sábado, 1 de abril de 2017

El Gran Incendio de Londres - Christopher Wren - Carlos II - Henry Spencer Moore - St Stephen Walbrook

Arquitectura siglo XVI - XVII - Palacio de Hampton Court, pincha aqui

Arquitectura georgiana - (Arquitectura barroca (Christopher Wren - Sir John Vanbrugh - Nicholas Hawksmoor)) -  Colen Campbell - Richard Boyle - Chiswick House - William Kent - Gibbs - Palladio - Adam - Inigo Jones, pincha aqui

Christopher Wren (20 de octubre de 1632-25 de febrero de 1723) fue un científico y arquitecto del siglo XVII, famoso por sus trabajos de reconstrucción de las iglesias de Londres tras el gran incendio de 1666. Fue miembro de la Royal Society.
Christopher Wren fue el último Gran Maestre Masón de la vieja francmasonería operativa de Inglaterra, abandonó su cargo en 1702. Quince años después los pastores protestantes Anderson y Desaguliers fundarían la actual masonería especulativa en la nueva Gran Logia de Inglaterra 1717
Sir Christopher Wren (Científico y arquitecto ingles) - San Pablo de Londres - Carlo Maderno (arquitecto italiano) -La Iglesia del Gesù (Roma), pincha aqui

St Stephen Walbrook
Dedicada a San Esteban, esta iglesia lleva también el nombre del riachuelo que corría antaño por estos lugares. Alberga desde 1953 la hermandad de los Samaritanos que aportan ayuda a los desesperados. St Stephen, obra audaz (1672-1677) de Wren, presenta unacúpula de inspiración bizantina. Al oeste, la torre cuadrangular de piedra bruta está coronada con una elegante balaustrada. El campanario, en piedra de Portland, fue añadido en 1717.


The present arrangement of the interior with the altar by Henry Moore.
Henry Spencer Moore (Castleford, 30 de julio de 1898 – Much Hadham, 31 de agosto de 1986) fue un escultor inglés conocido por sus esculturas abstractas de bronce y mármol que pueden ser contempladas en numerosos lugares del mundo como obras de arte público.

Una estatua de piedra de Chac Mool en Chichén Itzá. Este tipo de escultura influyó en el estilo de Moore.
Aunque durante sus inicios Moore siguió el estilo romántico de la época victoriana, posteriormente desarrolló un estilo propio, influido por varios artistas renacentistas y góticos tales como Miguel Ángel, Giotto y Giovanni Pisano, así como por la cultura tolteca-maya.

Sus obras generalmente representan abstracciones de la figura humana, como una madre con su hijo o figuras reclinadas. La mayoría de sus esculturas representan el cuerpo femenino a excepción de las realizadas durante los años 1950, cuando esculpió grupos familiares.

La escultura de bronce de Moore Die Liegende (localizada en Stuttgart) es una de sus primeras figuras reclinadas.
Moore fue una de las figuras artísticas más conocidas de su época, siendo considerado "la voz oficial de la escultura británica y la cara aceptable de la Modernidad". La habilidad que adquirió en su madurez para cumplir encargos de obras de gran tamaño, tales como el West Wind en el edificio del Metro de Londres, lo hizo excepcionalmente rico.

West Wind (1928–29), la primera comisión pública de Moore. Fue esculpida en piedra de Pórtland y muestra la influencia de las esculturas de la Capilla de los Médici (realizadas por Miguel Ángel) y de la figura del Chac Mool.
Moore murió el 31 de agosto de 1986 en su hogar en Hertfordshire a los 88 años y fue enterrado en la Catedral de San Pablo de Londres. 
El Gran Incendio de Londres fue un gran incendio que arrasó la ciudad de Londres en Inglaterra desde el 2 hasta el 5 de septiembre de 1666. El fuego destruyó el centro de la ciudad medieval dentro de la vieja muralla romana de Londres. Amenazó, pero no llegó, al nuevo distrito aristocrático de Westminster, el palacio real de Whitehall y la mayoría de los asentamientos suburbanos de Londres.

Detalle de una pintura de 1666 del Gran Incendio de Londres de un artista desconocido, representando el incendio como pudo haber sido observado desde un barco. La Torre de Londres está a la derecha y el Puente de Londres a la izquierda, con la Catedral de San Pablo al fondo, rodeada por las llamas más altas.
Fue una de las mayores calamidades de la historia de Londres. Destruyó 13 200 casas, 87 iglesias parroquiales, 44 antiguas Casas Gremiales, la «Royal Exchange», la Casa de Aduanas, la Catedral de San Pablo, el ayuntamiento de Londres, el palacio correccional del centro medieval y otras prisiones, cuatro puentes sobre los ríos Támesis y Fleet, y tres puertas de la ciudad. Dejó sin hogar a unas 80 000 personas, un sexto de los habitantes de la ciudad en ese momento. La cifra de muertes por el incendio es desconocida, y se pensaba que había sido bastante pequeña porque solo algunas muertes fueron registradas.

El Monumento al Gran Incendio de Londres, más conocido como El Monumento (The Monument en inglés), es una columna dórica de 61 metros de altura que se encuentra en la City de Londres, cerca del Puente de Londres. Se encuentra en la intersección de Monument Street y Fish Street Hill, a 61 metros de donde se inició el Gran Incendio de Londres en 1666. Otro monumento, el Hombre Dorado de Pye Corner, marca el lugar donde terminó el incendio. Este monumento da nombre a la Estación de Metro Monument.
Es posible alcanzar la cima del monumento subiendo una estrecha escalera de caracol de 311 escalones. A mediados del siglo XIX se añadieron unos barrotes a la cima del monumneto para impedir que la gente saltara al vacío, después de que seis personas se hubieran suicidado entre 1788 y 1842.
Vista de Londres desde el Monumento.
El fuego se desató en la mañana del 2 de septiembre de 1666. Comenzó en la panadería de Thomas Farriner (o Farynor) en «Pudding Lane» (Calle del Budín), poco después de la medianoche del domingo, y se extendió rápidamente.


Los problemas sociales y económicos creados por el desastre fueron abrumadores. Evacuación de la ciudad y el reasentamiento en otros lugares se vieron fuertemente alentados por el rey, que temía una rebelión en Londres entre los refugiados desposeídos. A pesar de numerosas propuestas radicales, Londres fue reconstruida esencialmente en el mismo plano de las antiguas calles utilizado antes del Incendio.
El lunes, el fuego fue empujado al norte, el corazón de la ciudad. Comenzaron a producirse desórdenes en las calles por los rumores de que habían sido extranjeros quienes iniciaron los incendios. Las sospechas se centraron en los franceses y holandeses, los enemigos de Inglaterra de la Segunda Guerra Anglo-Holandesa en curso. Estos grupos de inmigrantes fueron víctimas de linchamientos y violencia callejera. El martes, el fuego se extendió por la mayor parte de la ciudad, destruyendo la catedral gótica de San Pablo y pasando el río Fleet para amenazar a la Corte Real de Carlos II en Whitehall, mientras los esfuerzos coordinados en la lucha contra el fuego se movilizaban simultáneamente. La batalla para apagar el incendio se considera haber sido ganada por dos factores: se detuvieron los fuertes vientos del este, y la guarnición de la Torre de Londres usó pólvora para crear cortafuegos efectivos para detener la extensión adicional del fuego hacia el este.
"Me hizo llorar verlo." Samuel Pepys (1633–1703) pintado por John Hayls en 1666, el año del Gran Incendio
Samuel Pepys (léase Samuel Pips) (Londres, 23 de febrero de 1633 – Clapham, 26 de mayo de 1703), fue un funcionario naval, político y célebre diarista británico. Es conocido sobre todo por el detallado diario privado que mantuvo entre 1660 y 1669, publicado más de cien años después de su muerte.
Después del incendio se corrió el rumor de que el fuego fue parte de un complot de la Iglesia católica. Un ingenuo relojero francés llamado Robert "Lucky" Hubert, confesó (posiblemente bajo tortura) ser un agente del Papa y de haber iniciado el incendio en Westminster. Posteriormente cambió la versión para decir que lo había comenzado en la panadería de Pudding Lane. Fue sentenciado, a pesar de la abrumadora evidencia de que no pudo haber iniciado el fuego, y fue ahorcado en Tyburn, Londres, el 28 de septiembre de 1666.

Sir Christopher Wren fue el encargado de reconstruir la ciudad después del Incendio. Sus planes originales implicaban reconstruir la ciudad en ladrillo y piedra en un plano entramado con plazas y avenidas. Pero como muchos edificios habían sobrevivido a nivel de su base, las disputas legales acerca de la propiedad de la tierra pusieron fin a la idea de plano entramado. Desde 1667, el Parlamento recaudó fondos para reconstruir Londres al pechar el carbón y eventualmente la ciudad fue reconstruida a su actual plano de calles, pero esta vez fue erigida con ladrillos y piedra y con mejores accesos y sistemas sanitarios. Esta es la principal razón por la que la ciudad de Londres actual es una ciudad moderna, aunque con diseño medieval en sus calles. Wren también reconstruyó la Catedral de San Pablo once años después del Incendio.

El Chico Dorado de Pye Corner es un pequeño monumento localizado en la esquina de la calle Giltspur y Cock Lane en Smithfield, en el centro de Londres. Marca el lugar donde en 1666 el gran incendio de Londres fue finalmente extinguido.
Existen dos puntos en concreto que recuerdan el Incendio. Uno es el monumento al Gran Incendio de Londres, una columna de más de 60 metros de altura que da unas preciosas vistas de la ciudad; recuerda el punto donde se inició el incendio. El otro es El niño dorado de Pye Corner, que remarca el punto donde terminó.

"Si busca su monumento, vea a su alrededor", reza la traducción del epitafio de Christopher Wren en la catedral de San Pablo en Londres. Tras el gran incendio de 1666, Wren construyó una nueva catedral, más 51 de las 84 iglesias que el fuego había destruido. Pero éstos eran trabajos menores en comparación con los que hubiera querido hacer: recrear Londres de la nada. El 11 de septiembre de 1666, justo nueve días después del incendio, Wren presentó ante el rey Carlos II el proyecto para una nueva metrópoli.
Aunque el plan de Wren fue rechazado, 200 años después, cuando hubo una epidemia de cólera en Londres, expertos en salud afirmaron que si lo hubiera aceptado el rey Carlos II, se habría suprimido el laberinto de callejones sobrepoblados, y el índice de mortalidad se habría reducido en la tercera parte. Después de la muerte de Wren, acaecida en 1723, su hijo lamentó que se hubiera perdido la oportunidad de hacer de la ciudad de Londres "la mejor y más espaciosa para la salud y el comercio en toda Europa".
El plan de Wren sólo implicaba expansión. Todas las calles nuevas se ajustarían a una de tres anchuras: 27, 18 o 9 m. Desaparecerían los callejones estrechos, típicos del viejo Londres. Un gran muelle público abierto embellecería la ribera, entre la Torre y el Colegio de Abogados de Londres.
Proyecto de John Evelyn
John Evelyn (31 de octubre de 1620, Wotton, Surrey, Inglaterra - 27 de febrero de 1706, Londres) fue un escritor y jardinero inglés. Es conocido por haber redactado unos Diarios o Memorias (el Diario de John Evelyn).
Su amplio alcance, más que nada, hizo del plan un imposible. Los cambios propuestos habrían sido muy costosos. En una época en que había familias sin hogar y muchos luchaban simplemente por sobrevivir, era vital la rápida reconstrucción de la ciudad.
El rey Carlos II tenía otras propuestas para elegir. John Evelyn le presentó un plan semejante al de Wren, en menor escala y más encaminado a preservar el carácter tradicional de Londres. El doctor Robert Hooke propuso un proyecto austero para convertir las calles de Londres en un dibujo reticular. Valentine Knight ideó un canal en forma de arco, que iría de Billingsgate a Fleet River. El Rey rechazó todas las propuestas.
Carlos II (Palacio de St. James, Londres, 29 de mayo de 1630 - Palacio de Whitehall, Londres, 6 de febrero de 1685) fue rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda desde el 29 de mayo de 1660 (de hecho) hasta su muerte.
Su padre, Carlos I, fue ejecutado en 1649 tras la Guerra Civil Inglesa; la monarquía fue entonces abolida y el país se convirtió en una república bajo el mando de Oliver Cromwell, el «Lord Protector». En 1660, dos años después de la muerte de Cromwell, se restauró la monarquía bajo Carlos II.

No hay comentarios:

Publicar un comentario