jueves, 30 de julio de 2015

Mi semana por los Castillos de Loira - El Castillo de Amboise (II) Los apartamentos de los Orleans - El emir Abdelkáder - El duque de Aumale - Luis Felipe, Rey de los franceses

La sala del Copero

Esta sala permite evocar los usos en la mesa del rey donde el copero servía las bebidas. Los caballetes medievales cedieron el paso a la mesa "a la italiana", ricamente decorada, con largueros. El arte de la mesa evolucionó lentamente con el uso aún tímido del tenedor de dos dientes (se siguieron usando más fácilmente el cuchillo y la cuchara hasta Enrique III).

El tapiz de la derecha representa el banquete de la reina Esther y es una manufactura real de Aubusson, del siglo XVII. 
Detalle del tapiz
En materia de mobiliario, el estilo gótico de finales del siglo XV se caracterizaba por el empleo de motivos en pliegues o el uso de arcos rotos. En el Renacimiento se redescubrió la perspectiva antigua, también llamada trampantojo, que daba una gran profundidad a los decorados de los muebles y tapices.
Decorado renacentista
La cámara de Enrique II

Esta habitación lindaba con un pabellón, hoy desparecido, construido por orden de Catalina de Médici , esposa del rey Enrique II, quien a la muerte de su marido, desempeñó un papel activo en los asuntos del reino bajo los sucesivos reinados de sus hijos. El decorado de la cámara ilustra perfectamente la introducción de la perspectiva en las artes decorativas del siglo XVI.

Resaltar de esta habitación la cama de Enrique II, de grandes dimensiones. Mide 2,18 m por 1,82 m.
Antecámara del Cordón

Se trata de la antigua sala de apartamentos renacentistas. Permitía a los huéspedes esperar antes de ser recibidos en los apartamentos reales. La chimenea está adornada con cuerdas entrelazadas, el símbolo de la orden franciscana. Alrededor del blasón de Ana de Bretaña hay un collar de la orden de San Miguel. El retrato que hay sobre la chimenea pertenece a Enrique IV


El destino caótico del castillo

A partir del reinado de Enrique III las estancias de los monarcas en Amboise fueron cada vez más escasas. Bajo Enrique IV la corte abandonó definitivamente el valle del Loira por la Isla de Francia

Galería de retratos de los soberanos que hicieron una parada en Amboise en los Siglos XVII y XVIII

Enrique de Borbón, (Pau, 13 de diciembre de 1553 – París, 14 de mayo de 1610) fue rey de Navarra con el nombre de Enrique III entre 1572 y 1610, y rey de Francia como Enrique IV entre 1589 y 1610, primero de la casa de Borbón en este país, conocido como Enrique el Grande (Henri le Grand) o el Buen Rey (Le bon roi Henri) y copríncipe de Andorra (1562-1610).
ConsorteMargarita de Valois
María de Médici
Luis XIII de Francia, llamado el Justo (Fontainebleau, 27 de septiembre de 1601 – Saint-Germain-en-Laye, 14 de mayo de 1643), fue rey de Francia y de Navarra (1610–1643) y copríncipe de Andorra (1610-1643). En 1641, tras la sublevación de Cataluña, el principado se puso bajo la protección de Francia y nombró conde de Barcelona a Luis XIII. Era hijo de Enrique IV de Francia y III de Navarra y de María de Médici y fue el padre de Luis XIV, apodado como el «Rey Sol».
ConsorteAna de Austria
Luis XIV de Francia (francés: Louis XIV), llamado «el Rey Sol» (le Roi Soleil) o Luis el Grande (Saint-Germain en Laye, Francia, 5 de septiembre de 1638-Versalles, Francia, 1 de septiembre de 1715), fue rey de Francia y de Navarra desde el 14 de mayo de 1643 hasta su muerte, con casi 77 años de edad y 72 de reinado. También fue copríncipe de Andorra (1643-1715) y conde rival de Barcelona durante la sublevación catalana (1643-1652) como Luis II.
ConsorteMaría Teresa de Austria (1660-1683)
Madame de Maintenon (1683-1715)
Felipe V de España, llamado «el Animoso» (Versalles, 19 de diciembre de 1683-Madrid, 9 de julio de 1746), fue rey de España desde el 16 de noviembre de 1700 hasta su muerte en 1746, con una breve interrupción (comprendida entre el 16 de enero y el 5 de septiembre de 1724) por causa de la abdicación en su hijo Luis I, prematuramente fallecido el 31 de agosto de 1724.
Fue el sucesor del último monarca de la casa de Austria, su tío-abuelo Carlos II, por lo que se convirtió en el primer rey de la casa de Borbón en España. Su reinado de 45 años y 3 días (como ya se ha señalado, en dos periodos separados) es el más prolongado en la historia de este país.
Consorte: Maria Luis Gabriela de Saboya e Isabel de Farnesio

María Luisa Gabriela de Saboya (Turín, 13 de septiembre de 1688 – Madrid, 14 de febrero de 1714), primera esposa de Felipe V, fue, como tal, reina consorte de España de 1701 a 1714 y, en ocasiones, regente.
María Luisa era hija de Víctor Amadeo II, duque de Saboya y rey de Cerdeña (bisnieto de Enrique IV de Francia, primer rey francés de la dinastía de Borbón) y de Ana María de Orléans (hija de Felipe I de Orleans, hermano del rey Luis XIV de Francia). Su hermana mayor, María Adelaida de Saboya, fue duquesa de Borgoña y delfina de Francia, siendo además la madre del rey Luis XV de Francia.
Contrajo matrimonio con su primo, el rey Felipe V (primer rey español de la dinastía borbónica), nieto de María Teresa de Austria, infanta de España, y de Luis XIV de Francia, el 2 de noviembre de 1701 en Figueras, con sólo 13 años.
Fue madre de Luis I y de Fernando VI. Falleció a los 25 años en 1714, a causa de una Tuberculosis ganglionar. Sus restos descansan en la Cripta Real del Monasterio de El Escorial.
Fue apodada La Saboyana por sus súbditos que la adoraban y fue muy querida en España. Después de su muerte, dos de sus hijos, su hijo menor y mayor, se convertirían en reyes de España.
Retrato de Isabel de Farnesio, por Louis-Michel van Loo (c. 1739). Museo del Prado (Madrid).
Isabel de Farnesi
o (en italiano: Elisabetta Farnese; Parma, Italia; 25 de octubre de 1692 - Aranjuez, España; 10 de julio de 1766), reina consorte de España, segunda esposa de Felipe V
Autorretrato 1762.
Louis-Michel van Loo (Tolón, 2 de marzo de 1707 - París, 20 de marzo de 1771) fue un pintor francés. Su estilo puede considerarse del barroco final, enlazando con el academicismo del neoclásico.
Fue apodada despectivamente "la parmesana". Julio Alberoni la describió así a su llegada a Madrid[cita requerida]: "Se trata de una buena muchacha de veintidós años, feúcha, insignificante, que se atiborra de mantequilla y de queso parmesano y que jamás ha oído hablar de nada que no sea coser o bordar". De todas formas, en su reinado como esposa de Felipe V formó una importante colección de arte; cada cónyuge marcaba sus cuadros con un símbolo dinástico diferenciado (la flor de lis ella y un aspa (la Cruz de Borgoña) el rey) y la reina se aficionó especialmente a los cuadros de Murillo, que compró en gran número. También fue esta real pareja la responsable de la compra de la colección escultórica de Cristina de Suecia, que incluye el Grupo de San Ildefonso y las ocho "Musas" (todos ellos expuestos ahora en el Museo del Prado).
La reina nunca mostró afecto, sino desdén, por sus hijastros.
La Ofrenda de Orestes y Pílades es un grupo escultórico romano esculpido en mármol blanco de Carrara que data en torno al año 10 a. C. También se le conoce como Grupo de San Ildefonso, de autor desconocido.
Isabel tampoco se reveló como una madre amorosa con los seis hijos que tuvo, ya que consumió todo su tiempo y energías en las intrigas políticas para, precisamente, forjarles ese brillante porvenir que tanto ansiaba para ellos.
Palacio Real de La Granja de San Ildefonso (Segovia - España) - Fachada del palacio desde los jardines.
Su política estuvo orientada a recuperar para la monarquía española los territorios italianos perdidos por el tratado de Utrecht. Así, consiguió para su hijo Carlos (futuro Carlos III) el reino de Nápoles y Sicilia además de dotar a su otro hijo, Felipe, del ducado de Parma. Cuando quedó viuda, su hijastro, Fernando VI de España, la desterró al Real Sitio de la Granja de San Ildefonso en Segovia
El Castillo de Amboise: Por fata de conservación, el castillo ya no fue más que la som bra de sí mismo. Sus calabozos y sus torres aún sirvieron contra los enemigos del Estado (como Nicolas Fouquet en 1661) y los prisioneros de guerra en los siglos XVII y XVIII. En 1631 el ministro Richelieu ordenó el derrumbe preventivo de las fortificaciones del castillo y el relleno de sus fosos para prevenir el uso de las plazas fuertes del reino contra el rey Luis XIII.

Sin embargo, el Castillo de Amboise siguió siendo un lugar de etapa para los sucesivos soberanos del siglo XVII.

Nicolás Fouquet, pincha aquí

Los apartamentos de los Orleans

Duque de Choiseul, pincha aquí

En 1763 el duque de Choiseul (1719-1785) obtuvo del rey el Castillo de Amboise, que erigió en ducado-par. Pero dejó el castillo a beneficio del castillo de Chanteloup muy cercano (hoy desaparecido). A su muerte el duque de Penthièvre (1725-1793), primo del rey Luis XVI y nieto legitimado del rey Luis XIV, compró el castillo en 1786. En 1789 acondicionó el Aposento Real y creó nuevos jardines a la inglesa cuyos caminos sinuosos han sido conservados. En la torre occidental llamada "el Niñito" se edificó una pagoda octogonal al estilo chino muy de boga en el siglo XVIII.

Confiscado durante la Revolución, el castillo sufrió un incendio y varias fases de demoliciones organizadas. Pierre-Roger Ducos, Senador Cónsul del Imperio, procedió a su destrucción sistemática. Sólo una quinta parte de los edificios en terraza se salvó del desmantelamiento.


Luisa María Adelaida de Borbón, duquesa de Orleans. Retrato de Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun.
Conocida como Mademoiselle de Ivoy, después Mademoiselle de Penthièvre (Hôtel de Toulouse de París, 13 de marzo de 1753 – castillo de Ivry-sur-Seine, 23 de junio de 1821), fue duquesa de Chartres (1769–1785) y más tarde duquesa de Orleans (1785–1821).
Era hija de Luis Juan María de Borbón, duque de Penthièvre y de la duquesa, nacida princesa María Teresa Felicidad de Este; la muerte de su hermano mayor, el príncipe de Lamballe, Luis Alejandro, príncipe de Lamballe, la convierte en el partido más acaudalado de Francia, heredera de la fortuna de su abuelo, conde de Toulouse, bastardo legitimado de Luis XIV.
Contrajo matrimonio, en Versalles, el 5 de abril de 1769, con Luis Felipe José de Orleans (1747–1793), conocido durante la Revolución francesa como «Felipe Igualdad», entonces duque de Chartres. Tuvieron 6 hijos.
  • Luis Felipe de Orléans (6 de octubre de 1773 – 26 de agosto de 1850), duque de Chartres, después duque de Orleans, rey de los Franceses con el nombre de Luis Felipe I. 
Madame de Genlis, cuyo nombre completo fue Stéphanie Félicité Ducrest de St-Aubin, condesa de Genlis y conocida también como Madame Brûlart, (25 de enero de 1746 - 31 de diciembre de 1830) fue una escritora francesa.
El matrimonio se deshizo rápidamente, el duque dejó a su esposa por su amante la condesa de Genlis, nombrada gobernadora de sus hijos. Los esposos se separan el 25 de julio de 1792.
A la muerte de su hermano, el príncipe de Lamballe (1768), la hija del duque de Penthièvre es la heredera de la inmensa fortuna de sus ancestros.
Nota: fue una de las primeras patrocinadoras de Élisabeth Vigée-Lebrun.
Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun (París; 16 de abril de 1755-Louveciennes; 30 de marzo de 1842) fue la pintora francesa más famosa del siglo XVIII.
Durante la Restauración, el castillo retornó a la única heredera del duque de Penthièvre, Luisa Maria Adelaida de Borbón (1753-1821), Duquesa de Orleans, viuda de Luis Felipe José, Duque de Orleans (1747-1793), llamado "Igualdad".


Luis Juan María de Borbón, duque de Penthièvre (16 de noviembre de 1725 – 4 de marzo de 1793), hijo de Luis Alejandro de Borbón y su esposa, María Victoria de Noailles. También era nieto de Luis XIV de Francia y de su amante, Madame de Montespan.
María Adelaida se va con su padre, el duque de Penthièvre, al castillo de Bizy en Normandía. Se espantó muchísimo por la horrible muerte de su cuñada princesa de Lamballe, víctima de las Masacres de septiembre de 1792. El duque de Penthièvre no resistió la ejecución anterior ni la de su primo lejano, el anterior rey Luis XVI en enero de 1793 y murió 2 meses después. Su hija, a pesar de estar separada de Felipe Igualdad, fue declarada sospechosa por la deserción del general Dumouriez, que escaparía al hogar del joven duque de Chartres. Todos los Orleans fueron arrestados: Montpensier y Beaujolais fueron encarcelados en Marsella junto a su padre; Adelaida estuvo enferma en el Palacio de Luxemburgo, en Paris.


María Luisa Teresa de Saboya, princesa de Lamballe, (Turín, 8 de septiembre de 1749–París, 3 de septiembre de 1792), fue una aristócrata francesa, perteneciente a la Casa de Saboya por nacimiento, y a la Casa de Borbón por matrimonio. Princesa de Lamballe (princesse de Lamballe), Saboya, ostentó desde la cuna el tratamiento de Su Alteza Serenísima.
María Teresa se casó en 1767 con el príncipe de Lamballe, uno de los príncipes más ricos de Europa, nieto del Conde de Toulouse y descendiente de Luis XIV y de su amante, Madame de Montespan. 
A finales de 1791 la reina suplicaba a la princesa que no regresase a París, pero ésta, preocupada por la suerte de la reina, dejó Inglaterra y volvió a las Tullerías.
Grabado representativo de la muerte de la princesa.
El 10 de agosto de 1792 la muchedumbre invadió el palacio y la princesa, siguiendo a la Familia Real, se refugió en la Asamblea Nacional. Allí se produjo el destronamiento de los reyes y se decidió conducirlos al Temple, siendo arrestada también la princesa.
El 2 y 3 de septiembre de 1792 la muchedumbre asaltó las prisiones y la princesa fue una de las víctimas de las llamadas matanzas de septiembre. Sus verdugos se encarnizaron con su cuerpo y con la imagen que representaba. La princesa fue decapitada y su cuerpo fue sometido a diversas vejaciones; muchos mojaron el pan en la sangre de la princesa antes de comérselo [cita requerida], otros utilizaron su piel, otros descuartizaron el cadáver que fue primero arrastrado hasta le Palais Royal, residencia de la dama de Orleans. Su cabeza fue peinada y maquillada antes de ponerla en la punta de una pica que, a continuación, pasearon ante las ventanas de la prisión tras las que se encontraba María Antonieta. La reina no llegó a verlo pero, sorprendida por el vocerío, preguntó a su carcelero qué estaba ocurriendo, a lo que éste respondió: "es la cabeza de Mme. Lamballe que han querido venir a mostraros". María Antonieta, al conocer esta noticia, se desplomó, hecho sobre el que años después su hija diría: "Fue la primera vez que vi a mi madre perder sus fuerzas." La princesa de Lamballe fue una amiga fiel hasta el final, a pesar de las catastróficas consecuencias de sus actos.


A pesar de apoyar activamente a la Revolución, de votar a favor de la muerte de su primo, el otrora rey Luis XVI, y de denunciar públicamente la deserción de su hijo el Duque de Chartres (que se había fugado a Suiza después de la muerte del rey); el duque de Orleans fue sentenciado a muerte y guillotinado el 6 de noviembre de 1793, y desde entonces Adelaida fue conocida como la «Viuda Igualdad» y a pesar de la adversidad impresionó a sus carceleros por su piedad, coraje y fuerza de voluntad en aquellos momentos, sin embargo nunca olvidaría su estancia en prisión, pero allí en el Palacio de Luxemburgo sería el lugar donde encontraría al amor de su vida, el ex-miembro de la Asamblea Nacional Rouzet, que fue encarcelado después de la caída de los girondinos. En 1794 casi es ejecutada durante los últimos días de Robespierre. Después del fin del Terror, es trasladada de su antigua prisión a la pensión «Belhomme», un antiguo hospital psiquiátrico que en la Revolución fue convertido en una «cárcel de ricos».


La familia del duque de Penthièvre, o La taza de chocolate, pintada por Jean-Baptiste Charpentier le Vieux (1768). De izq. a derecha, sentados: duque de Penthièvre; príncipe de Lamballe; princesa de Lamballe, condesa de Toulouse; de pie al fondo: Mlle. de Penthièvre.
Rouzet murió 1820, seguido al poco tiempo por la duquesa de Orléans en 1821, quien sucumbe a un cáncer de mama después de una larga y dolorosa agonía. Esta última no viviría para ver a su hijo Luis Felipe como rey de los franceses con el nombre de Luis Felipe de Orléans en 1830.

El gabinete Orleans-Penthièvre

El gabinete de trabajo presenta una sucesión de retratos de finales del siglo XVIII que representan al abuelo materno y los padres del futuro rey de los franceses, Luis Felipe I.

Sillones Luis Felipe - Escritorio del siglo XIX
Retrato de Luis Felipe José de Orleans (1747-1793) , padre de Felipe I
 La cámara de los Orleans

Luis Felipe, Duque de orleans, recibió el castillo de su madre Luisa Maria Adelaida de Borbón Penthièvre en 1821.


El futuro rey de los franceses (1773-1850) adquirió 46 casas que rodeaban entonces el castillo, para derribarlas y despejar así las murallas. El aposento del rey está decorado según el gusto de la época.

Mobiliario de estilo "Primer Imperio", cama barco o Récamier
Retratos de Fernando Felipe de Orleans (1810-1842), Duque de Orleans, (primogénito de Luis Felipe I y Maria Amalia de Borbón Dos Sicilias) y Elena de Mecklemburgo-Schwerin (1814-1858), Duquesa de Orleans, al estilo de Franz-Xaver Winterhalter
Mobiliario de estilo "Luis Felipe"
Cómoda de madera chapada en caoba
El salón de música

Aparentemente Luis Felipe se alojó solo una vez en Amboise. Sn embargo el castillo fue acondicionado como lugar de vacaciones para la familia de Orleans de la que algunos recuerdos permanecen reunidos allí. El soberano dejó a cargo de su primogénito Fernando Felipe la edificación de un salón panorámico en el tejado de la Torre de los Minimos adyacente a esta sala, realizada en 1843.


Piano de cola Erard chapado en palisandro de Río XIX
Arpa Erard XIX
Bustos de la reina Maria Amalia y de la hermana del rey, Adelaida
Recuerdos del emir Abdelkáder

A la abdicación de Luis Felipe I, los bienes privados de la familia de Orleans fueron confiscados por el gobierno provisional de la República. El castillo fue oportunamente puesto a disposición del Ministerio de Guerrra, que buscaba una residencia capaz de alojar a un prisionero de Estado, el emir Abdelkáder (1808-1883), quien vivió allí con su séquito desde noviembre de 1848 hasta octubre de 1852.

La Reina María Amelia Teresa de Borbón-Dos Sicilias y Habsburgo-Lorena pintada con sus hijos, el duque de Aumale y el duque de Montpensier por Hersent.
Retrato del emir Abdelkáder al carboncillo.
Fotografía del emir en el umbral de una puerta del castillo, por Gustave Le Gray, en un caballete

La conquista de Argelia: Abdelkáder, prisionero de Estado

El duque de Aumale (1822-1897), quinto hijo de Luis Felipe, desempeñó un papel determinante en la colonización de Argelia de la que fue gobernador. Se enfrentó a la resistencia de las tribus conducidas por el emir Abdelkáder cuyo campo nómada, la Smala, capturó en 1843. Tras deponer las armas el 24 de diciembre de 1847, el emir fue trasladado a Toulon y luego transferido a Pau. El ilustre prisionero cumplió cuatro años de arresto domiciliario en el Castillo de Amboise (noviembre de 1848) con su familia y su séquito formado por unas ochenta personas, antes de ser liberado personalmente por Luis Napoleón Bonabarte (1808-1873), Principe Presidente, el 16 de octubre de 1852. Salió de Francia para ir a Turquía y luego Siria. Dedicó la mayor parte de su vida a la meditación y la enseñanza hasta su muerte el 26 de mayo de 1883 en Damasco. Se erigió un monumento en memoria de los miembros, de su séquito fallecidos, en Amboise en el "Jardín de Oriente" en lo alto del parque del castillo.

Príncipe Enrique de Orleans(Enrique Eugenio Felipe Luis de Orleans ) por Franz Xaver Winterhalter, 1840.
Franz Xaver Winterhalter (Menzenschwand en la Selva Negra, 20 de abril de 1805 - Fráncfort del Meno, 8 de julio de 1873) fue un pintor y litógrafo alemán especialmente conocido por sus retratos de la realeza realizados a mediados del siglo XIX. Entre sus obras más conocidas se cuentan La Emperatriz Eugenia rodeada de sus damas de compañía (1855) y los retratos hechos a la emperatriz Isabel de Austria, popularmente llamada Sissí (1864).
Abd al-Qádir al-Yaza'iri ibn Muhy al-Din, también conocido como Abdelkáder o Abdel Kader (Guerna, Mascara, 6 de septiembre de 1808 - Damasco, 26 de mayo de 1883), emir de Argelia. Su nombre significa "Servidor del Todopoderoso".
En 1832 inició el levantamiento contra los franceses llamando a la Guerra Santa y puso sitio a Orán. Proclamado príncipe de los creyentes (amir) en 1832, prosiguió la guerra contra los franceses hasta que en el Tratado de Tafna (1837) se le concedió el control de la provincia de Orán y una parte de la de Argel. En 1839 atacó la Mitidja, pero fue derrotado por las tropas francesas, que en 1843 completaron la ocupación de Argelia.
Luis Felipe, Rey de los franceses

Luis Felipe era el jefe de la rama menor de los Borbones descendiente de Felipe de Orleans, hermano del rey Luis XIV. Se adhirió a los primeros ideales revolucionarios antes de exiliarse en varios paises europeos y en los Estados Unidos de América. En julio de 1830 el rey Carlos X abdicó bajo la presión de tres jornadas de insurrección, "las Tres Gloriosas", las ideas avanzadas y la gran popularidad de Luis Felipe lo impulsaron hasta el trono.


Carlos X, con atuendo de coronación por François Gérard (1829)
Carlos X de Francia
(Palacio de Versalles, 9 de octubre de 1757 – Gorizia, Iliria, 6 de noviembre de 1836) fue rey de Francia y de Navarra4 5 entre 1824 y 1830. Fue el último rey reinante borbón del país galo, siendo también el último que tuvo una ceremonia de coronación.
Nieto de Luis XV y su esposa polaca, María Leszczynska, e hijo menor de Luis, Delfín de Francia, quien nunca reinó, y de su esposa alemana, María Josefa de Sajonia. Carlos era hermano de Luis XVI, rey depuesto y ejecutado durante la Revolución francesa, y también del rey Luis XVIII, que reinó tras la caída de Napoleón. Ostentó el título de Conde de Artois.
Luis Felipe I, por Franz Xaver Winterhalter en 1841
Así comenzó su reinado de dieciocho años (1830-1848), más conocido con el nombre de "Monarquía de julio". Prestó juramente a la Carta Constitucional revisada y se convirtió en Luis Felipe I, Rey de los franceses. La prosperidad económica del principio de su reinado cedió el paso a una grave crisis económica y social. Su negativa a proceder a una reforma electoral cristalizó el descontento hasta la "Campaña de los banquetes". La prohibición de un banquete en París degeneró en revuelta, por lo que el rey tuvo que abdicar el 24 de febrero de 1848. 
Monarquía de Julio es el nombre con el que la historiografía contemporánea suele designar al periodo histórico que se desarrolló en Francia desde 1830 a 1848, entre dos de los principales procesos revolucionarios considerados ciclos de la revolución liberal o burguesa: la denominada Revolución de 1830, también llamada «Revolución de Julio», y la otra que estuviera formada, además de liberales, de otros grupos nuevos, siendo éstos los nacionalistas y el proletariado oprimido por el absolutismo: la denominada Revolución de 1848 o bien «Primavera de los Pueblos».
Luis Felipe II de Orleans (Palacio de Saint-Cloud, 13 de abril de 1747 - París, 6 de noviembre de 1793), fue duque de Orleans desde 1785, era un miembro de la rama menor de la Casa de Borbón, la dinastía gobernante de Francia. Partidario de la Revolución francesa, fue conocido por los revolucionarios como Felipe Igualdad. Murió guillotinado en 1793 durante el Reinado del Terror
En sus primero momentos en el exilio tuvo que sobrevivir con pocos recursos económicos, ya que la fortuna familiar había sido incautada en Francia, y sin revelar su identidad por temor a ser descubierto. En noviembre 1793, tras haber contactado con su hermana Adelaida y con Madame de Genlis, ejerce como profesor en una pequeña escuela de Reichenau, un pueblo en el Alto Rin, frente a Suiza, allí mantiene una relación amorosa con Marianne Banzori, la cocinera del colegio, con la que tuvo un hijo y tiene conocimiento de que su padre ha sido guillotinado.


Retrato de María Amelia de Borbón-Dos Sicilias, por Francisco Javier Winterhalter (c. 1842)
María Amelia Teresa de Borbón-Dos Sicilias y Habsburgo-Lorena (Caserta, 26 de abril de 1782 - Claremont, Surrey, 24 de marzo de 1866) fue princesa del Reino de Nápoles y Sicilia y posteriormente reina consorte de Luis Felipe, Rey de los franceses.
En 1795 realizó un viaje por Escandinavia y posteriormente accedió a viajar a Estados Unidos a cambio de la liberación de sus hermanos, Antonio Felipe y Luis Carlos, que permanecían presos. En este país pasó tres años, en principio marchó a Filadelfia donde se reunió con sus hermanos, ya liberados. Posteriormente residió en Nueva York y Boston, donde trabajó como profesor de francés, alojándose en el mismo edificio de lo que hoy es el restaurante más antiguo de la ciudad, el Union Oyster House.


Luis Felipe I
En 1797, mientras permanecía en Boston, Luis Felipe conoció el golpe de Estado del 18 de fructidor y el exilio de su madre en España, por lo que decidió volver a Europa junto con sus hermanos. Viajaron hasta Nueva Orleans, planeando navegar hasta La Habana y desde allí hasta España, pero sus planes se vieron alterados por la guerra entre España y Gran Bretaña. Cuando llegaron a la Habana, tras haber sido interceptados por una nave británica, los tres hermanos tuvieron que permanecer más de un año en la isla sin encontrar pasaje en ningún barco, para terminar siendo expulsados por las autoridades españolas. Viajaron entonces, vía Bahamas, hasta Nueva Escocia, donde fueron recibidos por el duque de Kent, hijo del rey Jorge III. Posteriormente viajaron hasta Inglaterra, donde llegaron en enero de 1800.

Murió en el exilio en Inglaterra en 1850.

Los jardines


domingo, 26 de julio de 2015

"Recomendado" - El Castillo de Amboise (I parte) - Carlos VIII - Luis XII de Francia - El sepulcro de leonardo da Vinci - Los normandos - Conde de Artagnan - La Conjuración de Amboise

Recién casado con Ana de Bretaña en 1491, Carlos VIII decidió establecerse en el castillo de su infancia en Amboise. El año siguiente lanzó el proyecto de extensión del aposento medieval. En 1493 se acabó la Capilla de San Huberto y en los años siguientes se sucedieron las primeras construcciones: el Aposento de las Siete Virtudes al sur y el Aposento Real al norte. ordenadas antes de la salida del rey para Italia, estas construcciones traducían el estilo gótico flamígero.


Vista general de la terraza del castillo, con el parque, la vivienda real y la capilla
El rey volvió en 1496 acompañado de numerosos artistas italianos a quienes encomendó la realización de los decorados interiores del aposento y la creación de un jardín inspirado en las mansiones italianas. La mayor innovación del proyecto real radicó principalmente en la construcción de dos impresionantes torres de acceso a caballo.

Dos grandes torres circulares: des Minimes y de Hurtault con rampas cubiertas en forma de caracol que permiten el acceso fácil de los caballos y de las carretas desde el nivel del Loira hasta la cota del castillo, esto es, a unos 200 metros.
A la muerte de Carlos VIII en 1498, la construcción del castillo estaba inacabada, pero gran parte de ella se había realizado en apenas 5 años.

Carlos VIII de Francia llamado el Afable o el Cabezudo (Amboise, 30 de junio de 1470 - íd., 7 de abril de 1498), rey de Francia desde el año 1483 hasta su muerte. Hijo de Luis XI y de Carlota de Saboya.
El matrimonio con Ana de Bretaña, no gozó de buenos auspicios inicialmente, pero permitió a Carlos liberarse de la tutela familiar y asumir las riendas del reino. El 8 de febrero de 1492, Ana fue coronada reina de Francia y consagrada en Saint-Denis. Su esposo le prohibió utilizar el título de duquesa de Bretaña. La reina residiría en el Clos Lucé, que Carlos adquirió para ella.
Murió en Amboise, en 1498, cuando solo tenía veintisiete años de edad, a causa de un ataque cerebrovascular sufrido durante un partido de pelota por un golpe en la cabeza contra el dintel de una puerta. Habiendo muerto antes todos los hijos tenidos con Ana, el reino pasó a su primo Luis de Orleans.
Sobre su reinado comenta Maurois:
Durante su reinado no cesaron las disputas que venían de lejos entre los nobles, por ello el pueblo muestra cada vez más su cansancio con los residuos del feudalismo aún existentes. Quizá sea en este reinado donde se encuentra el embrión de la futura Francia, ya que un Philippe Pot, diputado de los Estados Generales, llega a decir: "El Estado pertenece al pueblo... El pueblo soberano crea los reyes mediante su sufragio... Los reyes lo son, no para sacar provecho del pueblo y enriquecerse a sus expensas, sino para enriquecerle y hacerle feliz, olvidando ellos sus propios intereses. Si a veces hacen lo contrario, son unos tiranos...."
(André Maurois (Elbeuf, Normandía, 26 de julio de 1885 - Neuilly-sur-Seine, 9 de octubre de 1967) fue el seudónimo de Émile Herzog, Émile Salomon Wilhelm Herzog, novelista y ensayista francés.)

Ana de Bretaña (Nantes, 25 de enero de 1477 – 9 de enero de 1514) fue duquesa titular de Bretaña y por dos veces reina consorte de Francia.
Luis XII de Francia (Luis de Orleans) (Blois, 27 de junio de 1462 - París, 1 de enero de 1515), rey de Francia, de 1498 a 1515, y que recibió el nombre de padre del pueblo en los Estados Generales de 1506. Hijo de Carlos I de Orleans y María de Cléveris. Recibió la corona al fallecer su primo Carlos VIII. Se casó en tres ocasiones: con Juana de Valois, con Ana de Bretaña, y con María Tudor, a la que dejó viuda.
Los detallados grabados de Jacques Du Androuet Cerceau (ilustración arriba). Muestran el jardín décadas después de su creación. Sus grabados fueron publicadas por primera vez en dos volúmenes en la década de 1570, Du Cerceau reunió en sus espléndidos grabados a todos los castillos y jardines importantes de la época en Francia, una época que comenzó con el reinado de Carlos VIII, floreció durante el reinado de Luis XII (1498-1515) y Francisco I (1512 -47), y llegó a su fin con Enrique IV (1589 a 1.610).
El Castillo de Amboise fue construido con el fin de ser una fortaleza medieval y  fue destruido varias veces por los Normandos. Fue residencia de Luis XI, Carlos VIII, Luis XII y Francisco I. La parte en negro es lo que sobrevivió a un gran  incendio.
Francisco I, pincha aquí

La Capilla de San Huberto

Dedicado a San Huberto, patrón de los cazadores, el edificio fue construido en 1493 sobre los cimientos del antiguo oratorio erigido bajo Luis XI.  Destinada al uso privado de los soberanos, esta capilla es de estilo gótico flamígero. Debe su notoriedad principalmente a la presencia del sepulcro de Leonardo da Vinci, fallecido en Amboise el 2 de mayo de 1519.


Vista exterior de la capilla
Vista exterior de la capilla
Detalles del dintel de la portada de la capilla
Destacando el dintel de la puerta donde se representa de modo sucinto una escena de caza, aludiendo al santo al que se dedica la construcción.

El sepulcro de leonardo da Vinci (1452-1519)

El gran maestro italiano dejó su eterna impronta en el castillo ya que obtuvo del soberano, Franciso I, el privilegio de ser inhumado allí en 1519. LLegó a Amboise en 1516, a la edad de 64 años, ya aureolado por su larga carrera en Florencia, Milán, Mantua, Venecia, Roma y Bolonia


La tumba  está vacía, pues fue profanada durante la revuelta de los hugonotes.
Cruz hugonote utilizada entre los siglos XVII y XVIII, actualmente es emblema de la Iglesia Reformada de Francia.
El término hugonotes (huguenot, en francés) es el antiguo nombre otorgado a los protestantes franceses de doctrina calvinista durante las guerras de religión. A partir del siglo XVII, los hugonotes serían denominados frecuentemente Religionnaires, ya que los decretos reales (y otros documentos oficiales) empleaban el desdeñoso «pretendida religión reformada» para designar al protestantismo.
Los normandos 

(literalmente "hombres del Norte") fueron conquistadores escandinavos, vikingos en su mayoría daneses, que comenzaron a ocupar el noroeste de Francia (lo que se conoce como Normandía) en la segunda mitad del siglo IX. Bajo el liderazgo de Hrolf Ganger, que adoptó el nombre francés Rollo o Rollón, juraron lealtad al rey de Francia (Carlos el Simple) y recibieron de él lo que posteriormente sería el Ducado de Normandía.



De su civilización originaria las sagas nórdicas nos ofrecen amplia información: profesaban una religión politeísta con numerosos seres sobrenaturales (de esto hay noticias en las Eddas), conocían la escritura rúnica, estaban organizados en clanes familiares y tenían una agricultura y ganadería básica basada en la autarquía, sin embargo eran expertos navegantes, construyendo ligeros y resistentes barcos. No obstante, las crónicas contemporáneas no mencionan estructuras sociales escandinavas como el thing (asambleas de hombres libres) o hundreds en suelo normando, sino una estructura típicamente feudal, inexistente en Dinamarca y el Danelaw de Inglaterra.

Los normandos en parte de la antigua Neustria, fueron gradualmente adoptando el cristianismo, la cultura e idioma francés creando una identidad cultural que juntaba a las culturas de sus antepasados escandinavos y de los nativos locales. Todo bajo la soberanía del Reino de Francia, conformando un ducado muy poderoso con características propias como por ejemplo la gran habilidad marítima.


Guillermo el Conquistador reinó en Inglaterra entre 1066 y 1087. Los normandos eran poco numerosos y tuvieron que hacer frente a revueltas entre 1067–1070, a una invasión danesa y a un ataque de los escoceses. En 1069 los normandos asesinaron a los barones locales, destruyeron las cosechas y sacrificaron el ganado del norte. Para controlar a la población construyeron castillos, hasta alcanzar los quinientos. Se repartieron la tierra. Guillermo nombró obispos y abades normandos. En la Corte se hablaba francés, lo que influiría en el vocabulario y la sintaxis del inglés. Sobrevivió el sistema administrativo anglosajón y la riqueza urbana permaneció en manos nativas. Con los normandos, el feudalismo alcanzó su máximo apogeo. Guillermo murió en 1087 durante la batalla contra Felipe I de Francia por la conquista de la ciudad de Nantes.
Su expansión más allá de Normandía les hizo tener un papel importante en la Europa medieval: un grupo de aventureros normandos se estableció por conquista en el Reino de Sicilia en el sur de Italia, y una expedición orquestada por el duque Guillermo llevó a la conquista normanda de Inglaterra. A partir de estos dos nuevos centros de poder la influencia normanda se extendió a la totalidad de las Islas Británicas y a los estados cruzados de Oriente Medio.

Las causas de sus migraciones fueron múltiples: búsqueda de sitios mejores, alegría étnica, fuga o expulsión de tribus vencidas en luchas internas, afanes comerciales, espíritu de aventura, afán de conquista, entre otras.


Fachada este del castillo de Amboise con el jardín de Nápoles
Destruido varias veces por los normandos, Amboise fue integrado a los bienes de la casa de Anjou antes de pertenecer a la casa de Amboise-Chaumont y de pasar en 1422 al vizconde de Luis de Thouars en herencia. En 1431, Louis d'Amboise participa en un complot contra Louis de la Trémoille, favorito del rey Carlos VII, y es condenado a muerte. Posteriormente se conmuta su pena, pero su castillo es confiscado por el rey de Francia.
Fachada del ala Carlos VIII del castillo
Tragaluz renacentista del castillo
Tragaluz gótico
Vista exterior de la terraza del castillo
El paseo de los guardias

Vista panorámica desde la Torre de los Mínimos
Esta galería abierta permitía observar la navegación en el Loira y el paso del río.
La sala de los guardias nobles

Algunos nobles se encargaban de la guardia cercana del soberano. Esta sala controlaba el acceso de la escalera que llevaba a los apartamentos del rey. Uno de estos nobles, el caballero d'Artagnan, capitán de los mosqueteros del rey Luis XIV, hizo un alto en el castillo del 4 al 16 de diciembre de 1661, al escoltar al ministro venido a menos Nicolás Fouquet hacia París donde iba a celebrarse su juicio.


La sala de los guardias nobles
Retrato de 1700 de Charles de Batz-Castelmore.
Charles de Batz-Castelmore, conde de Artagnan (Lupiac, 1611–Maastricht, 1673), fue un capitán de la guardia de mosqueteros de Luis XIV de Francia, que murió en el sitio de Mastrique el 25 de junio de 1673, durante la llamada Guerra Franco-Holandesa (1672-1678). Fue hijo de Bertrand de Batz y Françoise de Montesquiou, nobles de la región de Gascuña, Francia. Gatien de Courtilz de Sandras, un ex mosquetero y posterior ensayista, escribió un libro sobre su vida llamado las “Mémoires de Monsieur d'Artagnan, capitaine lieutenant de la première compagnie des Mousquetaires du Roi” ("Memorias del señor D'Artagnan, teniente capitán de la primera compañía de los Mosqueteros del Rey"), publicado en 1700, que sirvió posteriormente a Alexandre Dumas como base de su novela Los tres mosqueteros en 1844. Sus descendientes llegaron a México a finales del siglo XIX cobijados por la casa de los Toral.
Retrato de Fouquet por Charles Le Brun.
Nicolas Fouquet (París, 27 de enero de 1615 – Pignerol, 3 de abril de 1680) fue un estadista francés. Vizconde de Melun, vizconde de Vaux, marqués de Belle-Île y todopoderoso Superintendente de Finanzas del rey Luis XIV, protector y mecenas de escritores y artistas, fue depuesto en 1661 por el joven monarca y encerrado en prisión, donde murió en circunstancias misteriosas.
El canciller Séguier, h. 1670, óleo sobre lienzo, 295 × 351 cm, Museo del Louvre, París. Charles Le Brun 
Charles Le Brun (París, 24 de febrero de 1619 — 22 de febrero de 1690) fue un pintor y teórico del arte francés, uno de los artistas dominantes en la Francia del siglo XVII.
La sala de los tamborileros

Esta sala corresponde al emplazamiento de una "cámara de adornar" del rey. La corte muchas veces era itinerante y el mobiliario seguía sus desplazamientos. La sala "de los tamborileros" (músicos) evoca las numerosas fiestas y bailes que se daban en el castillo. Recibió este nombre durante una estancia del rey Luis XIV en Amboise en 1661

La sala de los tamborileros
La sala del Consejo

En el Renacimiento, el rey de Francia fue extendiendo su poder en el reino asegurándose en particular la fidelidad de los gobernadores, oficiales y dignatarios del clero. Además exigió que los grandes nobles y sus esposas permanecieran varios meses a su lado. Así entraron las mujeres en la corte real. Desde entonces las audiencias solemnes y las fiestas formaron parte de los encantos indispensables de la vida de corte. La Sala del Consejo es una de las primeras de estas dimensiones que sirvieron de marco a estos festejos.


La sala del Consejo
Francisco I (1494 - 1547) (Reinó desde 1515-1547)

Luis XII eligió Amboise para recibir a su primo y presunto sucesor, Francisco de Angulema. Éste llegó a la edad de 4 años acompañado de su madre Luisa de Saboya y su hermana Margarita. Pasó su infancia en el castillo antes de acceder al trono en 1515.


Retrato de Francisco de Angulema joven, futuro Francisco I
Su fascinación por el Renacimiento hizo de él un gran mecenas de las artes. En particular se convirtió en protector de ilustrados franceses como Budé, Marot, du Bellay, Ronsard y Rabelais, y se rodeó de artistas italianos como Andrea del Saro, Leonardo da Vinci y Benvenuto Cellini. Levantó el techo del ala renacentista del Aposento Real de Amboise y mandó decorar los tragaluces al estilo italiano.


Autorretrato, ~ 1528, Florencia, Galería Uffizi.
Andrea del Sarto
(Florencia, 16 de julio de 1486 - 21 de enero de 1531), fue un pintor italiano de estilo manierista. Por su depurado estilo fue apodado «Andrea senza errori» («Andrea sin errores»).
Leonardo da Vinci (Leonardo di ser Piero da Vinci Loudspeaker.svg escuchar) fue un polímata florentino del Renacimiento italiano. Fue a la vez pintor, anatomista, arquitecto, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista. Nació en Vinci el 15 de abril de 14522 y falleció en Amboise el 2 de mayo de 1519, a los 67 años, acompañado de su fiel Francesco Melzi, a quien legó sus proyectos, diseños y pinturas. Tras pasar su infancia en su ciudad natal, Leonardo estudió con el célebre pintor florentino Andrea de Verrocchio. Sus primeros trabajos de importancia fueron creados en Milán al servicio del duque Ludovico Sforza. Trabajó a continuación en Roma, Bolonia y Venecia, y pasó los últimos años de su vida en Francia, por invitación del rey Francisco I.
Leonardo creó La última cena, su mejor obra, la más serena y alejada del mundo temporal, durante esos años caracterizados por los conflictos bélicos, las intrigas, las preocupaciones y las calamidades. La dio por terminada, aunque él, eterno insatisfecho, declaró que tendría que seguir trabajando en ella.
El famoso Salero de Francisco I de Francia (Kunsthistorisches Museum de Viena).
Benvenuto Cellini
(Florencia, 3 de noviembre de 1500 - 13 de febrero de 1571) fue un escultor, orfebre y escritor florentino. Se convirtió en uno de los orfebres más importantes del Renacimiento italiano y realizó monedas labradas, joyas, floreros y adornos exquisitos. Su autobiografía es un valioso testimonio de la época, aunque no carece de ingredientes fantasiosos.
La corte nómada

Los reyes de la casa de Valois no permanecían todo el año en el castillo, sino que hacían una parada allí durante algunas semanas antes de partir para otras provincias del reino o para las campañas militares que ocupaban buena parte de los reinados.

Los viajes de Francisco I fueron verdaderas campañas políticas durante las cuales el rey multiplicó las entradas solemnes en las ciudades. De los 11.778 días de su reinado viajó durante más de 8.000 días. Cuando el rey se iba de viaje, lo acompañaba la totalidad de su séquito, formado por los oficiales de la casa del rey, los de la casa de la reina y los cortesanos más cercanos. Bajo el reinado de su hijo el rey Enrique II la corte reunió hasta 10.000 personas.

El caso de los carteles... y la conjuración de Amboise, premisas de las guerras de religión

Francisco I hizo reconocer su autoridad sobre la iglesia mediante el Concordato de Bolonia (1516). Aunque era favorable a la reforma de la iglesia, se mantenía al margen de las controversias teológicas. Pero durante la noche del 17 al 18 de octubre de 1534 se fijaron "carteles" contra los "horribles, grandes e importables (insoportables) abusos de la Misa papal" en las grandes ciudades del reino y en la puerta de la cámara del rey en Amboise. Esta provocación a las autoridades eclesiásticas y a la persona del rey interrumpió el proceso de reforma moderada planeado por el soberano. Doscientas a trescientas personas fueron detenidas. Varias decenas de sospechosos condenados por herejía fueron quemados vivos.

Grabado de la conjuración de Amboise 1560
En 1560 el nuevo rey Francisco II, primogénito de Enrique II y Catalina de Médici, tenía 16 años. Se había casado el año anterior con Maria Estuardo, Reina de Escocia. El poder era ejercido por los tíos de la reina, los Guisas, partidarios de una política represiva hacia los protestantes. Los días 27 y 29 de marzo de 1560, éstos intentaron sustraer a Francisco II de la influencia de los Guisas raptándolo en el Castillo de Amboise. Los conjurados fueron detenidos y juzgados antes de ser ejecutados en la plaza pública. Algunos fueron incluso ahorcados desde el balcón del castillo "para que sirviera de ejemplo". Las confrontaciones armadas entre los grandes del reino llegaron al paroxismo durante sa sangrienta noche de San Bartolomé, el 24 de agosto de 1572.

Catalina de Médici, pincha aquí
Enrique II, pincha aqui

Francisco II de Francia (Fontainebleau, 19 de enero, 1544 – Orleans, 5 de diciembre 1560), rey de Francia de 1559 a 1560) nieto de Francisco I.
Comprometido desde los cinco años a María Estuardo, reina de Escocia, sobrina (por parte de su madre) de Carlos I de Lorena, duque de Guisa, se casó con ella en 1558 convirtiéndose, por matrimonio, en rey de Escocia. Cuando contaba 16 años sucedió a su padre, Enrique II, muerto accidentalmente el 19 de julio de 1559.


María coronada reina de Francia junto al rey Francisco II.
Tenía 16 años y, por tanto, era mayor de edad y podía reinar. Pero su salud, tanto física como mentalmente era tan débil que fue manejado por su mujer y sus tíos los Guisa partidarios de una política represiva contra los protestantes. Francisco deja en sus manos el gobierno. Los dos hermanos mayores de esta familia tienen ahora todo el poder: Francisco I de Lorena y de Guisa dirige los ejércitos y Carlos de Guisa, cardenal de Lorena, dispone de las finanzas y de los asuntos de la Iglesia.

El 21 de septiembre de 1559, Francisco II es consagrado en Reims por Carlos de Guisa. Los príncipes Antonio de Borbón, rey de Navarra y su hermano Luis I de Borbón, príncipe de Condé, están ansiosos por alcanzar un trono que ellos consideran les pertenece por herencia y que es ocupado por ambiciosos extranjeros.


Pocas reinas han tenido una vida más azarosa y trágica que la de María Estuardo, una soberana bella y cultivada, vilipendiada por muchos de sus contemporáneos, pero que desde su muerte ha despertado el interés de historiadores, literatos y hasta cineastas. María Estuardo nació en 1542 en Linlithgow, en un tiempo en el que Escocia era uno de los territorios más periféricos y, en cierto modo, atrasados de Europa. Además, el país tenía como vecino a Inglaterra, un reino mucho más rico y una potencia amenazadora que pretendía conquistar el reino del norte. Escocia se alió con Francia, el tradicional enemigo de Inglaterra, y a los cinco años María Estuardo marchó al país galo como prometida del Delfín. Allí permanecería los siguientes trece años, que fueron los más felices de su vida. El francés y el escocés se convirtieron para siempre en sus lenguas habituales. El 19 de agosto de 1561 María Estuardo volvió a su Escocia natal dispuesta a ejercer el poder que le correspondía, pero carecía de la determinación necesaria para tomar decisiones importantes. Era, eso sí, una reina que cultivaba la poesía en francés y leía a autores clásicos y renacentistas. Pero su trágico destino parecía ya escrito de antemano: depuesta del trono de Escocia, estuvo prácticamente privada de poder. Tres veces viuda, fue perseguida, pasó prisionera 18 años, y fue condenada a muerte por conspirar contra la vida de la reina de Inglaterra y contra la seguridad del reino, el 15 de octubre de 1586, antes de cumplir los 45 años.
Tras unos pocos meses de reinado Francisco II falleció el 5 de diciembre de 1560 a causa de una otitis que le produjo un absceso. La trepanación la llevó a cabo Ambroise Paré. Al morir sin descendencia su hermano, el duque Carlos de Orleans, con diez años, le sucedió. María Estuardo volvió a Escocia.