sábado, 14 de febrero de 2015

Historia de Polonia (1795-1918) - El Ducado de Varsovia - Federico Augusto I - El reino de Sajonia - La República de Weimar

Repartos de Polonia, pincha aqui 
Reino de Prusia, pincha aquí

República de Polonia

Historia de Polonia (1795-1918)

Divisiones sucesivas de la República de las Dos Naciones en el siglo XVIII entre Rusia, Reino de Prusia e Imperio Austríaco. Durante este periodo las estructuras gubernamentales llevaron a la eventual desaparición del país. Polonia recuperó su independencia en 1918. 

En el siglo XVIII, la mancomunidad afrontaba muchos problemas internos y era vulnerable a influencias exteriores. La desestabilización del sistema político los llevó a la anarquía. Atentaban las reformas, como las hechas por cuatro años de Sejm de 1788-1792, las cuales culminaron en la tercera constitución, esta vino muy tarde. El Reino de Polonia finalizó con la tercera partición del país, entre Austria, Prusia y Rusia, en 1795. La independencia polaca, bajo la forma de república, solo se restauró en 1918, al final de la Primera Guerra Mundial. Los polacos hasta 1918 tratando de recuperar la independencia (levantamientos polacos en: 1794, 1830-1831, 1863-1864).

La República de las Dos Naciones en su mayor extensión, tras la Paz de Deulino de 1619.
El Ducado de Varsovia 

Fue una unidad política creada por Napoleón I en 1807 para restablecer el Estado polaco. El Ducado surgió tras el Tratado de Tilsit, firmado por Francia y Rusia para poner fin a la guerra de la Cuarta Coalición.

El Ducado contaba con una población de 4,5 millones de habitantes, un área de 155.000 km² y fue gobernado por Federico Augusto I (rey de Sajonia).

Napoleón fue derrotado por Rusia, que intentó apoderarse del ducado en 1813, pero el Congreso de Viena repartió el territorio entre las potencias vencedoras.

Federico Augusto I (previamente III) de Sajonia 



Dresde, 23 de diciembre de 1750 - 5 de mayo de 1827) era el hijo mayor de Federico Cristián de Sajonia y María Antonia Walpurgis de Baviera, Princesa de Baviera. Sus abuelos maternales eran Carlos Alberto de Baviera, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y María Amelia, Archiduquesa de Austria.

Federico Augusto I (previamente III) de Sajonia 
En 1769, se casa con Amalia de Zweibrücken-Birkenfeld (1752–1828), hermana del futuro rey Maximiliano I de Baviera, con quien tuvo una hija, la Princesa María Augusta de Sajonia (1782-1863).

Bajo su mando, Sajonia volvió a recuperarse, el ejército pasó de 18.000 a 30.000 soldados, y en general participó de la política prusiana. Se vio obligado a entrar en la Cuarta Coalición antifrancesa durante la revolución, pero tras la derrota en la Batalla de Jena (1806) contra Napoleón, concertó la paz con Francia. Forma parte de la Confederación del Rin, creada el 12 de julio de 1806 en París, que forzó a Francisco II a renunciar al título de emperador germánico, guardando el de Emperador de Austria, lo que puso fin al Sacro Imperio Romano Germánico. El 6 de agosto de 1806 Napoleón le otorga el título real, formándose el Reino de Sajonia.


Federico Augusto I fue también Duque de Varsovia (1807 - 1815) (como Fryderyk August I). Era el nieto del Rey Augusto III de Polonia, y por ello Napoleón le obligó a asumir el título del nuevo estado satélite que se configura como monarquía parlamentaria. Ambos estados formaron una unión personal, permaneciendo independientes, pero bajo un mismo soberano.

Augusto III de Polonia (Dresde, 7 de octubre de 1696 – 5 de octubre de 1763) fue elector de Sajonia (con el nombre de Federico Augusto II) y rey de Polonia entre 1733 y 1763.

Su alianza con Napoleón Bonaparte, de quien fue uno de los más fieles aliados, acabó en derrota en 1813. Los aliados le tratan en 1813 como prisionero de guerra. El país fue ocupado por Rusia, y sólo recuperó la soberanía completa tras un intercambio de tierras entre Rusia, Prusia y Sajonia, que tuvo como consecuencia la pérdida de dos tercios del territorio.



Fue sucedido como Rey de Sajonia por su hermano menor Antonio Clemente.



El reino de Sajonia 

Existió entre 1806 y 1918, fue un miembro independiente de la Confederación del Rin, la Confederación Alemana del Norte y, por último, uno de los 25 estados del Imperio alemán. Tenía una superficie de 14.993 km² y su población era de 2.556.244 habitantes en 1871 y de 4.202.216 en 1900. Su capital era Dresde, llamada la Florencia del Elba (546.800 habitantes en 1910, 515.000 en 1905).

Ubicación de Sajonia
Su forma de gobierno era la monarquía constitucional hereditaria, con dos cámaras que se reunían cada dos años. La segunda cámara contaba con 82 diputados. El reino de Sajonia tenía cuatro portavoces en el Consejo Federal. Su constitución databa del 4 de septiembre de 1831, modificada posteriormente el 20 de abril de 1892. El reino de Sajonia se adhirió a la Confederación Alemana del Norte el 21 de octubre de 1866 y formó parte del Segundo Reich. Desaparece como Estado en 1918 a consecuencia del Tratado de Versalles, pasando su territorio a formar parte de la República de Weimar.

Era Napoleónica y la Confederación Alemana

Antes de 1806 Sajonia era parte del Sacro Imperio Romano Germánico, una entidad milenaria que había aspirado una vez a ser un solo Estado, pero se había descentralizado altamente con los siglos. Los dirigentes del Electorado de Sajonia habían llevado el título de elector por varios siglos. Tras la derrota de Emperador Francisco II por Napoleón en la Batalla de Austerlitz, Napoleón crea la Confederación del Rin el 6 de agosto de 1806, que pone fin al Sacro Imperio Romano Germánico. El electorado se convirtió en reino independiente con el respaldo de Francia, entonces la potencia dominante en la Europa Central. El último elector de Sajonia fue el rey Federico Augusto I.

Francisco I de Austria fue emperador de Austria (1804–1835), rey de Hungría (1792–1835), rey de Bohemia (1792–1835), rey de Lombardía (1815–1835) y último monarca elegido del Sacro Imperio Romano Germánico (1792–1806) bajo el nombre de Francisco II.

Mapa del reino de Sajonia en 1900.
El fin del reino

El nieto de Guillermo I, Káiser Guillermo II de Alemania, abdicó en 1918 como resultado de la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial. El Rey Federico Augusto III de Sajonia lo siguió en la abdicación, y el Reino de Sajonia se convirtió en el Estado Libre de Sajonia dentro de la recién formada República de Weimar, cerrando así una breve historia como Reino.

Guillermo II (en alemán: Wilhelm II, nombre completo: Friedrich Wilhelm Viktor Albrecht von Hohenzollern; Berlín, 27 de enero de 1859 – † 4 de junio de 1941) fue el último emperador alemán (Káiser) y el último rey de Prusia. Gobernó entre 1888 y 1918. Hijo primogénito de Federico III y de la princesa Victoria, Princesa Real del Reino Unido, fue proclamado emperador tras el breve reinado de su padre. Es asociado a la Primera Guerra Mundial y el imperialismo europeo


Federico Augusto III de Sajonia (Dresde, 25 de mayo de 1865 - Sibyllenort, 18 de febrero de 1932), último rey de Sajonia de 1904 a 1918, fue el cuarto hijo de Jorge I (1832-1904), rey de Sajonia en 1902 y de su esposa María Ana de Braganza, Infanta de Portugal, hija de Fernando de Sajonia-Coburgo-Gotha, rey consorte de Portugal, y de su esposa la reina María II.
La República de Weimar 

Fue el régimen político y, por extensión, el periodo histórico que tuvo lugar en Alemania tras su derrota al término de la Primera Guerra Mundial y se extendió entre los años 1919 y 1933. El nombre de República de Weimar es un término aplicado por la historiografía posterior, puesto que el país conservó su nombre de Deutsches Reich («Imperio alemán»). La denominación procede de la ciudad homónima, Weimar, donde se reunió la Asamblea Nacional constituyente y se proclamó la nueva constitución, que fue aprobada el 31 de julio y entró en vigor el 11 de agosto de 1919.

Localización de la República de Weimar.
Este periodo, aunque democrático, se caracterizó por la gran inestabilidad política y social, en el que se produjeron golpes de Estado militares y derechistas, intentonas revolucionarias por parte de la izquierda y fuertes crisis económicas. 

Toda esta combinación provocó el ascenso de Adolf Hitler y el NSDAP. El 5 de marzo de 1933, los nazis obtuvieron la mayoría en las elecciones al Reichstag, con lo que pudieron aprobar el 23 de marzo la Ley habilitante que, junto al Decreto del incendio del Reichstag del 28 de febrero y al permitir la aprobación de leyes sin la participación del parlamento, se considera que significó el final de la República de Weimar. Si bien la Constitución de Weimar de 11 de noviembre de 1919 no fue revocada hasta el término de la Segunda Guerra Mundial en 1945, el triunfo de Adolf Hitler y las reformas llevadas a cabo por los nacionalsocialistas (Gleichschaltung) la invalidaron mucho antes, instaurando el denominado Tercer Imperio Alemán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario