristián II (1481-1559), rey de Dinamarca, Noruega y Suecia.
  • Isabel (1485-1555), se casó con el príncipe-elector Joaquín de Brandemburgo.
  • Francisco (1497-1511)
Cristina de Sajonia (24 de septiembre de 1461 - 8 de diciembre de 1521). Reina de Dinamarca tras su matrimonio con Juan I. Por la herencia de su cónyuge, se convirtió en reina de la Unión de Kalmar, que incluía también a Noruega y Suecia. Era la mayor de los hijos de Ernesto de Sajonia e Isabel de Baviera y hermana de Federico el prudente.


Cristián II 




(Nyborg, 1 de julio de 1481 - 25 de enero de 1559). Rey de Dinamarca y Noruega (1513-1523), y de Suecia (1520- 1521) bajo la Unión de Kalmar. Hijo del rey Juan de Dinamarca. Fue el último monarca que gobernó la Unión de Kalmar, que incluía los tres reinos nórdicos. 
El Baño de Sangre de Estocolmo (en sueco: Stockholms blodbad; en danés: det stockholmske blodbad) fue una masacre que siguió a la invasión de Suecia por las fuerzas danesas de Cristián II de Dinamarca. La matanza propiamente dicha es la serie de acontecimientos que se produjeron entre el 4 y el 10 de noviembre de 1520, con el punto culminante de la ejecución de un centenar de personas (principalmente de los miembros de la nobleza y el clero que apoyaban a Sten Sture el Joven), a pesar de la promesa de Cristián II de una amnistía. Estas ejecuciones se desarrollaron en Stortorget, "El Gran Mercado", la plaza central junto a Storkyrkan, la catedral de Gamla stan, la Ciudad Vieja de Estocolmo. 
Con el argumento de que llevaba a cabo las órdenes del papa, se dedicó a perseguir, a realizar actos de violencia y a ejecutar a sus detractores en toda Suecia (incluida Finlandia). Alrededor de 600 personas, incluidos niños, fueron víctimas de su crueldad. Cristina Gyllenstierna, junto con otras damas de la nobleza, fueron encarceladas y enviadas a Dinamarca. Por estas acciones, Cristián fue recordado en Suecia como Cristián el Tirano. 

Con Isabel de Austria tuvo seis hijos:
  • Juan, príncipe de Dinamarca (1518-1532).
  • Maximiliano (1519).
  • Felipe (1519-1520).
  • Dorotea de Oldemburgo (1520-1580), se casó en 1534 con el duque palatino Federico II.
  • Cristina de Dinamarca (1521-1590), quien se casó en 1534 con el conde Francesco Sforza de Milán, y en 1541 con el conde Francisco I de Lorena.
  • Un último hijo varón (1523).

Isabel de Austria (Bruselas, 18 de julio de 1501 - Zwijnaarde, 19 de enero de 1526). Reina consorte de Dinamarca y de la Unión de Kalmar (que incluía también a Suecia y a Noruega), esposa de Cristián II. Archiduquesa de Austria e Infanta de Castilla, era la segunda hija del archiduque Felipe I de Castilla, apodado el Hermoso y de la reina Juana I de Castilla, tristemente conocida como Juana la Loca.



Recibe su nombre en honor a su abuela materna la reina Isabel la Católica. Como parte del plan de expansión política de los Habsburgo hacia las tierras nórdicas, es elegida como la esposa del rey Cristián II de Dinamarca y Noruega, quien también era aspirante a la corona de Suecia por herencia de la Unión de Kalmar.

Isabel y Cristián II se casaron en la ciudad de Copenhague, el día 12 de agosto de 1515. En un principio, las relaciones entre los esposos serían tensas y difíciles, particularmente porque la reina no sabía hablar danés, teniendo el rey que hablar con su esposa a través de traductores. Pero la reina muy pronto aprendería a hablar su nueva lengua, ganándose la popularidad entre sus súbditos. Además, las relaciones del rey con la bellísima Dyveke Willums significaban un verdadero obstáculo para el entendimiento de la pareja. La madre de Dyveke, Sigbrit Willums, era la virtual gobernante de Dinamarca. La misteriosa y oportuna muerte de Dyveke en 1517 (posiblemente envenenada por órdenes del emperador Maximiliano, abuelo de Isabel), hizo que la pareja real reemprendiera vida en común. La muerte de la favorita supuso entonces también que el rey solicitara con mayor frecuencia el apoyo y los consejos de su esposa.
Federico I 

(Copenhague, 7 de octubre de 1471 - Schleswig, 10 de abril de 1533). Rey de Dinamarca (1523 - 1533) y de Noruega (1523 - 1533). Hijo de Cristián I y de Dorotea de Brandeburgo. Llegó al poder por una rebelión del clero y la nobleza que desterró a su sobrino el rey Cristián II. Tuvo que superar varias insurrecciones populares que se negaban a reconocer su gobierno. Aunque católico, permitió la libertad de culto y la entrada del luteranismo en sus territorios.




En 1502, se casó con Ana de Brandeburgo, hija del elector Juan Cicerón. Con ella tuvo dos hijos:
  • Cristián (1503-1559). Rey de Dinamarca y Noruega.
  • Dorotea (1504-1547). Duquesa de Prusia, consorte de Alberto I de Prusia.

En 1518, después de fallecida su primera esposa, volvió a casarse, esta ocasión con Sofía de Pomerania, la hija del duque Boleslao de Pomerania. La pareja tuvo seis hijos.


En 1521 el emperador Carlos V, tío de Cristián, nombró a éste duque único de Holstein, provocando un distanciamiento entre el rey danés y el duque Federico. Sin embargo, en agosto de 1522, Cristián se reconcilió con Federico, después de renunciar a sus derechos.

Las reformas, proclives al protestantismo, que impuso Cristián II contra la clase clerical danesa produjeron descontentos. Los obispos de Jutlandia y algunos nobles se reunieron en Viborg en marzo de 1523, donde acordaron desterrar al rey y buscar el apoyo del tío de éste, el duque Federico. Con ese apoyo, Federico declaró la guerra a Cristián II el 8 de marzo de 1523. Cristián II rehusó combatir a los sublevados, y abandonó el país el 13 de abril del mismo año. Ese mismo día Federico fue nombrado como nuevo rey de Dinamarca, y el 7 de agosto fue coronado.

Los primeros años de su gobierno no fueron afortunados. La burguesía y el campesinado aún se mantenían fieles a Cristián II.

Durante la mayor parte de su reinado Federico residió en el castillo de Gottorp, su residencia ducal, visitando Dinamarca sólo cuando era estrictamente necesario. Nunca visitó Noruega y nunca sería coronado en ese país, por lo que utilizaría el título oficial de rey electo de Noruega. Siendo alemanes sus dos padres, se ha llegado a suponer que nunca aprendió el danés.

Falleció en el Castillo de Gottorp el 10 de abril de 1533 a la edad de 61 años. Sus restos fueron trasladados a la Catedral de Schleswig. 

La Casa de los Oldemburgo




Es una familia noble originaria del norte de Alemania y que llegó a ser una de las dinastías reales más influyentes de toda Europa. Los Oldemburgo se convirtieron en reyes cuando el conde Cristián I de Oldemburgo fue elegido rey de Dinamarca en 1448 y a partir de entonces la casa ocupó ininterrumpidamente el trono danés hasta la actualidad; el rey Cristián se convirtió también en rey de Noruega en 1450 luego de la renuncia del sueco Carlos I Knutsson.

Línea de Holstein-Gottorp

Reyes de Suecia

En 1751 Adolfo Federico de Holstein-Gottorp accede al trono de Suecia, poder que ostentará su familia hasta 1818 cuando son sustituidos por la familia Bernardotte.

Zares de Rusia

En 1762 el duque Carlos Pedro Ulrico de Holstein-Gottorp es coronado Emperador Pedro III de Rusia al ser hijo de Ana Romanov (una de las hijas de Pedro I el Grande), sus descendientes gobiernan sucesivamente el país hasta la Revolución rusa de 1917.

Algunos otros miembros se la Casa de Oldemburgo obtuvieron por uniones con la Familia Imperial Rusa el tratamiento de Alteza Imperial y sus descendientes se mantuvieron como miembros de la realeza extranjera en Rusia. Entre estos estuvieron el duque Jorge de Oldemburgo (casado con la gran duquesa Catalina Pávlovna Románova), el duque Pedro de Oldemburgo (casado con la gran duquesa Olga Aleksándrovna Románova) y la duquesa Alejandra de Oldenburgo (casada con el gran duque Nicolás Nikoláyevich Románov.

Línea de Augustenburgo

Fue fundada por Ernesto Gunther, duque de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Augustenburg, un bisnieto de Cristián I de Dinamarca, este brazo continúa hasta el día de hoy, si bien es cierto es proseguido desde 1931 por los Duques de Targino-Flensburg, una rama colateral de la familia.

Línea de Glucksburgo

Originalmente denominada Schleswig-Holstein-Sonderburg-Beck, el duque Federico Guillermo cambió este último nombre por Glucksburgo en 1816.
Reyes de Dinamarca

Insignia usada por los reyes daneses
recordando su pertenencia a la Casa de Oldemburgo.

Un hijo de Federico Guillermo fue elegido rey en 1863 como Cristián IX de Dinamarca, la actual reina danesa, Margarita II de Dinamarca, desciende en línea directa de este rey.

Reyes de Grecia

En 1863 el segundo hijo del rey Cristián IX de Dinamarca fue elegido rey de los helenos con el nombre de Jorge I de Grecia (1845–1913) inaugurando un nuevo trono para la familia, esta dinastía gobernaría el país hasta el derrocamiento en 1973 del rey Constantino II (n.1940).
De esta rama deriva la actual casa real británica con el matrimonio del príncipe griego Felipe de Jutlandia del Sur-Holstein-Sonderburgo-Glucksburgo (n.1921), nieto de Jorge I de Grecia, con la hoy reina Isabel II del Reino Unido en 1948.

Reyes de Noruega

En 1905 Noruega se independizó del reino de Suecia y por tal motivo se eligió al primer rey constitucional del país; esta elección recayó en el príncipe Carlos de Dinamarca (1872-1957), coronado como Haakon VII de Noruega, segundo hijo del rey Federico VII de Dinamarca. Harald V (n.1937), actual monarca del país, es un nieto suyo.

sábado, 22 de marzo de 2014

Gustavo II Adolfo de Suecia - Cristina de Suecia

Gustavo II Adolfo de Suecia 

(Estocolmo, Suecia, 9 de diciembre de 1594 – Lützen, Alemania, 15 de noviembre de 1632), rey de Suecia de 1611 a 1632. Era hijo de Carlos IX y de Cristina de Holstein-Gottorp.




Es considerado como uno de los reyes suecos más prominentes de todos los tiempos. En el ámbito civil, realizó grandes reformas administrativas y económicas. Gran estratega, participó en cuatro guerras internacionales, de las cuales la que le daría mayor renombre fue la Guerra de los Treinta Años en Alemania, participación que le valió los apelativos de El León del Norte y Gustavo Adolfo el Grande. Tras la guerra, se ensancharon las fronteras de Suecia, se fortaleció su presencia en el Mar Báltico, y el país se alzó como potencia mundial.

Gustavo II Adolfo vestido a la usanza polaca.
Óleo de Matthäus Merian, alrededor de 1632.


La administración del gobierno en tiempos de Gustavo II Adolfo
La figura de Gustavo II Adolfo está invariablemente ligada con sus actividades guerreras. Aunque el éxito de sus campañas militares es el rasgo principal de su reinado y lo ha elevado a ser uno de los principales héroes nacionales suecos, es importante también resaltar su legado administrativo, que demuestra su capacidad de estadista. Tanto la administración central como las locales experimentaron un gran desarrollo, y su estructura burocrática sería una de las más eficientes de su tiempo, tanto que en ella se basarían otros gobernantes, como Federico III de Dinamarca o Pedro I de Rusia.

Conflictos:
  • Guerra de Kalmar
  • Guerra de los Treinta Años
Se casó en noviembre de 1620 con María Leonor de Brandeburgo y tuvo la siguiente descendencia:
  • Cristina Augusta (1623–1624).
  • Cristina (1626–1689). Reina de Suecia.
Con su concubina Margarita Slots (hija del comerciante de origen holandés):
  • Gustavo de Vasaborg (1616-1653). Conde de Nystad y de Vasaborg.

María Leonor de Brandeburgo

María Leonor de Brandeburgo (Königsberg, 11 de noviembre de 1599 - Estocolmo, 18 de mayo de 1655). Princesa de Brandeburgo, perteneciente a la dinastía Hohenzollern. Esposa de Gustavo II Adolfo de Suecia y por tanto reina consorte de Suecia, a partir de 1620 hasta la muerte del rey en 1633. Hija del príncipe elector Juan Segismundo de Brandeburgo y de Ana de Prusia. Fue la madre de la reina Cristina de Suecia.

Cristina de Suecia 

(Estocolmo, 8 de diciembre de 1626 – f. Roma, 19 de abril de 1689) fue Reina de Suecia (1632-1654), Duquesa de Bremen y Princesa de Verden (1648-1654). Hija de Gustavo II Adolfo y de María Leonor de Brandeburgo. Protectora de las artes y mecenas. Abdicó del trono de Suecia en 1654. Protestante de nacimiento, se convirtió al catolicismo el mismo año. Murió en Roma a los 62 años.




Cristina pertenecía a la dinastía real de los Vasa, iniciada en 1521. Su madre procedía de la importante dinastía alemana de los Hohenzollern. El nacimiento de Cristina el 8 de diciembre de 1626 fue bien recibido por su padre, no así por su madre, quien deseaba darle al rey Gustavo II Adolfo un heredero varón que siguiera sus pasos.

El año 1604 el Consejo del Reino había acordado aceptar a una mujer como sucesora en el trono, si se daba el caso, por lo que el rey Gustavo II Adolfo decidió confirmar a Cristina en 1627 como su heredera con todos los derechos a la corona, si no nacían otros hijos varones.

Suecia se involucró en 1630 en la Guerra de los Treinta Años por el lado protestante, y en junio del mismo año el rey marchó a la guerra que se desarrollaba en el continente europeo, dejando a su hija bajo la tutela del canciller Oxenstierna, para que se encargara de la pequeña en caso de morir en la guerra.

El 6 de noviembre de 1632 cayó el rey en la batalla de Lützen, y antes de cumplir los seis años, Cristina se convirtió en reina de Suecia, bajo la regencia del canciller Oxenstierna.

Cristina de Suecia a caballo» (1653) de Sébastien Bourdon.
 Museo del Prado (Madrid).

Una muchacha muy inteligente y especial
  • Cristina no era agraciada, pero eso a ella no le importaba. Era un poco contrahecha, de contextura gruesa y estatura más bien corta. Poseía un temperamento fuerte, inquieto y vivaz, así como una gran energía física.
Una reina intelectual
  • Cumplidos los 16 años, Cristina comenzó a asistir a las reuniones del Consejo del Reino, demostrando su conocimiento de las leyes y la administración del reino sin inconvenientes.
  • A los 18 años cumplió su mayoría de edad y asumió el cargo de soberana, reemplazando gradualmente al canciller Oxenstierna en sus funciones
  • En 1648 Suecia firmó la Paz de Westfalia, que daba fin a la Guerra de los Treinta Años, quedando el reino en una posición de supremacía en la región del Báltico.
  • Estocolmo y Upsala fueron recibiendo a filólogos, anticuarios, bibliotecarios, poetas, orientalistas, latinistas, historiadores y otros. En 1652, los eruditos franceses Samuel Bochart y Pierre Daniel Huet se hicieron cargo de su biblioteca. En algún momento Suecia fue el centro del humanismo en Europa, y Cristina recibió el nombre de Minerva del Norte.
  • La reina también apoyó el desarrollo del ballet y del teatro.
  • En 1652 la salud de Cristina se resintió y un médico francés, Pierre Bourdelot, fue llamado a Estocolmo para su curación.

Descartes en la Corte de la reina Cristina de Suecia,
Pierre Louis Dumesnil.
Museo Nacional del Palacio de Versalles.
 
Embajadores y religiosos
  • Contemporáneos de Cristina eran Luis XIV en Francia y Felipe IV en España.
Abdicación
  • En 1647, la soberana fue inquirida oficialmente por el Consejo del Reino sobre un futuro matrimonio que asegurara la continuación de la dinastía. Ella respondió que pensaría en ello y que consideraría a su primo Carlos Gustavo al dar su respuesta.
  • La respuesta oficial la dio en 1649, anunciando que no contraería matrimonio alguno, excusándose de dar motivos.
  • El 6 de junio de 1654, en el castillo de Upsala, la reina se despojó de sus insignias reales y su primo asumió la corona de Suecia con el nombre de Carlos X Gustavo.
Cambio de fe
  • Después de algunos meses de estadía, y estando bajo la protección del rey español Felipe IV, Cristina hizo oficial su cambio de fe al catolicismo en forma privada, en la víspera de Navidad de 1654, a los 28 años de edad. Tomaría, sin embargo, algún tiempo el hacer pública la noticia (el cuadro que aparece al inicio de este artículo fue un regalo de Cristina a Felipe IV).
  • El papa Inocencio X, poco antes de morir, aceptó la conversión de la exreina sueca, y ya en abril de 1655 era elegido papa Alejandro VII, quien aceptó la intención de Cristina de avecindarse en Roma. Se acordó efectuar su cambio de fe en forma pública antes de su llegada a los Estados Pontificios.
El castillo de Upsala

El renacimiento de la Minerva del Norte

  • La actividad cultural de Roma tomó nuevos bríos con los proyectos de la reina, que comenzó a reunir a artistas, científicos e intelectuales en su residencia, dándoles una estructura básica en forma de academias, donde se podía discutir y crear. A los más destacados, la soberana les asignó un estipendio y en algunos casos una pensión.
  • Una de sus academias, llamada Academia Real, estaba inspirada en la Academia Francesa.
    Monumento a la reina Cristina de Suecia
    en la Basílica de San Pedro, Roma.
  • Es de destacar su amistad con el escultor Gian Lorenzo Bernini, a quien solía visitar en su taller y a quien había protegido cuando perdió el favor del papa Inocencio X.
Una de las musas de la Villa Adriana de Tívoli, reunidas por Cristina de Suecia. Presiden actualmente el nuevo recibidor oval del Museo del Prado.




Adán y Eva (en alemán, Adam und Eva) es una pareja de pinturas realizada por el artista alemán Alberto Durero (Albrecht Dürer). Están pintadas al óleo sobre tabla. Datan del año 1507, según consta en un cartel junto a Eva. Ambas miden 209 cm de alto, y en cuanto a la anchura, una mide 81 cm. y la otra 80. Se exhiben actualmente en el Museo del Prado de Madrid (España).


Adán y Eva 
Se supone que Durero las pintó con destino al Ayuntamiento de Núremberg, donde permanecían a finales del siglo XVI. Luego pasaron al castillo de Praga, regaladas por la ciudad de Núremberg al monarca Rodolfo II, que era muy aficionado a los cuadros de desnudos. Durante la guerra de los Treinta Años, ejércitos suecos y sajones saquearon dicho castillo y estas obras en concreto acabaron siendo propiedad del rey sueco. Su hija la reina Cristina, las regaló al rey español Felipe IV en 1654.