domingo, 9 de abril de 2017

Recomendado: Sir Horace Jones - Puente de la Torre - Maximiano Hijón Ibarra - Ernest Hemingway

Sir Horace Jones (20 de mayo de 1819-21 de mayo de 1887) fue un arquitecto inglés particularmente conocido por su trabajo como arquitecto y topógrafo de la ciudad de Londres desde 1864 hasta su muerte. Su trabajo más reconocido es el Puente de la Torre, el famoso monumento londinense. Jones fue presidente de la Royal Institute of British Architects desde 1882 hasta 1884, y fue nombrado caballero el 30 de julio de 1886.

Horace Jones (Walter William Ouless, 1886) - Masón
En 1843 inició sus trabajos de arquitecto en la Posada de Furnival, 16, Holborn. Comenzando con el Ayuntamiento de Cardiff (c. 1850-1853) y con el Parque Caversham (en 1850), diseñó y llevó a cabo muchos edificios de importancia y pronto se estableció en Londres. Fue topógrafo del duque de Buckingham en Tufnell Park, en las fincas Barnard y Bethnal Green.

Caversham Park
El 26 de febrero de 1864 fue nombrado arquitecto y topógrafo de la ciudad de Londres.

El último legado de Jones es uno de los edificios más reconocidos del mundo, pero que él no vio terminado. Se trata del Puente de la Torre. Trabajó junto con el ingeniero civil, John Wolfe Barry, hijo del famoso arquitecto Sir Charles Barry, quien fue designado en calidad de experto para diseñar el mecanismo del puente levadizo. Con la muerte de Jones, durante las etapas iniciales de la construcción, la ejecución cayó en manos de Barry.

El puente de la Torre, en inglés Tower Bridge, es un puente que cruza el río Támesis en Londres. Combina las características de puente basculante y puente colgante. Está construido en estilo victoriano neogótico, y se encuentra situado cerca de la torre de Londres, que le da su nombre.
El puente, uno de los cuatro puentes pertenecientes a la Corporation of London, el ayuntamiento de la City de Londres, es mantenido por Bridge House Estates, una compañía sin ánimo de lucro. Los otros tres son el puente de Londres, el puente de Blackfriars y el puente de Southwark.
Durante la segunda parte del siglo XIX, el desarrollo económico en el este de Londres llevó a la necesidad de un nuevo paso sobre el río, más abajo del puente de Londres. No se podía construir el tradicional puente fijo debido a que cortaría el acceso al puerto que en esa época se situaba en el Pool of London (el Puerto de Londres original), entre el puente de Londres y la Torre de Londres. Un túnel bajo el Támesis, Tower Subway, fue inaugurado en 1870, pero solo servía para tráfico peatonal.
El diseño de Jones era un puente basculante de 244 m de longitud y 7 m de anchura,con dos torres de 65 m de altura. La distancia central de 61 m entre las dos torres se divide en dos levas, que pueden elevarse hasta un ángulo de 83 grados para permitir pasar el tráfico fluvial. A pesar de que cada leva pesa más de 1000 toneladas, están contrapesadas para minimizar la energía requerida para elevarlas, lo que lleva un minuto.

Maximiano Hijón Ibarra
El arquitecto riojano Maximiano Hijón levantaba un imponente edificio en plena plaza del Castillo, centro neurálgico de la capital navarra, en cuya planta baja abría al público la histórica cafetería, mientras que en el primer piso se instalaba el Nuevo Casino Principal. Corría el año 1888.



Dos décadas antes, Hijón ya había ejercido como arquitecto provincial de Navarra, con residencia en Pamplona, vínculo profesional y sentimental que mantendría toda su vida. De hecho, el edificio que ocupa el actual nº 44 de la plaza del Castillo fue uno de los últimos que este logroñés ilustre proyectó, pues fallecería en 1891.


Maximiano Hijón Ibarra nació en 1817, se licenció en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y tuvo el privilegio de ejercer como primer arquitecto provincial y municipal de Logroño.

Por su casa solariega –ahora venida a menos en Herrerías, 5– eran frecuentes las fiestas, las visitas insignes, los conciertos, así como las tertulias sobre música, pintura, cultura, política y actualidad en general. El edificio todavía se mantiene en pie en una zona de la ciudad bastante depauperada, quizá por la habilidad de quien diseñó la casa en la que iba a habitar o por los materiales empleados en la misma.



La vida amorosa del arquitecto Hijón también tuvo su aquél. Ya maduro, contrajo matrimonio con una sobrina, pero no tardó mucho en enviudar; por lo que se casó en segundas nupcias con Rosa López Corona, hermana menor de su primera esposa, quien compartía con él su preocupación por los niños pobres. En su propio inmueble de la calle Herrerías fundó Hijón una escuela que tras su fallecimiento, el 12 de julio de 1891,  gestionó su mujer, contando para ello con la colaboración de varios arquitectos riojanos.



Pero la verdadera pasión de don Maximiano no era otra que la defensa del patrimonio. De hecho fue miembro de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos en representación de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En definitiva, que aquel café decimonónico que frecuentó Ernest Hemingway –allí tiene su ‘rincón’, con escultura y todo–, y por el que han pasado personalidades de medio mundo, tuvo su germen en un arquitecto hoy casi desconocido en su ciudad natal.


DESDE 1888 PRESIDIENDO LA PLAZA DEL CASTILLO“La gente buena, si se piensa un poco en ello, ha sido siempre gente alegre”. (Ernest Hemingway)
Para la gente buena se fundó el Café Iruña en 1888. No era de extrañar que sus clientes salieran alegres e iluminados, porque fue el primer establecimiento con luz eléctrica de la ciudad. La luz sigue siendo protagonista en una Pamplona cada vez más vibrante. Desde el día de su inauguración ha sido un espacio de referencia. Punto de encuentro en la vieja Iruña y testigo privilegiado del paso de los años.


Instituto Navarro de Administración Pública

Sede principal del "Instituto Navarro de Administración Pública" - INAP - en la calle de Navarrería,Pamplona. Maximiano Hijón
La sede del INAP está ubicada en un edificio situado en la calle Navarrería, al lado de la catedral de Pamplona; un edificio construido entre los años 1861 y 1865, que se caracteriza por ser el más antiguo edificio de Pamplona dedicado de forma ininterrumpida a la actividad docente, primero como Instituto de Bachillerato y después como Escuela de Magisterio y de Comercio.
Claustro de la sede del Instituto Navarro de Administración Pública. Maximiano Hijón 
Ernest Hemingway

Nacido en 1899 en Oak Park, en Illinois, en el seno de una familia acomodada y conservadora, Hemingway no tuvo una infancia fácil.


Su madre, Grace, le vistió hasta los tres años como a una niña, con lazos y vestidos, igual que a su hermana Marcelline. Fue uno de los episodios más desagradables de su existencia que intentó durante años olvidar sin éxito.



Monumento a Ernest Hemingway - Plaza de toros Pamplona (Navarra) 
A los 18 años, decidió ir a Milán para combatir en la I Guerra Mundial. No era más que un niño con sed de aventura, pero la crudeza de la guerra le hizo madurar, hasta tal punto que las mutilaciones y los asesinatos que presenció en el frente se repetirían en sus relatos posteriores, como Jake Barnes, personaje de "Fiesta" que resulta mutilado en la guerra, o Harry Morgan en "Tener o no tener".

Sus personajes fueron el espejo de su alma, de sus tormentos y sus pasiones. Así su relación amorosa con una enfermera será inmortalizada en "Adiós a las armas", o su experiencia como corresponsal en la Guerra Civil española le valdría de inspiración para escribir "Por quién doblan las campanas".




En "La capital del mundo" bucea en su amor profundo por los toros, con imágenes de entradas de corridas a las que asistió en distintas plazas españolas, de su pasión por los Sanfermines o de sus encuentros con maestros de la tauromaquia como Antonio Ordóñez o Dominguín.


"El arte de los toros es un arte ligado a la muerte, y la muerte lo barre todo", escribió el Premio Nobel 1954. Sentía una fascinación por la muerte que le obsesionaría hasta límites extremos y se convertiría en un elemento clave de su literatura. Y puede que también fuera esta atracción que sentía, lo que le llevó el 2 de julio de 1961 a pegarse un tiro en el paladar.



Ava gardner con Hemingway y la esposa de éste
Aventurero y luchador, Hemingway fue en definitiva una leyenda. Como dijo en una ocasión su amiga Marlene Dietrich, "Ernest fue uno de los pocos capaz de encontrar tiempo para lograr cosas que la mayoría de los hombres se conforma con soñar".

El insomnio infernal de Hemingway y Fitzgerald
El alcohol causa perturbaciones permanentes en el llamado "circuito del sueño". Primero es sedante, pero poco a poco el alcohólico ve socavados sus patrones de sueño, jibarizadas sus reconstituyentes fases REM, abocado a un dormir entrecortado y ligero que nunca le descansa. Tanto F. Scott Fitzgerald como Ernest Hemingway sufrían de insomnio. Se conocieron en mayo de 1925 en el Dingo American Bar en la Rue Delambre de París, cuando Fitzgerald contaba 28 años y Hemingway 25.
Los años pasaban en vela, novelas y copas se sucedían, y los viajes por todo el mundo, y las crisis de Zelda, y el autoengaño: "He bebido demasiado y esto sin duda me está retrasando", se excusaba Fitzgerald en 1934 ante su editor, "Por otro lado, sin bebida no sé si podría haber sobrevivido esta vez". El insomnio y el alcohol acabaron por desgastarlos. Fitzgerald murió de un ataque al corazón en 1940. Hemingway se pegó un tiro en Ketchum, Idaho, en 1961.

No hay comentarios:

Publicar un comentario