martes, 1 de agosto de 2017

(VI) Dali - Los cantos de Maldoror - André Breton - Dalí Atomicus - Philippe Halsman - Exhumación

Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech - Marqués de Dalí de Púbol - “El perro andaluz”, pincha aqui

(II) Salvador Dalí  - El gran masturbador - Dalí y Gala - El castillo de Púbol - Museo Dalí (Figueras) - Museo  Dalí (San Petersburgo, Florida, Estados Unidos), pincha aqui

Salvador Dali, genio loco TVE, pinche aqui

(III) Dalí «Avida Dollars», pincha aqui

(IV) Dalí - Últimos años en Cataluña - Ideología y personalidad, pincha aqui
(V) La estación de Perpignan, pincha aqui

Los cantos de Maldoror

Pieza de la serie Los cantos de Maldoror.
Un libro de artista para disfrutar, con las pinceladas que Salvador Dalí realizó para ilustrar Los Cantos de Maldoror del conde de Lautréamont, obra esencial que se convirtió en el estandarte del movimiento vanguardista del surrealismo. La prosa poética de los Cantos respira un mundo imaginario, onírico, que sirve a Dalí para incorporar algunos de sus iconos y figuras más característicos, que repetirá en sus obras futuras. 
Isidore Lucien Ducasse (Montevideo, Uruguay, 4 de abril de 1846 – París, Francia, 24 de noviembre de 1870), conocido como Conde de Lautréamont (en francés, Comte de Lautréamont), fue un poeta franco-uruguayo, nacido en Uruguay y educado allí hasta los 13 años. Desconocido durante su corta vida, llevó a extremos inéditos el culto romántico al mal y, aunque se le suele clasificar entre los decadentistas, es considerado uno de los precursores del surrealismo.
Los cantos de Maldoror (en francés, Les Chants de Maldoror) son un conjunto de seis cantos poéticos publicados en 1869, obra del escritor Isidore Ducasse, más conocido por su seudónimo de Conde de Lautréamont, considerado el gran renovador de la poesía francesa del siglo XIX.
Mi poesía consistirá, sólo, en atacar por todos los medios al hombre, esa bestia salvaje, y al Creador, que no hubiera debido engendrar semejante basura.
Los cantos de Maldoror, obra entre las más atípicas y sorprendentes de la literatura, fueron escritos entre 1868 y 1869 y publicados ese mismo año. Los cantos que forman el libro son obra de un hombre de veintidós años al que la muerte se llevará apenas un año más tarde. Los ecos de estas páginas irán aumentando a lo largo del siglo XX, en particular por el impulso de André Breton, que vio en ese libro «la expresión de una revelación total que parece exceder las posibilidades humanas». Así, los surrealistas consideraron al libro como un precursor.

Fotomatón de André Breton, 1924.
(Tinchebray, 19 de febrero de 1896 - París, 28 de septiembre de 1966) fue un escritor, poeta, ensayista y teórico del surrealismo, reconocido como el fundador y principal exponente de este movimiento artístico.
Dalí Atomicus

¿Que sucede cuando juntas un excelente fotógrafo con un excelente pintor? La increíble imagen que ves aquí arriba. Philippe Halsman y Salvador Dalí se juntaron una tarde de 1948 para realizar una fotografía que demuestre la suspensión y el detenimiento y tras algunos intentos fallidos, algo de agua y unos gatos algo asustados, crearon la increíble imagen titulada Dalí Atomicus
La toma tuvo que realizarse 28 veces, se necesitó 28 botes de agua, 28 placas de gelatina (donde se imprime la foto) y 28 gatos. Philippe lo explico así: “Seis horas y 28 tiros después, el resultado satisfizo mi deseo de perfección. Mis asistentes y yo estábamos todos mojados, sucios y completamente exhaustos – solo los gatos lucían como nuevos”.


El nombre final que se le dio a esta icónica fotografía fue Dalí Atomicus, el cual es la combinación entre el nombre del pintor y el título de la pintura que se observa en la foto Leda Atómica.

Entre otros artistas que fotografió Philippe Halsman fueron: Marlon Brando, Audrey Hepburn, Alfred Hitchcock, Frank Sinatra,Cary Grant, Albert Einstein y Marilyn Monroe.

La primera quedó retratada para siempre en 1959, en una de las 101 portadas que Halsman realizó para la revista “Life”, en un salto que la eterna rubia de Hollywood tuvo que repetir 200 veces
Philippe Halsman (2 de mayo de 1906 - 25 de junio de 1979) fue un fotógrafo letón estadounidense 
muy conocido por sus retratos de personajes célebres.

Si por algo se caracterizó Halsman fue por su ingenio, materializado sobre todo a través de la técnica del "jumping style" o "jumpology", a la que él dio origen. Se trataba de retratar a la persona saltando, para así conseguir una imagen de ésta mucho más real, más verdadera, sin artificio ninguno, sin que el cerebro pudiera controlar la expresión del rostro. «En un salto, la máscara se cae. La persona real se hace visible», explicaba Halsman.
Del museo-teatro de Dalí en Figueres seleccionamos una obra de madurez (~1972), Dalí de espaldas pintando a Gala de espaldas eternizada por seis córneas virtuales provisionalmente reflejadas en seis verdaderos espejos, donde Dalí vuelve a enfrentarse con su adorado Velázquez, al que no para de emular, sabiendo su batalla perdida, pero donde brillará con luz propia.
La pintura es la replica de Dalí a las Meninas. Velázquez se pinta a sí mismo y en un espejo a los reyes, pero la escena no es comprensible sin más espejos, para que Velázquez pueda verse e integrarse en el acto de pintar. Dalí tiene que superarlo: se retrata pintando, de espaldas, reflejado y de frente, es Velázquez y es el rey, así como Gala es reina e infanta. En el título Dalí habla enigmáticamente de seis espejos, no son necesarios tantos, pero si alguno más.
Exhumación

El Juzgado de Madrid ordenó exhumar el cuerpo de Dalí para extraer muestras del ADN y comprobar la paternidad con una vecina de Figueres, Girona, que se llevó a cabo en el Teatro-Museo Dalí tras su cierre.​ El 20 de julio de 2017 los forenses extrajeron la tibia, el fémur, las uñas y las muelas para comprobar la paternidad con una supuesta hija de Dalí, Maria Pilar Abel Martínez, nacida en 1956.
Joan Manuel Sevillano, gerente de la Fundación Gala Salvador Dalí, lugar donde descansan los restos mortales de Dalí, afirmó que la exhumación era "del todo improcedente", y que "la resolución judicial no está motivada ni tiene ningún fundamento".
Embalsamado por Narcís Bardalet, el cuerpo de Dalí seguía intacto, además de mostrar firmeza, incluso su bigote seguía marcando las 10 y 10.

La crónica de la época explicaba que la lápida de 1.000 kg "sepultará para siempre su cuerpo embalsamado"

Imagen de archivo del 24 de enero de 1989 de la capilla ardiente con el cadáver embalsamado del pintor Salvador Dalí. / EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario