sábado, 31 de enero de 2015

Aleksandr Serguéyevich Pushkin (Escritor)

Recomendación: 

Alexandr S. Pushkin: “La Hija del Capitán”

Sinopsis: La Hija del Capitán es una novela histórica, escrita a la manera de Walter Scott, que narra un episodio crítico del pasado ruso: la rebelión de Pugachov en el siglo XVIII que, iniciada como un levantamiento de los cosacos, llegó a convertirse en una auténtica guerra campesina. En esta novela, escrita ya al final de la vida de su autor, Pushkin crea un lenguaje literario ruso y, al sentar las bases de la prosa, preludia la aparición de los grandes escritores rusos del siglo XIX.


Opinión: El gran mérito de la novela reside  en que narra al mismo tiempo una historia de amor y un episodio épico de la  historia del siglo XIX en Rusia. Esto torna a su prosa ligera y versátil, permitiendo una convergencia eficaz entre romanticismo y realismo. En síntesis: Muy buena.-

Aleksandr Serguéyevich Pushkin 

(1799 greg. – San Petersburgo, 1837 greg.) fue un poeta, dramaturgo y novelista ruso, fundador de la literatura rusa moderna.

Fue pionero en el uso de la lengua vernácula en sus obras, creando un estilo narrativo —mezcla de drama, romance y sátira— que fue desde entonces asociado a la literatura rusa e influyó notablemente en posteriores figuras literarias como Gógol, Dostoyevski, Tolstói y Tiútchev, así como en los compositores rusos Chaikovski y Músorgski.

Para saber más de Musorgski pincha aquí

Era hijo de Serguéi Pushkin, descendiente de una de las más antiguas familias de la aristocracia rusa, cuya historia se remonta al siglo XII y bisnieto, por la rama materna, de Abram Gannibal, príncipe etíope capturado de niño por esclavistas al servicio de los otomanos y trasladado a Rusia, donde se convirtió en jefe militar, ingeniero y noble tras su apadrinamiento por Pedro I el Grande, quien le dio su patrónimo (Petróvich, hijo de Pedro).

Aleksandr Pushkin a los 14 años recitando un poema ante Derzhavin en el Liceo Imperial de Tsárskoye Seló. Cuadro de Iliá Repin (1911).
Lector incansable desde temprana edad, causaba asombro su facilidad para improvisar imitaciones de sus maestros, los franceses Molière, Voltaire y Evariste Parny, y los ingleses Byron y Shakespeare. 

Realizó sus estudios entre 1811 y 1817 en el Liceo Imperial de Tsárskoye Seló —llamado posteriormente "Liceo Pushkin" en su honor.

Tras terminar su formación académica se instaló en San Petersburgo, entrando a formar parte de la vibrante y áspera cultura de la juventud intelectual de la capital donde su talento ya era ampliamente reconocido.

En Chişinău ingresó en la logia masónica Ovidio, pero su vida disoluta, las juergas, correrías, amoríos, la pasión por los naipes y el juego, dos duelos y su convivencia durante dos meses con una tribu de gitanos agotaron la paciencia de Ínzov y Pushkin fue enviado a Odesa a las órdenes del general Mijaíl Vorontsov.

El adiós de Pushkin al mar. Cuadro de Iván Aivazovski e Iliá Repin (1877).
Allí entró de nuevo en conflicto con el gobierno. La disciplina militar no se avenía con el carácter del poeta y empezó a galantear a la hija del general. Parece que a ella no le desagradaba, pero un magistral epigrama sobre el carácter del general Voronstov motivó el destierro y arresto domiciliario de Pushkin en la finca de su padre, Mijáilovskoye, provincia de Pskov, de 1824 a 1826. Se despidió de Odesa con su poema Al mar, de 1824.
En Mijáilovskoye, aldea de la Óblast de Pskov, tras la reprimenda paterna y acogido por su amada aya, Pushkin compuso seis capítulos de Eugenio Oneguin, el drama histórico Borís Godunov 1825 sobre la tragedia del zar Borís Godunov, el poema El conde Nulin, publicado en 1825 y el poema Los gitanos, publicado en 1827.
Entonces estalló la rebelión de los decembristas, y el duro castigo infligido a sus miembros, casi todos poetas y amigos de Pushkin, le afectó profundamente.
La Revuelta Decembrista o el Levantamiento Decembrista fue una sublevación contra la Rusia Imperial por parte de un grupo de oficiales del ejército ruso que dirigieron a cerca de 3000 soldados el 26 de diciembre de 1825. Como este incidente ocurrió en diciembre, los rebeldes fueron denominados Decembristas . Los sublevados tomaron la Plaza del Senado en San Petersburgo que, en 1925 y para celebrar el centenario del acontecimiento, fue renombrada como Plaza Decembrista.
Decembristas en la Plaza del Senado.
Se le permitió visitar al zar Nicolás I para exponer una petición de liberación, que consiguió y, aunque aparentemente Pushkin no había participado en la rebelión de diciembre de 1825 en San Petersburgo, algunos de los insurgentes tenían entre sus papeles sus primeros poemas políticos, por lo que pronto se vio bajo un estricto control por parte de los censores del gobierno y se le impidió viajar y publicar libremente. La obra que se convertiría en la más famosa de su carrera, el drama Borís Godunov, escrita mientras residía en la hacienda materna, no obtuvo el permiso de publicación hasta cinco años después.

Para saber más de Boris Godunov pincha aquí

A la muerte del zar Alejandro I le sucede Nicolás I, que toma bajo su protección al escritor permitiéndole regresar a Moscú. 

Natalia Goncharova (Púshkina), retrato por Aleksandr Briullov[1][2] (1822-1877).
Al volver a Moscú en 1830 conoció a Natalia Goncharova, una de las mujeres más bellas de su época.

Pushkin tenía que hacer frente a numerosísimos gastos —un hijo nuevo cada año, dos hermanas solteras de su esposa que vivían con él, su afición al juego y las frecuentes y caras fiestas, bailes y recepciones con que se entretenía su esposa— con un trabajo literario incesante y, a pesar de lo bien retribuido que estaba su trabajo, acumuló enormes deudas; en 1836 emprendió la publicación de la revista literaria El Contemporáneo para aliviar su situación, revista que llegaría a adquirir un máximo prestigio en las letras rusas.

Monumento en Moscú a Aleksandr Pushkin y Natalia Goncharova (Púshkina).
Sin embargo, las envidias le acechaban y, el 27 de enero de 1837, a los 37 años, Pushkin es mortalmente herido en un duelo mantenido con el militar francés Georges d'Anthès, protegido y amante secreto del embajador holandés,1 en las afueras de San Petersburgo, a causa de la actitud provocadora de éste para con su esposa. Le manipularon el arma, por lo que el poeta no pudo defenderse, y la primera bala del arma contraria le alcanzó el pecho al comenzar el duelo, muriendo, sin que los médicos pudieran hacer nada, en la madrugada del 29 de enero de 1837.

Biblioteca Estatal Pushkin de Omsk.
El gobierno ruso, que temía una manifestación política durante su funeral, se opuso a una gran ceremonia religiosa, trasladó el cuerpo en secreto a medianoche a un monasterio cerca de Mijáilovskoye, la hacienda de su madre, donde le dieron sepultura con la única asistencia de parientes y amigos. El zar pagó sus deudas y pensiones para su familia.

Alexander Roslin (Pintor XVIII) - El Palacio de Pávlovsk - Charles Cameron (Arquitecto) - Platon Zubov Alexandrovich (Último favorito de Catalina II) - La habitación sexual de Catalina la Grande

Alexander Roslin 

(Malmö 15 de julio de 1718 - París, 5 de julio de 1793) fue un pintor sueco, especializado en retratos, de la época rococó.

Autorretrato, 1790.

Se formó en su país natal, Suecia. Durante dos años estuvo trabajando en la corte del margrave de Bayreuth (1745-47). Después pasó por Italia, donde pudo estudiar a los pintores manieristas (Tiziano, Veronés) y a los clasicistas (Carracci, Guido Reni). 

Alexander Roslin – Baronesa de Neoburgo-Cromière (1756).
En 1752 marchó a París, gracias a la recomendación de Luisa Isabel de Francia, duquesa de Parma. Allí se hizo famoso como pintor retratista. Retrató a la aristocracia europea de mediados del siglo XVIII. Se casó en 1759 con Marie-Suzanne Giroust. Fue gran amigo de Boucher. Desde 1750 en adelante trabajó principalmente París, también  trabajó en en  las cortes de  Estocolmo (1774), San Petersburgo (1775), donde pintó una serie de retratos de hombres de estado de la Rusia Imperial, incluyendo los de Iván Betskói y Ivaán Shuválov, Varsovia y Viena (1778).

La familia Jennings




Marie-Suzanne Giroust (París, 9 de marzo de 1734 – † París, 31 de agosto de 1772) fue una pintora, pastelista y miniaturista francesa.

Marie-Suzanne era la hija de Bartolomé Giroust, joyero del Rey y de Marie Suzanne Leroy. Huérfana desde pequeña, fue criada por varios parientes suyos. Su herencia le permitió estudiar arte, y fue alumna de Maurice Quentin de La Tour y de Joseph-Marie Vien. 

Autorretrato, 1770.
En 1752 se enamoró del artista sueco Aleksandr Roslin, pero su familia e tutora le impidieron casarse con él, a quiénes Roslin les disgustaba por ser pobre y protestante. Al rechazar todos los démas pretendientes, finalmente se le permitió casarse con Roslin el 5 de enero de 1759. La pareja tuvo tres hijas y tres hijos.

Fue admirada por los tonos de piel y colores de sus retratos, y hasta su propio marido calculó que ella era mejor pintora al pastel que él. También sirvió como modelo para la pintura de su esposo en 1768 La Dame au Voile (La dama del velo).

Dama con velo (Retrato de su esposa Marie-Suzanne Giroust).
Alexander Roslin 
Murió de cáncer de mama, el 31 de agosto de 1772, a los 38 años.

El Palacio de Pávlovsk 

Fue una de las principales residencias de la familia imperial de Rusia, hoy convertida en un museo estatal. Situada en la ciudad homónima de Pávlovsk, a la orilla del río Slavyanka, se sitúa a escasos tres kilómetros del conjunto de palacios de Tsárskoye Seló. 

Iniciado el año 1777 por el zarévich y después zar Pablo I de Rusia como una residencia campestre cerca de la fastuosa residencia de su madre la zarina Catalina II de Rusia en Tsárskoye Seló. El palacio se vio influido por la visita que Pablo I de Rusia y la princesa María Sofía Dorotea de Würtemberg realizaron a Europa visitando Francia, Italia y Austria. Especialmente influyeron en el castillo los recuerdos que los jóvenes príncipes rusos tenían de su estancia en París, donde habían sido recibidos por el rey Luis XVI y la reina María Antonieta.



Tras la muerte del zar Pablo I de Rusia el palacio pasó a manos del gran duque y después zar Nicolás I de Rusia, que en su momento lo dejó a su segundo hijo, el gran duque Constantino de Rusia. El palacio quedó en manos de la rama Konstantínovich de los Románov hasta que fue expropiado por el gobierno bolchevique en 1917.

El Palacio de Pávlovsk fue construido para el zar del Imperio ruso Pablo I, único hijo de Catalina la Grande.


El palacio está localizado en Pávlovsk, ciudad que fue construida alrededor del palacio y situada al sureste de San Petersburgo, cerca de Tsárskoye Seló. La dimensión original de los terrenos era de alrededor de 1.500 acres y fue un regalo de Catalina II a su hijo Pablo por el nacimiento de su primer hijo, el futuro zar Alejandro I de Rusia en 1777.

Después del asesinato de Pablo en 1801, Pávlovsk se convirtió en la residencia principal de su viuda. Después de su muerte en 1828 el palacio pasó a su hijo, el gran duque Miguel Pávlovich.

Miguel Pávlovich de Rusia (en ruso: Михаи́л Па́влович; Mijaíl Pávlovich; 8 de febrero de 1798, San Petersburgo - 9 de septiembre de 1849, Varsovia) décimo y último hijo además de cuarto varón del Zar Pablo I de Rusia y de Sofía Dorotea de Württemberg (María Fiódorovna).

El gran duque Miguel Pávlovich de Rusia.
Miguel es el tatatarabuelo del Duque Jorge Borwin de Mecklemburgo, el actual reclamante a la grandes ducados de Mecklemburgo-Schwerin y Mecklemburgo-Strelitz.
Entre las habitaciones interiores más destacadas está el Vestíbulo Egipcio, la Sala Griega y la Sala Italiana.

Características del palacio

El palacio tiene forma de semicírculo y está plenamente integrado en un enorme parque de estilo inglés que contribuye a constituir la sencilla estructura del palacio en un edificio majestuoso. El palacio se sitúa encima de un cerro que hace que reciba los primeros rayos de sol del día, contribuyendo a dar un aire señorial al castillo.

Entre los que contribuyeron a la construcción y decoración del Palacio de Pávlovsk se encuentran los arquitectos Charles Cameron, Vincenzo Brenna, Giacomo Quarenghi, Andréi Voronijin y Carlo Rossi.


El diseño del bloque central del palacio, con sus líneas austeras y bóveda baja, es el trabajo de Charles Cameron.

El arquitecto empleó el uso de capiteles corintios, finos frisos y quebradizos tallados de estuco en el bloque central del palacio. Estos adornos y el uso de una delicada columnata alrededor de la bóveda son inspiraciones helenísticas y romanas. Cameron impresionó y gustó tanto a la Emperatriz Catalina la Grande que a partir de entonces la misma Emperatriz utilizaría sus servicios a menudo, especialmente en sus aposentos privados en Tsárskoye Seló.


Vestíbulo griego

Puerta del Palacio

Amplia y maciza, la severa puerta de orden dórico de la entrada fue fabricada en hierro fundido y después pintado. Fue realizada para impresionar y es un diseño de Brenna fechado en 1802, un año después de la muerte de Pablo.

Pese al fallecimiento de Pablo, que pudo haber estado implicado en su diseño, la puerta se erigió. El intento de Pablo fue, claramente, impresionar a sus visitantes con su actitud y fuerza de voluntad militares. Sobre la puerta se encuentra ubicado el emblema imperial de Rusia, el águila imperial bicéfala, a la que actualmente le faltan las coronas.

Palacio de Pávlovsk
Villa Capra (conocida también como Villa la Rotonda, Villa Almerico-Capra o Villa Capra-Valmarana) es un palacio campestre de planta central diseñado por Andrea Palladio y construido a partir del año 1566 en las afueras de la ciudad de Vicenza en Italia.
El nombre Capra deriva del apellido de dos hermanos que completaron el edificio luego de que les fuera cedido en 1591. Villa más famosa de Palladio y probablemente de todas las villas venecianas, la Rotonda es uno de los más celebrados edificios de la historia de la arquitectura en la época moderna.

Villa la Rotonda
Andrea Palladio, de nombre Andrea di Pietro della Góndola (Padua, 1508 - Maser, 1580) fue un importante arquitecto italiano de la República de Venecia. Trabajó fundamentalmente en la ciudad de Vicenza y sus alrededores, y también en la misma Venecia. Se le considera el arquitecto que tal vez «mejor supo actualizar la herencia de las formas clásicas con la realidad del momento central del Cinquecento». Sus villas campestres y otras obras han influido de manera importante en la arquitectura del Neoclasicismo.

Andrea Palladio
Charles Cameron 

(1745 -1812) nació en Escocia. Uno de los arquitectos preferido en la corte de Catalina II de Rusia.´

Cameron, arquitecto neoclásico, fue el principal arquitecto de Tsárskoye Selo y Pavlovsk palacios. Trabajó desde que llegó a Rusia en 1779 hasta la muerte de Catalina en 1796.

Sofía, una ciudad modelo, fue construida cerca Tsárskoye Selo diseñada por Cameron. Fue diseñada para ser vista en las pasarelas desde la Galería de Cameron y representar a Constantinopla , el objetivo codiciado de Catalina. (El nombre de la ciudad y su catedral clara alusión a Santa Sofía).

Sophia Ascensión catedral cerca Tsárskoye Selo fue construido como una alegoría de la Iglesia de Santa Sofía . Se atribuye conjuntamente a Cameron y Ivan Starov .

Galería de Cameron (1784-1787) en Tsárskoye Selo , un ejemplo del gusto de Catalina en la arquitectura, en la última década de su reinado.
El Pabellón de ágata. "En Tsárskoye Selo Cameron produjo algunos de los interiores más exquisitevely elegante estilo neoclásico en la Europa del siglo XVIII" - Howard Colvin

Proyecto de Cameron para el comedor en el Palacio de Catalina

Platon Zubov Alexandrovich  

(1767 - 1822) fue el último favorito de Catalina la Grande y el hombre más poderoso del Imperio Ruso durante los últimos años de su reinado. Enemigo del príncipe Potemkin.



Busto de bronce por Fedot Shubin , 1795
En 7 años, fue nombrado conde y luego un Reichsfurst , o Príncipe del Sacro Imperio Romano Germánico.

A la muerte de Potemkin, Zubov le sucedió como gobernador general de Nueva Rusia. Fyodor Rostopchin informó a Semyon Vorontsov el 20 de agosto de 1795, "El conde Zubov es todo aquí. No hay otra voluntad que la suya. Su poder es mayor que la de Potemkin. Él es tan imprudente e incapaz como antes, aunque la emperatriz mantiene  que él es el genio más grande que la historia de Rusia ha conocido ".


Portrait of Prince (Reichsfürst) Platon Alexandrovich Zubov (1767-1822) by Johann Lebrecht Eggink

Durante sus años en el poder, Zubov amasó una enorme fortuna. La Emperatriz le confirió a decenas de miles de siervos.

Zubov era caprichoso e inestable.Como era de esperar, la muerte de Catalina casi lo llevó al borde de la locura. Fue despojado de sus tierras por el emperador Pablo y se le recomienda encarecidamente que se vaya al extranjero.


Aposentos de Zubov  en Tsárskoye Selo 
Durante el reinado de Pablo, Zubov viajó por Europa, donde se mostró como una curiosidad.

Curiosidades:

La habitación sexual de Catalina la Grande

La zarina Catalina II, ha pasado a la historia por expandir y modernizar el Imperio ruso durante su reinado, que se prolongó entre 1762 y 1796, lo que le valió el sobrenombre de “la grande”.

Junto a sus dotes políticas y de gobierno, la desinhibición sexual de Ekaterina Alekséyevna han llevado a un gran número de historiadores a verter auténticos ríos de tinta acerca de las extrañas costumbres sexuales de la emperatriz.

Un ejemplo de la liberal relación de Catalina la Grande con el sexo es la llamada “habitación erótica”, una estancia decorada con todo tipo de elementos pornográficos, cuya historia cuenta el blog «Sang Bleu».


Dos de los muebles eróticos que se encontraron en la habitación./ sangbleu.com
Según detalla esta publicación cultural, durante una incursión en uno de los palacios de Tsárskoye Selo, en la Segunda Guerra Mundial, un grupo de soldados soviéticos encontró una habitación ambientada en un estilo inequívocamente erótico.

Así, mientras una de las paredes estaba decorada en su totalidad con falos de madera de diferentes formas, el mobiliario estaba constituido por un gran número de sillas, escritorios y pantallas con escenas pornográficas.


Dos de los muebles eróticos que se encontraron en la habitación./ sangbleu.com
La inusual estancia causó tal conmoción en los soldados que, lejos de causar cualquier daño en ella, decidieron tomar una docena de fotografías de su interior. Por desgracia, algunas de las imágenes se perdieron durante la contienda, aunque unas pocas han sobrevivido hasta nuestros días y han permitido que expertos del Museo del Hermitage hayan confirmado su existencia.


De hecho, la colección de arte erótico de la familia imperial Romanov era conocida desde comienzo del siglo XX y fue catalogada en los años 30, aunque nunca llegó a mostrarse al público, antes de que gran parte de ella desapareciera hacia 1950.

Fuente: ABC

jueves, 29 de enero de 2015

Los Zares de la primera mitad del siglo XIX - Pablo I de Rusia - El Castillo Mijáilovski

Pablo I de Rusia (San Petersburgo, 1 de octubre de 1754 - San Petersburgo, 23 de marzo de 1801) fue Zar de Rusia desde 1796 hasta su asesinato en 1801.


Pablo I, obra de Vladímir Borovikovski.
El gran duque Pablo nació durante el reinado de la emperatriz Isabel, en el palacio de Verano, en San Petersburgo, el 1 de octubre de 1754, siendo el único hijo de la gran duquesa Catalina, la cual da a entender en sus memorias que el padre no era su marido, el gran duque Pedro, el futuro emperador, sino su amante Sergéi Saltykov. Los partidarios de Catalina afirmaban que Pedro III era estéril, y fue incapaz de mantener relaciones sexuales hasta que se realizó una leve operación quirúrgica, y aun así él no podía engendrar un hijo. Aunque la historia fue aireada por los enemigos de Pablo, ya que ello pondría en peligro sus derechos al trono, nunca fue tomado en serio debido al reconocimiento del poder de Catalina. Además, los detractores de esta hipótesis argumentaban el parecido físico del gran duque con su padre.

Si quieres saber más de Sergéi Saltykov pincha aquí


Durante su infancia, Pablo fue apartado del lado de su madre por la emperatriz Isabel, quien se encarga personalmente de su educación. De niño es considerado inteligente y hermoso, algo que cambiará cuando sufre un ataque de tifus en 1771, y que le afeará las facciones de por vida. Se ha dicho que su madre lo odiaba, y que pretendía envenenarlo, deteniéndose por temor a las consecuencias de un nuevo crimen en el seno de la familia imperial. Lord Buckinghamshire, embajador británico en la corte rusa, expresó esta opinión ya en 1764. Aunque otros dicen que la emperatriz lo trataba con cariño. Fue puesto a cargo de un hombre de confianza, Nikita Ivánovich Panin, y de competentes tutores.

Reinado

Ascendió al trono al morir su madre el 17 de noviembre de 1796. Su primer mandato fue para solicitar información sobre el testamento de la fallecida, y destruirlo, ya que se rumorea que había expresado deseos de excluir de la sucesión a Pablo y dejar el trono a Alejandro, su nieto mayor. Estos temores contribuyeron probablemente a la promulgación de las famosas Leyes Paulinas, que establecían el estricto principio de la primogenitura en la dinastía Románov y que no podían ser modificadas por sus sucesores.

En el primer año de su reinado, Pablo cambió muchas de las reformas políticas de su madre. Acusó a muchos de Jacobinismo y exilió a personas simplemente por llevar ropa de estilo parisino o leer libros franceses, también permitió volver del exilio siberiano al más conocido crítico de Catalina, Radíschev. El ejército, cuando suspendió el ataque a Persia organizado por Catalina, fue llamado a la capital en el plazo de un mes de la ascensión de Pablo. Su padre fue enterrado con gran pompa en el sepulcro real de la Catedral de Pedro y Pablo. Para acabar con el rumor de su ilegitimidad Pablo respondió alardeando de su ascendencia de Pedro I el Grande.

El emperador Pablo era idealista y capaz de una gran generosidad, pero también era irascible y vengativo. Aparte de Radíschev, Nikolái Novikov también fue liberado de la fortaleza de Shlisselburg, y también Tadeusz Kościuszko, sin embargo permanecieron en sus propias fincas bajo supervisión de la policía.

Retrato del Príncipe Aleksandr Borisovich Kurakin (1752-1818), con el hábito de Caballero de la Orden Imperial de San Andrés en 1799, según Borovikovsky.

Consideraba a la nobleza rusa como decadente y corrupta, y pretendía transformarla en una disciplinada casta de leales, algo semejante al espíritu caballeresco medieval. A aquellos pocos que se ajustaban a este modelo (por ejemplo, sus favoritos Kutaísov, Arakchéyev, Rostopchín), les concedió más siervos en cinco años de su reinado que los que había dado su madre a sus amantes durante treinta y cuatro años de su mandato. Los que no compartían sus puntos de vista fueron despedidos o perdieron sus puestos en la corte: así siete mariscales de campo y 333 generales cayeron en desgracia.

Pablo I con la cruz de malta
De acuerdo con sus ideales caballerescos, Pablo fue elegido Gran Maestre de la Orden de los Caballeros Hospitalarios, a quienes dio refugio tras de su expulsión de Malta por Napoleón. Su liderazgo estableció la tradición imperial rusa de llevar las insignias de los Caballeros Hospitalarios (Orden de San Juan / Orden de Malta) junto con las otras órdenes rusas. Con gran gasto para el Estado, construyó tres palacios en los alrededores o en la propia capital rusa
La Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, más conocida como la Orden de Malta, es una orden religiosa católica fundada en Jerusalén en el siglo XI por comerciantes amalfitanos
En 1798 hizo entrar a Rusia en la Segunda Coalición contra Francia, enviando a Suvórov a luchar contra Napoleón en Suiza y a Ushakov para ayudar a Nelson en sus operaciones en el Mediterráneo. Después de padecer grandes penurias y no ganar en ninguna campaña, el emperador da un giro en su política exterior en 1801 y cambia a una neutralidad armada contra Gran Bretaña.

En ambos casos se guio por motivos personales, primero luchó con Francia porque tomó un interés "sentimental" por los Hospitalarios; y luego contra Gran Bretaña, cuando los ingleses conquistaron Malta, el hogar tradicional de la orden.



Se organizó una conspiración -algunos meses antes de su muerte- por los condes Piotr Alekséyevich Pajlen, Nikita Petróvich Panin, y el aventurero medio español, medio napolitano Almirante Ribas. La muerte de Ribas retrasó la ejecución. En la noche del 11 de marzo de 1801, Pablo fue asesinado en su dormitorio del Castillo de San Miguel por una banda de funcionarios despedidos encabezada por el General Bennigsen, un hanoveriano al servicio de Rusia.
Entraron en su dormitorio, y se encontraron a Pablo escondido tras unas cortinas. Los conspiradores trataron de obligarlo a firmar su abdicación. Pablo ofreció cierta resistencia, y uno de los asesinos le golpeó con una espada, siendo después estrangulado y pisoteado hasta la muerte. El estrangulamiento fue llevado a cabo con la cinta de su cordón de mando, el cual fue posteriormente conservado por la viuda y finalmente cedido a su hija, la Gran Duquesa Ana Pávlovna. Fue sucedido por su hijo, el emperador Alejandro I, que se encontraba en el palacio, y a quien el general Nikolái Zúbov, uno de los asesinos, anunció su ascensión. Todos los acontecimientos acerca de la muerte del Zar Pablo I, se sucedieron ante la contemplación y conocimiento indiferente de su hijo y sucesor, Alejandro I.
La imagen popular de Pablo I ha sido durante mucho tiempo que estaba loco. Sus excentricidades y su imprevisibilidad condujo, según esta opinión, a su asesinato. Este retrato de Pablo fue promovido por los asesinos y sus partidarios, y se ha convertido en algo comúnmente aceptado.

El conde Nikita Petróvich Panin  (1770 - 1837), fue un famoso diplomático ruso, vice-canciller, canciller interino del 6 de octubre de 1799 al 18 de noviembre de 1800 y Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia. Fue sobrino del conde Nikita Ivánovich Panin, hijo de Piotr Ivánovich Panin, yerno del conde Vladímir Orlov. Fue uno de los asesinos de Pablo I de Rusia el 23 de marzo de 1801, lo que provocó la llegada de Alejandro I de Rusia en el trono.
Natalia Alekséyevna 

Natalia Alekséyevna (1755-1776), su primera esposa, por Roslin.
En 1773, la emperatriz de Rusia estaba buscando una esposa adecuada para su hijo, y pidió ayuda al rey Federico II de Prusia, quién pensó en las tres hijas solteras del landgrave de Hesse-Darmstadt. Sin decidir cual de las tres sería la más indicada, la emperatriz envió una invitación para visitar Rusia a Guillermina, y a sus hermanas Amalia y Luisa, extendiéndose también a la madre de las jóvenes. Apresuradamente, las princesas perfeccionaron su francés, ensayaron bailes, practicaron sus reverencias y completaron sus ajuares. La primera parada fue en Berlín, desde donde se marchó a la costa báltica para subir en una flotilla de cuatro barcos, enviada por la emperatriz Catalina, y que las llevaría a Rusia. Fue el mejor amigo de Pablo, el joven Andrei Razumovsky, quién estaba al mando de la fragata que llevaba a las señoras. Entonces comienza un coqueteo entre Andrei y Guillermina.

Dos días después de llegar a Rusia, el gran duque Pablo escoge a Guillermina como esposa. Era una joven muy bonita, alegre y exuberante, y Pablo quedó encantado con ella. Sus esponsales se celebraron con gran ostentación, el 29 de septiembre de 1773, pero antes la novia cambió su religión y su nombre: se convirtió a la fe ortodoxa como Natalia Alexeievna.

Andréi Kirílovich Razumovski (2 de noviembre de 1752 - 23 de septiembre de 1836), fue un conde (después príncipe) y diplomático ruso que pasó muchos años de su vida en Viena. Su nombre es conocido porque comisionó a Beethoven tres cuartetos que se denominan cuartetos Rasumovsky. Intervino junto al zar Alejandro I de Rusia en el Congreso de Viena de 1814.

Andréi Kirílovich Razumovski
Durante los primeros meses de matrimonio, la alegría y espontaneidad de Natalia anima a toda la corte. La emperatriz estaba encantada con ella, pero con el paso del tiempo empezaron a surgir las dificultades, y el matrimonio de Pablo y Natalia se convirtió en un fracaso. La madre de Pablo escribió que Natalia "ama en extremos a todas las cosas. No escuchará ningún consejo, y no veo en ella ni encanto, ni ingenio, ni razón". Natalia se negó a aprender ruso e intrigó para ayudar a Pablo ganar el trono. Además se había enamorado del encantador Andrei Razumovsky, comenzando un romance. Desafortunadamente para Natalia, toda la corte conocía sus infidelidades. Andrei fue enviado fuera del palacio, pero Pablo, que no sabía nada de la situación, protestó en contra de la marcha de su mejor amigo. Al mismo tiempo, Natalia estaba embarazada, y no se sabía si el niño era de Pablo o de Andrei. Pero en verdad, para Catalina, lo que realmente importaba era que Natalia llevaba dentro al heredero al trono de Rusia.
El 15 de abril de 1776, en un largo y doloroso parto, Natalia dio a luz a un niño que nació muerto. El bebe era de mucho tamaño, y pese a todo, los médicos no realizaron la cesárea. Poco después, Natalia murió. Pablo se volvió loco de dolor e insistió en mantenerse con el cuerpo de su esposa.
Sofía Dorotea de Wurtemberg o María Fiódorovna 

(1759 - 1828) fue la segunda esposa del zar Pablo I y madre de Alejandro I y de Nicolás I.

María Fiódorovna, retrato de Alexander Roslin.
Era hija del duque Federico II Eugenio de Wurtemberg y de su esposa la princesa Federica de Brandeburgo-Schwedt. Era la mayor de ocho hijos, cinco chicos y tres chicas. La educación de Sofía fue muy esmerada, pues hablaba con fluidez el alemán, el francés, el inglés, el italiano y el latín, mostrando además un gran interés por las artes. A ello se añadía su atractivo físico y su carácter agradable, además de sus maneras elegantes. Todo ello sumaba una gran cantidad de virtudes que deberían proporcionarle un buen matrimonio.

En 1773, Sofía Dorotea fue una de las princesas alemanas candidatas como posibles esposas del heredero al trono ruso, el zarevitch Pablo, hijo de Catalina II de Rusia. Pero entonces Sofía de Wurtemberg tenía tan sólo catorce años, así que la elegida fue Guillermina de Hesse-Darmstadt (Natalia Alexeievna), con una edad más apropiada.

Sofía Dorotea de Wurtemberg en 1770.
Sofía fue prometida al príncipe Luis de Hesse-Darmstadt, hermano de la primera esposa de Pablo, pero al enviudar éste en 1776, Federico II de Prusia propuso a Sofía como la candidata ideal a ser la segunda esposa del zarévich. A cambio, el príncipe de Hesse-Darmstadt recibió una compensación monetaria cuando el compromiso fue roto.

Sofía fue llamada a Berlín por Federico II, donde se les reunió después Pablo. La primera vez que la pareja se vio fue en una cena de gala dada por el monarca prusiano para agasajar al heredero ruso. A pesar de la fealdad de Pablo, Sofía quedó bastante satisfecha con el destino que se le presentaba. Así que, tan pronto como llegó a San Petersburgo, se convirtió a la Iglesia ortodoxa, tomando el título de Gran Duquesa de Rusia y cambiando su nombre por el de María Fiódorovna.

Últimos años bajo Catalina II

María Fiódorovna nunca cambió sus buenos sentimientos hacia su marido, a pesar del difícil carácter de él, que lo hacía a veces tiránico y cruel con todos los que lo rodeaban. Catalina II también quedó encantada con su nuera, aunque la relación entre las dos mujeres pronto se enfrió, ya que María siempre se situó junto a su marido en las diferencias entre la emperatriz y su hijo.

En diciembre de 1777, María dio a luz a su primer hijo, el futuro zar Alejandro I. A los tres meses, Catalina se llevó al niño a sus dependencias palaciegas para criarlo fuera de las interferencias de sus padres. Lo mismo hizo cuando en abril de 1779 nació el segundo hijo de la pareja. Ello causó gran amargura y resentimiento en María, que sólo podía ver a sus hijos en una periódica visita semanal, y se volcó en la decoración del palacio de Pavlosk, regalo de Catalina como celebración por el nacimiento de su hijo mayor.

Monumento de Pablo I de Rusia en Pávlovsk.
Catalina permitió a la pareja emprender un viaje por la Europa occidental. Así, en 1781, bajo los pseudónimos de «conde y condesa Severny», viajaron durante cuatro meses por Polonia, Austria, Italia, Francia, Bélgica, Holanda y Alemania. En este tiempo sorprendieron a Europa al mostrar públicamente su amor. Cuando volvieron, María prestó toda su atención en Pávlovsk, donde nació su primera hija, Alejandra Pávlovna de Rusia. Para celebrar el acontecimiento, Catalina II les regaló el palacio de Gátchina, que ocuparía la atención de Pablo hasta su ascensión al trono. La emperatriz permitió a los padres educar a sus hijas, así como a los varones que nacieron posteriormente. Tuvieron un total de diez hijos.

Vista general de la fachada del Palacio de Gátchina.
Durante el largo reinado de Catalina, María y Pablo fueron aislados en Gátchina, algo que unió aún más a la pareja. María supo moderar el carácter de su marido, teniendo una gran influencia sobre él. Pero la excesiva confianza entre Pablo y Catherine Nelídova, dama de compañía de María Fiódorovna, fue causa de la primera ruptura matrimonial, aunque Pablo decía que simplemente era amistad.

Emperatriz de Rusia

Tras veinte años en la sombra, la muerte de Catalina II en 1796 eleva a María Fiódorovna al prominente rol de emperatriz consorte. Mientras vivió Catalina, María no había interferido en los asuntos de Estado, del mismo modo que Pablo era excluido; pero con la ascensión al trono de su marido, ella se acercó a la política, primero tímidamente, pero acrecentando su participación con el tiempo. Su influencia sobre su marido fue grande, y en general beneficiosa. Aunque es posible que ella abusara de su poder para proteger a sus amigos y perjudicar a sus enemigos.

Retrato de María Fiódorovna por Vladímir Lukich Borovikovski.
Se consideró a María como una mujer de gran gusto, decorando con su propio estilo los palacios de Gátchina, de Tsárskoye Seló, el Palacio de Invierno en San Petersburgo y el Hermitage. Amaba las artes y las protegió generosamente. Fundó las escuelas para mujeres, así como numerosas organizaciones benéficas en el imperio que existieron hasta la Revolución rusa de 1917. Ayudó también económicamente a sus numerosos parientes necesitados de dinero.

Ana Lopujiná (1777-1805), amante de Pablo I. También obra de Borovikovski.
La relación de la pareja se deterioró mucho en los últimos años de la vida de Pablo. Fue debido a que, poco después de que María diese a luz a su décimo y último hijo en 1798, Pablo estaba encaprichado de una joven de diecinueve años llamada Ana Lopujiná, aunque él alegó en todo momento que su conducta era intachable y la relación era de carácter paternal. Pablo fue emperador durante cuatro años, cuatro meses y cuatro días, muriendo el 12 de marzo de 1801.

En la noche del asesinato de su marido, María Fiódorovna quiso imitar a Catalina II e intentar proclamarse emperatriz alegando que había sido coronada conjuntamente con Pablo. Finalmente, su hijo mayor, Alejandro I, la convenció para abandonar sus imprudentes reclamaciones.

El Castillo Mijáilovski

También llamado Castillo de los Ingenieros , es una antigua residencia real en el centro histórico de San Petersburgo, Rusia. Fue construido por los arquitectos Vincenzo Brenna y Vasili Bazhénov entre 1797 y 1801 para convertirlo en la residencia del emperador Pablo I de Rusia. La estructura luce diferente según el lado desde donde se aprecie, ya que los arquitectos utilizaron estilos muy variados, como el clasicismo francés, el renacimiento italiano y el estilo gótico.



El castillo Mijáilovsky fue construido al sur del Jardín de Verano y reemplazó un pequeño palacio de madera de Isabel I de Rusia. Temeroso de que hubiesen planes de asesinato en su contra, el emperador Pablo no quería vivir en el Palacio de Invierno, ya que no se sentía a salvo. Debido a su interés personal en los caballeros medievales y en su miedo constante a ser asesinado, mandó construir su nueva residencia como un castillo con esquinas redondeadas, con un pequeño patio de forma octogonal. El castillo estaba rodeado por las aguas de los ríos Moika y Fontanka y de dos canales especialmente construidos (el Canal Eclesiástico y el Canal Dominical), transformando el área del castillo en una isla artificial a la que solo se podía llegar mediante puentes levadizos.


Lado occidental del castillo.
Pablo I, irónicamente, fue asesinado sólo cuarenta noches después de que se mudó a su nuevo castillo, el 12 de marzo de 1801, en su nueva habitación.

Después de la muerte de Pablo, la familia imperial regresó al Palacio de Invierno; el castillo Mijáilovski fue abandonado y en 1823 fue entregado a la Universidad de Ingeniería del ejército. Desde entonces, el edificio se conoce como el "Castillo de los Ingenieros".